Publicidad
Peregrinar y hacer noche entre las piedras

Peregrinar y hacer noche entre las piedras

LNC VERANO IR

Vista de la exposición del artista leonés Ángel Cantero en Palencia. Ampliar imagen Vista de la exposición del artista leonés Ángel Cantero en Palencia.
L.N.C. | 14/09/2021 A A
Imprimir
Peregrinar y hacer noche entre las piedras
Arte ‘Per viam’ es el nombre de la exposición itinerante que el artista leonés Ángel Cantero presenta hasta mediados de diciembre en el Centro Expositivo ROM del Monasterio Santa María la Real de Aguilar de Campoo
El artista leonés Ángel Cantero acaba de inaugurar en el Centro Expositivo ROM, ubicado en el Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo (Palencia), la exposición de pintura ‘Per viam’, que permanecerá abierta al público hasta mediados de diciembre. Una exposición que quiere peregrinar y hacer noche entre las piedras.

El autor nos presenta una selección de obras pictóricas y una instalación artística que representan una parte de su búsqueda de los últimos 20 años, y muestran su recorrido personal por simbologías que hilvanan lo esotérico con lo exotérico.

La exposición ‘Per viam’, a modo de retrospectiva, está conformada por algunas obras de la colección ‘La lengua de los pájaros’ y de otras posteriores, piezas que ofrecen un recorrido por un universo arquitectónico donde las cosas no siempre son lo que parecen; y finaliza con la serie ‘No es por azar’, con un guiño a la secuencia de Fibonacci y a la magia de las matemáticas.

Según el pintor, «en este Año Jacobeo 2021, después del paréntesis de la pandemia que nos obligó a ser eremitas en nuestra propia casa, para evitar las tinieblas, esta cuidada selección de cuadros en técnica mixta (grafito, acrílico y tintas de color) vuelve a peregrinar para mostrar el color y la luz que las hizo nacer, y lo hace en un entorno tan cargado de significado como lo es el espacio de arte palentino de la Fundación Santa María la Real. Y me gustaría que estas obras, y otras muchas que no caben en esta sala, se pudieran mostrar próximamente en otros espacios expositivos del Camino, que siguieran peregrinando».

Ángel Cantero eligió hace tiempo un lenguaje pictórico en apariencia muy realista, y posiblemente por eso resulta accesible y atractivo para muchas miradas, pero a poco que profundicemos nos daremos cuenta de que a la vez es portador de un código conceptual algo más escurridizo para el común de los espectadores.

Sus pinturas recogen motivos reales y reconocibles, cronológicamente datados, pero se impregnan de una simbología atemporal no siempre identificable. Estos cuadros no suelen ser piezas aisladas, con frecuencia sus exposiciones forman un todo con un hilo conductor conceptual común que a veces obliga a un recorrido ordenado para intentar desentrañar el verdadero significado de su obra; aunque en realidad podríamos decir que estamos ante un realismo simbólico cargado de polisemia. Ciertamente no hay una única lectura para una obra que nace con la intención de no ser una mera representación, pues en la misma pieza conviven lo visible y lo oculto y, con frecuencia, Cantero establece un constante juego entre el trampantojo de la pintura y los elementos representados, y aquellos significados más velados que se pueden esconder en el lenguaje.

Y sin duda hay lenguajes capaces de atrapar nuestra mirada…
Volver arriba
Newsletter