Publicidad
Otro gatillazo

Otro gatillazo

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Pablo Campos | 05/05/2021 A A
Imprimir
Otro gatillazo
Opinión Por Pablo Campos
Entre pancarta y pancarta a la Cultural se le escapó el tren del ascenso un año más. Y van…A los ya sabidos males, errores groseros a nivel técnico, un comportamiento defensivo impropio y multitud de lesiones, se unió un arbitraje de otra época para acabar con el hilo de ilusión y resistencia. Balaídos fue un punto de no retorno, escenario de un nuevo gatillazo deportivo como colofón a la semana en la que los juzgados dieron luz verde a las cuentas del club. Goles y números, tan lejos y tan cerca, dos realidades que no deben confundir el meollo de la cuestión.

La gestión deportiva salta a la vista. Cinco entrenadores en tres temporadas, fichajes que nunca llegaron a vestirse de corto, peajes en forma de adquisiciones para el sonrojo, gazapos administrativos por no conocer la normativa…Eso ha ocurrido y sigue ocurriendo en la Cultural más pudiente de la historia que esta temporada ha sumado menos de la mitad de los puntos en juego. La tirita de la ¿liga Pro? no lo tapa todo. Llega el momento del cambio en la parcela. Ayudará tener libertad contractual para empezar de cero en la confección plantilla donde pocos de los actuales caben. Y no caigan en la trampa de fiarlo todo a la cantera. Más importante es acertar con el entrenador, y al entrenador ideal se llega desde el aprendizaje, el convencimiento y la cordura.

Aspire le ha dado al club una estabilidad impensable años atrás. Cuenta con estructura, cantera y masa social, menguante, y una economía saneada. Sin embargo, se le escapa el balón, la razón de ser de un proyecto que vuelve a estar en entredicho. Este texto no llegará a Catar (o a Alcorcón), pero por si las moscas…Señores, gracias por su gestión y dinero, y por darle buena vida a la vieja. Si están desgastados, escuchen a aquellos que tienen cosas que ofrecer. Si no, apuesten por la Cultu y cambien el timón. Ah, y cuando el domingo les piten los oídos no tomen el «Felipe, vete ya» como algo personal. Es el clamor de su afición, esa a la que tantas veces hacen responsable del futuro del club. Quieren lo mejor. Como ustedes, ¿verdad?
Volver arriba
Newsletter