Publicidad
Otra Liga 'Tranquila'

Otra Liga 'Tranquila'

DEPORTES IR

Dos nombres para la historia de la lucha, Víctor  fue quien más corros ganó y Javi sigue en primera línea. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Dos nombres para la historia de la lucha, Víctor fue quien más corros ganó y Javi sigue en primera línea. | MAURICIO PEÑA
Fulgencio Fernández | 16/11/2019 A A
Imprimir
Otra Liga 'Tranquila'
Lucha leonesa ‘El Hombre Tranquilo’ dominó de principio a fin, ganó 21 de los 24 corros | Desgajamos las claves de la Liga de la Lucha Leonesa en el suplemento especial de este sábado
La categoría de ligeros tuvo en este 2019 varios titulares que la definen: 

- Un campeón —Víctor Llamazares, El Hombre Tranquilo— que es quien más corros ganó de las cuatro categorías, con 21 victorias en los 24 corros disputados, lo que de alguna manera le convierte en el triunfador en general.

- Que los últimos corros del citado Víctor Llamazares, con la liga ya ganada, fueron un verdadero espectáculo de calidad y poder, fue rematando corros con evidente superioridad y una variedad de mañas realmente dignas de aplaudir.

- Que los llamados a plantarle cara, Busi y Fierro II, tuvieron destellos de una enorme calidad pero no mantuvieron regularidad a lo largo de la Liga, ganando Fierro dos corros, uno de manera espectacular en Lillo, y Busi solamente uno, de Liga, pues también ganó el Campeonato Provincial, teniendo el santo de cara pues un trofeo que te lleva directamente a la historia de la lucha y que recogió los frutos de otros trabajos, como que Santi El Míster diera la sorpresa tirando a Víctor.

- Que la lucha no fue justa con Santi El Míster —no se nos olvide campeón de dos ligas— que vivió una segunda juventud a los 37 años, realizó una gran temporada, pero la suerte le fue esquiva y no logró ganar ningún corro después de estar en varias finales. Santi es ese rival que nadie quiere tener enfrente pues jamás hace ninguna concesión y es capaz de todo. Fue, además, uno de los grandes animadores de «esta liga tranquila».

- Otro gran veterano que se paseó por los corros con absoluta dignidad fue Javi Oblanca, pero también la suerte le fue esquiva —o las fuerzas— y no logró prolongar más una racha que es un verdadero hito en la historia moderna de la lucha leonesa: Llevaba la Cátedra Ambulante de Villabalter 25 años consecutivos ganando algún corro de Liga. Este año ya no pudo ser, en 25 años queda el récord, como si a la historia le gustaran los números redondos, aunque al de Villabalter seguramente le hubiera gustado dedicarle un corro a la hija Iria que acaba de tener y que ya acudió en Mansilla a su primer corro de espectadora y con el cinto de luchadora.

Pocas cosas más, un nuevo buen año de ese Jesús Martínez que a la chita callando siempre anda entre los mejores; que Manolín, Sancho, Florian o Fer deben seguir creciendo; que se echó de menos a luchadores como Filín el de Felechas, que siempre dejaba momentos de excelente lucha y deportividad; que tampoco Teje apareció esta Liga después de la grave lesión.

Y, finalmente, que sólo tres luchadores se han ganado la plaza en el Corro de los Campeones: Víctor Llamazares, Fierro II y Busi.


Volver arriba
Newsletter