Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Pánico en el medio rural ante el fin del verano y la marcha de los hijos del pueblo y los veraneantes

Pánico en el medio rural ante el fin del verano y la marcha de los hijos del pueblo y los veraneantes

ACTUALIDAD SATíRICA IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 29/08/2017 A A
Imprimir
Pánico en el medio rural ante el fin del verano y la marcha de los hijos del pueblo y los veraneantes
Actualidad satírica Los vecinos de numerosas localidades han trasladado a los dirigentes sus temores por "no saber cómo se las podrán arreglar ahora que se vuelven a ir tantos listos"

La población del medio rural está asustada, atemorizada. Llega el fin del verano y con él se van los veraneantes, los hijos del pueblo y "toda esa gente tan lista que en estos meses nos dice cómo tenemos que revocar la fachada, lo que tenemos que hacer con las fincas para que nos den más por ellas o cómo tenemos que picar la leña para el invierno", según explica la señora Anuncia de Valle de las Casas. 

Ante el miedo generalizado por la falta de vecinos tan capacitados, "que en dos días organizan la fiesta del pueblo y desarman el pajar de las abuelas", los que resisten durante todo el año en el pueblo y lo cuidan para cuando llegan quienes realmente comprenden la naturaleza se han visto obligados a trasladar sus temores a los gestores de la cosa pública, que ya preparan un plan de choque. La idea es contratar a "los de la capi", a los cuñados y a otros "ingenieros" para que vayan al menos los domingos a comer y puedan dar su opinión a todos esos buenos vecinos que tanto se la piden y tanto la necesitan.

Con este plan ya no será necesario desmontar las parabólicas, retirar las compostadoras, dar de baja el WiFi del Teleclub o quitar las colchonetas de los columpios. 
Volver arriba
Newsletter