Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Padrón municipal leonesista

Padrón municipal leonesista

OPINIóN IR

02/01/2020 A A
Imprimir
Padrón municipal leonesista
Coincidiendo con la moción de la Unión del Pueblo Leonés en el Ayuntamiento de León, que ha apoyado el Grupo Socialista y Podemos, el Instituto Nacional de Estadística publicó el censo municipal a 1 de enero de 2109. Los datos abundan a favor de la separación urgente de León y de Castilla en dos autonomías. La frialdad de los números no da lugar a dudas. 

La autonomía de Castilla y León es la que más habitantes perdió en un año: casi 10.000, mientras España ganaba 300.000. Ha bajado por primera vez desde que hay censos de los 2.400.000 empadronados, lo que es un fracaso de gestión producto de la falta de atractivo y de políticas incorrectas. Zamora y León son las provincias de España con mayor pérdida porcentual. Salamanca es la 39ª de 52.

El análisis de lo que ha pasado en las 17 autonomías y 18 regiones se traduce en que, una vez separados los datos de León y de Castilla, no hay correspondencia en la evolución de las dos regiones. De los 9.600 habitantes pedidos en un año, 7.100 se pierden en las 3 provincias leonesas (el 75%) y solo 2.500 en las 6 castellanas. Eso se traduce en que León perdió el 0.73% de la población en un año (una burrada) frente al 0.17% de Castilla (casi estancamiento).

Cuando llevamos esos datos a una comparación de las 18 regiones españolas (porque en esta autonomía hay dos) resulta que el dato de León es el peor del país con diferencia. Ninguna región perdió tantos habitantes ni tanto porcentaje. Eso lleva a pensar que la Junta de Castilla y León tendría que realizar políticas específicas para la Región Leonesa. Si la Junta ha de hacer políticas diferenciadas para León y Castilla ¿por qué mantenerla y no dejar nacer dos autonomías nuevas que la sustituyan? ¿Qué pintan los técnicos en Valladolid si tienen que planificar específicamente para León?

Si en la Junta, que es más castellana que otra cosa como se ve, fuesen más racionales, se darían cuenta de que tienen 5 de las 6 provincias donde el mayor empleador es una empresa de automoción: Burgos (Irausa), Ávila (Nissan), Valladolid (Renault), Palencia (Renault) y Soria (Huf). El cambio de modelo energético hará que en ese sector haya ganadores y perdedores. Castilla, si no se separa de León, es probable que pierda porque no se puede atender las prioridades de León (sector energético, biotecnológico y alimentario) sin desatender las castellanas.

León cuenta con una estructura poblacional propia, un sector empresarial basado en la pequeña y mediana empresa, una producción ganadera excepcional, el 81% de las marcas de calidad alimentaria autonómicas y un sector energético relevante. Es la identidad leonesa.
Volver arriba
Newsletter