Publicidad
Pasar del tutorial

Pasar del tutorial

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Alejandro Cardenal | 13/01/2021 A A
Imprimir
Pasar del tutorial
Opinión Por Alejandro Cardenal
Pocas cosas me gustan más que quedarme en casa los días de frío, mirar la ventana desde el sofá embutido en la manta más gorda del armario y desplegar mi santísima trinidad sedentaria: café con leche –descafeinado, que con los años uno cada vez tolera peor la cafeína– libro y una partidita a la consola.

Solo hay una cosa capaz de perturbar tan magnífico planteamiento, de impedir mi ascensión al nirvana de los procastinadores: que el juego de turno en cuestión te obligue a pasarte un tutorial obligatorio antes de meterte en faena. Es como si antes de ponerte con la primera colada de tu lavadora nueva, el técnico de Balay, a punta de pistola, te forzase a leer enterito un manual que parece ‘Los Pilares de la tierra’.

Que sí, que es verdad eso de que antes de correr hay que aprender a caminar, pero teniendo en cuenta que vivimos en una época en la que todos somos expertos en absolutamente todo -entiéndase la ironía–, que menos que dejar que reciba mi bañito de humildad en paz.

Después de haber pasado un rato infumable aplastando masillas para familiarizarme con los controles de mi último regalo de reyes, la guinda a una tarde de ‘soffing’ fue sufrir un poquito con la Deportiva. Y a mi mente volvieron los tutoriales de Youtube, las instrucciones de la lavadora y los masillas.

Siempre se ha dicho que el ‘abc’ básico del fútbol, lo primero que hay que dominar son la defensa y el balón parado. La Ponfe sacó un muy buen punto ante un ‘hueso’, un rival que por mucho que se empeñe la clasificación, tiene mimbres para luchar por el ascenso. Lo hizo a base de estrategia y bastante seguridad atrás pese al gol encajado, demostrando que lo de Almería fue la excepción y no la norma. Ahora bien, con la comodidad que dan los once puntos de distancia con el descenso y con el ‘playoff’ muchísimo más cerca de lo que cualquiera se hubiera atrevido a imaginar a principio de temporada, creo que ya es hora de saltar el tutorial y explorar el fútbol avanzado.

Y es que van varios partidos en los que el conjunto berciano deja la sensación de andar corto de ideas en el apartado ofensivo, nada preocupante, al menos por el momento, pero algo en lo que Bolo y compañía deben trabajar para que no se convierta en una bola de nieve del tamaño de Filomena.
Volver arriba
Newsletter