Publicidad
Olaf y los bolos leoneses de Cataluña

Olaf y los bolos leoneses de Cataluña

LNC VERANO IR

El fotógrafo Olaf Pla Gracia haciendo entrega de la bolera leonesa a los jugadores de Cármenes Tolo y Juan. | JULIO GIL Ampliar imagen El fotógrafo Olaf Pla Gracia haciendo entrega de la bolera leonesa a los jugadores de Cármenes Tolo y Juan. | JULIO GIL
Fulgencio Fernández | 30/08/2020 A A
Imprimir
Olaf y los bolos leoneses de Cataluña
La historia de la semana Olaf, fotógrafo y nieto de Pepe Gracia; profesor de Educación Física, jugador y apasionado del rugby, viajero, motero, leonés imprevisible en Cataluña regresó este año con la bolera que había llevado para su tesis de juegos tradicionales para regalársela a un pueblo donde encontró a la gente jugando a los bolos: Cármenes
Pocos tipos más singulares que el fotógrafo, profesor, motero, músico, trotamundos... Olaf Pla Gracia. Su segundo apellido delata la ‘casta de la que le viene al galgo’ su profesión de fotógrafo, es nieto del recordado Pepe Gracia. «Una de las penas de la pandemia es que no hemos podido presentar este verano un documental sobre cuatro generaciones de fotógrafos Gracia: Germán, Pepe, mi madre Velita y yo mismo. Me hacía ilusión por mi madre, que ya tiene 95 años y cuenta muchas historias de su época».

Tanto que hasta hace nada, el verano pasado, era habitual ver llegar a Olaf Pla a cualquier pueblo de la montaña en moto con su madre ‘como paquete’. «Le encanta, vamos mucho a las Hoces de Vegacervera, porque allí esparcimos las cenizas de papá».

Y un día de este verano, esta misma semana, Olaf viajó hasta Cármenes para un acto singular y curioso. «El año pasado subí con mi madre a bañarnos al pozo Calixto y encontramos a medio pueblo jugando a los bolos en la plaza de la iglesia. Nos acogieron, jugué a los bolos, y empecé a gestar una idea que hoy hago realidad: regalarles una bolera que tenía en Barcelona».

Y les recordó Olaf que cuando acabó su carrera de INEF hizo la tesis sobre ‘Deportes tradicionales leoneses’, especialmente los bolos. «Le pedí una bolera al alcalde de entonces, Morano, y me dio dos. Una la dejé en el INEF como material de la tesis y la segunda la entregó ahora en el mejor destino que creo que puede tener, un pueblo donde se juega a los bolos, aunque este año todo sea muy relativo».

Y recibieron la bolera dos ‘alumnos’ del Cuadrao de Gete y quienes mantienen ahora la llama de los bolos en la localidad: Tolo Gil y Juan Fernández. «Muchas gracias, es una pena que no lo podamos celebrar jugando».

Y Olaf, el líder del grupo rock Olaf y los Bidones, el profesor, el prestigioso fotógrafo, el apasionado del rugby hasta llevar el tercer tiempo a la vida y el tipo cercano e imprevisible, buena gente, siguió su camino buscando una poza en la que bañarse, por fría que esté el agua. Y prometió volver, con su madre Velita Gracia, una de las ‘tres gracias’ de Pepe... «Eso sí, esta vez ya será en coche».

Regresará a la bolera que trajo desde Cataluña, para instaurar en los bolos el tercer tiempo.
Volver arriba
Newsletter