Publicidad
Pano, fuiste un buen compañero

Pano, fuiste un buen compañero

TRIBUNA DE OPINIóN IR

Mari Carmen Mallo Álvarez | 07/06/2021 A A
Imprimir
Pano, fuiste un buen compañero
Con todos los problemas de cobertura que hemos tenido y tenemos no hemos podido publicar la carta que te quería escribir. En el año 2007 accedí a la política local y en esa fecha fui elegida por mí partido para ir a la Diputación. La única motivación que tuve y sigo teniendo fue y es, que la política es un instrumento que se debe usar para resolver problemas y que desde la reivindicación de lo pequeño hay que partir para gestionar lo grande.

Tengo grabada en la memoria que el día de la toma de posesión en la Diputación, tu mujer, compañera y soporte de tu ajetreada vida, Mari, se acercó a mí y me dijo «no le des mucha guerra a Pano, que ya es muy mayor», a la vez que ambas sonreímos y le respondí «toda la que haga falta Mari, ni más ni menos».

Durante todo el tiempo que hemos convivido como alcaldes y compañeros en Diputación, en Cuatro Valles y en otras muchas responsabilidades, tengo que resaltar de forma clara y contundente que siempre fuiste un buen compañero a pesar de las discrepancias políticas e incluso de criterios. Vivimos juntos muchas batallas y siempre las abordamos desde la actitud de buscar soluciones y de la lealtad, aunque a veces no fuera muy fácil. Siempre me gusta quedarme con lo bueno de las personas y en ti siempre tuve un intermediario que escuchaba a pesar de las decisiones que tuvieras que tomar, en muchas ocasiones ‘impuestas’ por estas raras jerarquías de los partidos políticos.

La enfermedad te llegó demasiado pronto, pero la enfrentaste como la enfrentan los guerreros con valentía y haciéndoles sentir a los que te rodeaban que todo iría bien. Te fuiste con la misma fuerza con la que viviste tu vida, que sepas que en esta tierra, para bien o para mal, ha quedado tu huella y eso es algo que no todo el mundo podrá decir.

Allá donde estés sabrás que tu vida no ha sido inútil, supiste poner en práctica algo tan importante como que «la pluralidad política con estabilidad hay que saber conciliarla», much@s tendrán que aprender esa lección.

«El que está acostumbrado a viajar, sabe que siempre es necesario partir algún día» (Paulo Coelho).

Hasta siempre paisano, como decía Fulgencio.
Volver arriba
Newsletter