Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Patentes desestima que el logotipo de un artesano copiara al de 'Castaña del Bierzo'

Patentes desestima que el logotipo de un artesano copiara al de 'Castaña del Bierzo'

EL BIERZO IR

Cascajo con sus creaciones bajo el primer logo, también ahora reconocido. | C.S.V. Ampliar imagen Cascajo con sus creaciones bajo el primer logo, también ahora reconocido. | C.S.V.
Mar Iglesias | 14/02/2020 A A
Imprimir
Patentes desestima que el logotipo de un artesano copiara al de 'Castaña del Bierzo'
Sociedad Había registrado la marca Dolcce&Castanna y fue denunciado por la Asociación Berciana de Agricultores por plagiar su diseño, algo que la Oficina Española de Marcas ha negado
Hace dos años Juan José Rafael Cascajo paralizó un sueño que había iniciado con un dibujo. Era el logotipo de una marca detrás de la que veía un proyecto rural cooperativo. Dolcce&Castanna se llamaba y salía de sus pinturas como una idea que unía la castaña tratada artesanalmente y convertida en pendientes, collares, en recuerdos del Camino de Santiago.

Eso fue en una segunda fase, porque su primera creación era la de una sencilla castaña a la inversa, con la que llegó a etiquetar mermeladas caseras. Y en base a sendas creaciones había desgranado una idea que exportar a empresarios de la zona.

Habló con la Asociación de Castañicultores Tres Valles, con el alcalde de Balboa, Juan José López y presentó su idea «quería que con ese logotipo se pudieran vender castañas en verde, incluso hablar con chocolateros de Astorga y hacer castañas de chocolate que le dieran sentido al nombre. Abrir una tienda en Vega de Valcarce para los peregrinos porque el valor de las castañas tras el procesado artesano multiplican su precio. Yo he llegado a vender una castaña a 20 euros», explica el artesano afincado en San Juan de la Mata, Juan José Rafael Cascajo.

«Quería que fuera una idea colaborativa de mucha gente y no pedía nada a cambio, más que tener trabajo dentro de ella», explica. Pero en 2018 recibió una sorpresa que alteró su idea. La Asociación Berciana de Agricultores, ABA, había denunciado su logotipo por el parecido que tenía con el de la Marca de Garantía de la Castaña del Bierzo, una creación en la que se ve el dibujo de una castaña coronada. Eso hizo que Cascajo paralizara su trabajo «con la consiguiente pérdida de dinero que eso me supuso, porque no pude vender más pendientes ni las piezas artesanas con ese logo, pese a que no era ni parecido al otro», dice.

«Hablan de ayudar al medio rural y solo ponen zancadillas en todos los ámbitos en lugar de ayudar a que una idea que crearía muchos puestos de trabajo saliera adelante». Pero Cascajo no se rindió y siguió luchando hasta que en febrero del año pasado, la Oficina Española de Patentes y Marcas le dio la razón y desestimó las formulaciones de los denunciantes.

En su resolución apunta que se pueden utilizar los dos modelos de Cascajo porque cumplen con los fundamentos de novedad (no hay diseños idénticos en el momento en el que se presentó ante Patentes), de carácter singular (porque la impresión que ofrece es distinta a otros diseños) y «el usuario está informado», maneja la Oficina en su acuerdo de resolución «sin ser un diseñador ni un experto técnico, el usuario conoce los diferentes dibujos y presta un grado de atención relativamente elevado al utilizarlos», dice, basándose en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 20 de octubre de 2011.

Pese a que Cascajo ha ganado una batalla, el sinsabor de haber sentido que echaban atrás una idea buena para la comarca le hace desistir de seguir adelante con el proyecto «me gustaría encontrar a un empresario al que le interesara y pudiera seguirlo, pero yo no», dice.

Tras 11 años viviendo en el Bierzo y después de haber pasado por Galicia y mucho tiempo en medio de las olas, Cascajo ahora siente que se lucha por beneficios directos, no por salvar a una comarca en caída vertical «me duele que para todo este tinglado se hayan desviado fondos públicos para pagar a un abogado solo por querer vivir con un poco de dignidad y hacer que el rural se vuelva a dignificar», dice, remirando su logo que, con el lema «El Bierzo, el corazón de la castaña», un día quiso dar al producto una segunda vida de bisutería.
Volver arriba
Newsletter