Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Pesca, gastronomía y montaña en el Porma

Pesca, gastronomía y montaña en el Porma

ESPECIALES IR

Fotografía de archivo del embalse del Porma. | A. HURTADO Ampliar imagen Fotografía de archivo del embalse del Porma. | A. HURTADO
Alfredo Hurtado | 26/04/2019 A A
Imprimir
Pesca, gastronomía y montaña en el Porma
Pesca Puebla de Lillo ofrece a sus visitantes un lugar idóneo para disfrutar de diferentes aficiones en los Picos de Euripa
El municipio de Puebla de Lillo está enclavado dentro de la reserva del Mampodre en el Parque Regional de Picos de Europa y dentro de sus dominios nace uno de los ríos más importantes de la provincia, que además de regar sus tierras, unos kilómetros más abajo es el factor más importante para formar el embalse del Porma, el segundo más importante después del de Riaño de la provincia de León.

Durante muchos años desde su puesta en servicio en 1968 fue uno delos lugares preferidos por todos los aficionados para la práctica de la pesca, pues en los años 70 y 80 en los primeros fines de semana de abrirse la temporada de pesca se podían ver hasta autocares llegados de Asturias y de Madrid.

El embalse del Porma no sólo es reconocido por sus famosas truchas sino también porque puede embalsar más de 300 millones de metros cúbicos de agua procedente del río que le da nombre y de todos sus afluentes.

Dentro de su municipio se encuentra el coto de pesca Vegamián, cuyo límite superior se sitúa en el puente de Redipollos y el inferior en el estrecho de la peña de Armada de unos 8 kilómetros de longitud, siendo el periodo hábil de pesca del 1 de mayo al 31 de julio, y cuyos días hábiles son los martes, jueves, sábados domingos y festivos con una presencia máxima de 10 permisos y dos capturas, estando prohibidos todos los cebos naturales.

Los aficionados que se desplacen hasta Puebla de Lillo para practicar la pesca también podrán disfrutar de su gastronomía con una cocina tradicional de la montaña.
Volver arriba
Newsletter