Publicidad
Paciencia con el Ademar

Paciencia con el Ademar

OPINIóN IR

13/08/2021 A A
Imprimir
Paciencia con el Ademar
Quiero pensar que nadie va a sobrerreacionar a un resultado de pretemporada, sobre todo cuando es el primer amistoso de un equipo del que sólo tres de los jugadores que saltaron en La Bañeza a la pista estaban el año pasado y te faltan por llegar (o en algún caso por fichar) como mínimo tres integrantes llamados a tener un papel capital.

Sin embargo, por si acaso, porque caer con un recién ascendido siempre es llamativo y puede llevar a reflexiones apresuradas, más que nunca este año hay que tener paciencia en el arranque con el Abanca Ademar. Las notas habrá que empezar a ponerlas en Navidad y las exigencias a aumentarlas en octubre, porque en balonmano más aún que en otros deportes los automatismos son importantes y es absolutamente imposible juntar un equipo totalmente nuevo, donde el 95% de sus integrantes no han jugado nunca juntos, y que eso no se refleje sobre la pista dos semanas después de empezar a entrenar.

Eso sí, el calendario aprieta y obliga a reducir cuanto antes los tiempos, porque en septiembre te vas a jugar tu futuro europeo en esa eliminatoria cuya dificultad puede pasar del blanco al negro en función del sorteo con posibles resultados más dispares de todo la temporada, y porque el inicio de liga es lo suficientemente complejo como para verte en una situación delicada si llegas muy verde todavía a las primeras jornadas.

Pero ahora, a 13 de agosto, la derrota con La Bañeza hay que cogerla con pinzas y analizar más bien las sensaciones.

Una, importante por lo clave de la posición, que hay portero... al menos titular, porque apunta a haber mucha diferencia entre los dos pero también a ser decisivo un Bomastar que trasladó a la competición lo que ya decían de él tras los primeros entrenos, que para muchísimo. Pero también que a Soljic se le ve sólido en un 6-0 donde puede ser el líder, que el zurdo Jozinovic tiene ‘cositas’ o que Virbauskas puede ser un gran arma ofensiva... aunque su juego haga parecer que con 6 o 7 centímetros más sería seguro lateral y no central. Ah, y pasará desapercibido porque lo conocemos y casi nos acostumbró a ello el año pasado, pero que Gonzalo es muy bueno y sigue de dulce...
Volver arriba

Newsletter