Publicidad
"Pasó el ruido de la polémica, llega el tiempo de la música"

"Pasó el ruido de la polémica, llega el tiempo de la música"

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 28/11/2020 A A
Imprimir
"Pasó el ruido de la polémica, llega el tiempo de la música"
Cultura Francisco Javier Jiménez, nuevo organista titular de la Catedral, ofrece esta tarde (19 horas) su primer concierto desde que llegara a León envuelto en una recordada polémica sobre su elección para sustituir a Samuel Rubio
La paz y tranquilidad que se suele respirar alrededor del mundillo de la música clásica y de la Catedral saltó por los aires en León hace unos meses con la elección como organista titular de la Catedral del joven organista granadino Francisco Javier Jiménez Martínez (El Margen. Granada. 1987). Venía a sustituir a Samuel Rubio, por jubilación y el propio Rubio fue quien cuestionó abiertamente la elección, con una nota pública muy dura. Reconoce el nuevo organista que pasó momentos muy duros. Parece que ya se ha recuperado la calma, lleva unos meses en León y esta tarde (19 horas, con entrada libre) ofrece su primer concierto. Sabe que puede estar mirado con lupa pero se muestra muy tranquilo.

–Parece que se ha recuperado la calma después de la tormenta.
–Gracias a Dios. Uno lo que necesita es tranquilidad para trabajar y es lo que he venido haciendo; tengo que decir que en un clima fenomenal.

–Y hoy debuta ‘ante su público’ ya que ofrece su primer concierto en la Catedral, de la que es organista.
–Bueno, en parte. Debuto ofreciendo un concierto, pero vengo trabajando con regularidad desde el verano, tocando en la liturgia, fiestas, etc. Mi primer día fue precisamente el 15 de agosto, en las fiestas de la Virgen. Había tomado posesión el 23 de junio pero entre la mudanza y demás... Y desde el 5 de septiembre la Catedral es mi lugar de trabajo.

–No tendrá queja ni del lugar de trabajo ni del órgano que han puesto en sus manos.
–Por supuesto, todo lo contrario. La Catedral es un lugar maravilloso y del órgano puedo decir que está a su altura, también es una verdadera maravilla. No oculto que es todo un privilegio el trabajo que ahora tengo, fue todo un acierto presentarme a este cargo de organista.

–Bueno, las previas me reconocerá que fueron bastante duras, en alguna entrevista se reconoció realmente triste.
–Está olvidado, disfrutemos de lo que se presenta por delante, que es muy bello y estoy muy animado.

–Decía que el recibimiento ha sido muy cálido.
–Sin duda. Tanto en el Cabildo, como por los trabajadores de la Catedral, los vecinos de León que me han dispensado una acogida muy cariñosa y el mundillo de la música.

–¿Ha dado algún paso en lo que llama el mundillo de la música en León.
–Claro, es el mío. He tenido contactos con músicos, con el Conservatorio, y la idea de futuras colaboraciones está sobre la mesa.

–¿Ha hablado con Samuel Rubio que fue quien más crítico se mostró con su elección?
–No. No he hablado, él ya se ha jubilado y no tiene ninguna función en la Catedral, lo que ha hecho que no hayamos coincidido.

–El concierto que ofrece esta tarde es el segundo de una iniciativa que se llama Ciclo Internacional de Órgano Catedral de León.
–Así es. Es el segundo de los conciertos de este ciclo que ha puesto en marcha el Cabildo, en el que se me ha consultado y, por supuesto, estoy de acuerdo. Habrá conciertos todos los meses con excepción de diciembre y enero en los que hemos considerado que el frío puede retraer a la gente de salir de casa por las tarde.

–El nombre recuerda al Festival Internacional de Órgano Catedral de León, que este año no se celebró ¿Viene a sustituir al Festival?
–No lo creo. Es otro ciclo. El Festival tenía su historia, su camino y lo organizaba la Asociación de Amigos del Órgano de la Catedral.

–Se parecen incluso en el nombre, aunque con distinto organizador.
–No puedo decir si se parecen o no; yo no conocía el Festival por lo que no tengo elementos para opinar. También en esto quiero ser práctico y mirar hacia adelante. Lo importante es que haya música en la Catedral, no quien la organiza.

–¿Recuperarán el Festival de Órgano? estaba muy arraigado en la ciudad.
–No puedo decir nada. Como he dicho lo organiza una Asociación a la que no pertenezco, con lo cual...

–¿Cómo ha sido el desembarco en León ciudad, al margen de su trabajo?
–Estoy encantado con la ciudad, se me parece mucho a Granada en diferentes aspectos, en el ambiente, pero lo cierto es que llevo poco tiempo, el trabajo me deja poco tiempo y, además, ha llegado esta situación que me impide conocer muchas más cosas, a buen seguro.

–Como el Barrio Húmedo.
–Claro, como el Húmedo, del que me han hablado maravillas. Y de sus tapas, en toda la ciudad

–¿Dice que el trabajo le deja muy poco tiempo?
–El órgano pide muchas horas de ensayo. Tengo un órgano de estudio y ensayo en casa y nada más que puedo me siento en el de la Catedral, varias horas al día.

-El debut parece que impone.
-Bueno.
Volver arriba
Newsletter