Publicidad
Pesca a mosca entre algas

Pesca a mosca entre algas

DEPORTES IR

Las ovas comienzan a aparecer en muchos ríos en primavera | R.P.N. Ampliar imagen Las ovas comienzan a aparecer en muchos ríos en primavera | R.P.N.
Rodrigo Prado Núñez | 15/07/2016 A A
Imprimir
Pesca a mosca entre algas
Pesca Las ovas aparecen con el aumento de temperatura y son buen refugio para las truchas, si bien complica mucho la labor del pescador
La pesca a mosca se vuelve más divertida y desafiante según la complejidad del escenario que el río nos presente, la pesca entre ovas pone a prueba nuestra dominio del lance y la precisión, también nos somete a ese ensayo de sosiego y aplomo.

Los lances a los vacíos entre ovas son en cierta medida complejos, tienen que ser suaves y cercanos Ovas es el nombre con el que los pescadores conocemos a todas esas algas que pueblan los ríos, son verdes y el tallo esta dividido en filamentos que se fijan en su lecho adoptando la forma que le demanda la corriente. Con el aumento de la temperatura, al correr la primavera, aparecen en muchos de nuestros ríos desarrollándose rápidamente. Los pescadores a mosca bien las conocemos y sabemos que los peces, en especial las truchas, gustan mucho de esas zonas, que son más tranquilas, de poco fondo, menor corriente y que están alfombradas de estas algas filamentosas. Son lugares que les ofrece refugio seguro ante sus depredadores y además les proporciona abundante comida al ser una zona ideal para la reproducción de toda clase de insectos acuáticos, larvas y ninfas, que más tarde se convertirán en adultos para revolotear y volver a reproducirse. Los invertebrados bentónicos componen la base de la cadena trófica en el río y sirven de alimentos a los peces durante todo el año, además son fieles indicadores biológicos de la calidad del río a corto y largo plazo al tener ciclos de vida desde pocas semanas hasta más de un año.

Es con esas imitaciones de insectos adultos o emergente que intentamos seducirlas. Somos muchos los pescadores que gustamos de pescar entre los canalillos que dejan estas algas cuando el río baja su caudal y afloran tapizando una superficie de todos los verdes posibles. No son pesqueras fáciles ni cómodas, son como linderos perfectamente diferenciados que hay que pescar sin prisas y con mucho tiento. Los lances a los vacíos entre ovas son en cierta medida complejos, tienen que ser suaves y cercanos. Lo mismo que las algas te favorecen al parar la línea y evitar dragados inoportunos, también te perjudican con lances fallidos y enganches sobre ellas. También te impiden un vadeo cómodo al enredarse entre tus botas y solo levantándolas te quitaras de encima ese lastre inoportuno. Otro inconveniente importante es capturar las truchas, que por instinto natural van a intentar refugiarse entre las ovas y ahí, al enredarse el terminal e incluso la cola de rata, la perderás fácilmente. En la acción de esta pesca tan singular es donde hay que poner en práctica todo nuestro saber, las celeridades no son buenas, pescar con tranquilidad y cautela nos dará esa satisfacción que perseguimos.

Caudales bajos en algunos ríos y varias dificultades para pescar


Los caudales de algunos ríos naturales, en sus zonas bajas, presentan disminuciones alarmantes y ya no solo para la practica de la pesca sino también para la conservación de los peces y de más fauna. La causa es la de todos las temporadas; presas y represas que no cumplen con los caudales mínimos. Por lo contrario los regulados empiezan a bajar con demasiada agua para practicar con garantías nuestra afición.

El río Casares, que está dentro de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga y que ahora parte del embalse de su mismo nombre, es el principal afluente del río Bernesga en el que desemboca a la altura del polígono industrial de La Pola de Gordón, pasando por Geras, Paradilla, Cabornera y Beberino. Atesora una buena población de truchas de una librea espectacular, pero su pesca es complicada por estar, su estrecho cauce, muy cerrado de vegetación. En Paradilla de Gordón está la mejor zona de pesca custodiada por los riscos y la ermita. Recordar que las aguas que vierten a la presa y el tramo desde el muro hasta Geras están vedados para la pesca.

ElSegre acoge el Nacional de Salmónidos Mosca por autonomías


Ayer dio comienzo el XXVII Campeonato de España de Selecciones Autonómicas de Pesca de Salmónidos Mosca y la Concentración Nacional de Categoría Absoluta. Este acontecimiento organizado por la Federación Catalana de Pesca se celebra en el río Segre y la concentración es en La Seu d’Urgell.

Pablo Castro Pinos, David García Ferreras, Juan Carlos Castro Aller, Juan Miguel Barrientos, Víctor Maestre Lozano, Luis Nieto Carbajal, Víctor Carlos Pérez Fernández y  Manuel Álvarez Iglesias son los ocho pescadores de elite que representaran a León. El leonés, actual campeón de España, José Miguel Matilla es el gran ausente en esta edición que se presenta muy disputada con los ascensos y descensos de categoría en juego, también saldrá el equipo que nos representará en el Europeo y en el Mundial 2017. Es de tener en cuenta que la Generalitat, en la normativa anual de pesca, ha prohibido a los pescadores fluviales usar suelas de fieltro en sus botas para evitar la contaminación de especies exóticas, lo que ha obligado a muchos competidores a cambiar su calzado para este evento.
Volver arriba
Newsletter