Publicidad
Oviedo 1 - Ponferradina 1: 'Dos minutos valen para seguir sumando'

Oviedo 1 - Ponferradina 1: 'Dos minutos valen para seguir sumando'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 27/03/2021 A A
Imprimir
Oviedo 1 - Ponferradina 1: 'Dos minutos valen para seguir sumando'
Fútbol / Segunda División La Deportiva suma por sexto partido consecutivo gracias a un tempranero gol de Aguza que igualó el Oviedo a balón parado / El VAR anuló un penalti a favor de los bercianos
Encandenar una racha de seis partidos consecutivos puntuando en una liga tan complicada como la Segunda División es algo reservado a unos pocos equipos aspirantes a todo.

Es precisamente lo que hace a la Ponferradina entrar en la recta final de la liga soñando con el ‘playoff’ de ascenso, al que se sigue acercando tras sumar ayer un valioso empate del Tartiere ante un Oviedo que, en el cómputo global, quizás mereció más.

Y eso que las cosas comenzaron extremadamente bien para una Ponferradina que se adelantaba en el marcador en un visto y no visto. Corría el minuto 2 de partido cuando a Paris le llegaba un balón a la derecha con el tiempo suficiente para pensar un centro que, con la ayuda de Dani Romera en la pelea, le caía a Doncel en el segundo palo, encontrando el extremo solo en el punto de penalti a Aguza para que el centrocampista batiese a Femenías con un potente disparo.

Era el inicio soñado para la Deportiva en un partido que se imaginaba muy cerrado, si bien la mala salida del Oviedo hizo que fuera todo lo contrario y que incluso pudiera dejarlo decidido el conjunto berciano en 10 minutos. Con Aguza omnipresente e indetectable para la zaga local, un potente lanzamiento desde fuera del área que iba con destino a la escuadra encontró una espectacular mano de Femenías para salvar el 0-2 a los 10 minutos. En el córner posterior, el propio Aguza parecía tener un imán y se encontraba el balón en el segundo palo para marcar a placer, si bien lo duro del pase y lo inesperado de la acción le llevaban a mandarlo alto.

A los dos minutos Aguza enganchó desde el punto de penalti un disparo que sirvió para batir a FemeníasEl fulgurante inicio berciano, con un once con varias novedades con vistas al encuentro del martes ante el Logroñés y con la inclusión de Adri Castellano acompañando a Amo en el eje de la zaga, Juergen o Dani Romera, obligaba al Oviedo a reaccionar, algo que tardaría un cuarto de hora en llegar.

El berciano Borja Valle, en la tercera vez en su carrera que tenía enfrente al equipo en el que se formó, fue protagonista en el primer par de tímidas llegadas carbayonas, con un disparo desde la frontal que desviaba Castellano y cuyo rechace mandaba fuera Leschuk. En la segunda la llegada de Valle la evitaba la zaga blanquiazul si bien un extraño despeje de Erik Morán acababa con el balón en el palo de la portería de Caro.

Daba un claro paso atrás la Deportiva, que se defendía bien haciendo funcionar sin mayores complicaciones a su nueva pareja de centrales, pero que veía como el partido se jugaba casi por completo en su propio campo y se veía apurado en un punto fuerte del Oviedo, el balón parado.

Avisó una vez el conjunto carbayón, que llegaba a anotar en un rechace un tanto que fue finalmente anulado por claro fuera de juego de Arribas. A la segunda sí subió al marcador. Una falta colgada desde la divisoria de los dos campos encontraba el duelo entre Edgar y Aguza, logrando el primero cabecear desde muy lejos pillando fuera de sitio a Caro y batiéndole pegando el balón al palo.

Era el minuto 40 y aún habría tiempo para que el electrónico se moviera un poco más, algo que solo evitó el palo, que desvió un disparo de Erik Morán desde la frontal que pudo llevar a la Ponferradina por delante al descanso.

Pero no ocurrió y el 1-1 en el marcador dejaba todo por decidir para una segunda parte en la que, ya desde el inicio, quiso mandar el Oviedo.

Dos manos, una en cada área, pusieron la polémica, con el VAR anulando un penalti a la DeportivaNo cambió el gol previo al descanso la guía que llevaba el partido y dejaba la sensación de que la Ponferradina debía cambiar algo y dar un paso adelante antes de poderse llevar un susto mayor del que hasta el momento había provocado la infructífera posesión local.

Salió Yuri para intentar crear algo en el juego directo, pero lo cierto es que la atención se centró en las áreas y también en la actuación arbitral de Vicandi Garrido.

En un espacio de unos 5 minutos se sucedieron dos manos prácticamente idénticas en el área del Oviedo y de la Ponferradina. En la berciana, Doncel intentaba despejar y veía como el balón le impactaba en la mano, asegurando el colegiado no haber visto nada y tampoco revisándolo el VAR. En la asturiana, una pugna entre Bolaño y Pablo Valcarce acababa igualmente con el balón impactando en la mano del zaguero asturiano a la hora de intentar deshacerse del esférico, aunque en esta ocasión el árbitro sí veía mano y decretaba el penalti. Sin embargo, el árbitro encargado del videoarbitraje le llamaba a la pantalla y tras una larga deliberación y minutos de repeticiones decidía anularlo. Un capítulo más de la larga historia de contradicciones e inexplicables reglas que tienen que ver con el VAR y las manos.

Los cambios en ambas escuadras no cambiaron mucho más en esa recta final, en la que Doncel tuvo media oportunidad para la Ponferradina y Sangalli obligó a Caro a emplearse. Pero no hubo tiempo para más que para sellar un empate que permite seguir sumando a la Deportiva, que podrá hacerlo bueno de vencer este martes al Logroñés en El Toralín.

Paso a paso se hace el camino y los bercianos siguen construyendo el suyo.
Volver arriba
Newsletter