Publicidad
ODS 5: Igualdad, la brecha de género en El Bierzo

ODS 5: Igualdad, la brecha de género en El Bierzo

OPINIóN IR

Primer Gobierno de Mañueco, con escasa participación femenina. Ampliar imagen Primer Gobierno de Mañueco, con escasa participación femenina.
28/10/2019 A A
Imprimir
ODS 5: Igualdad, la brecha de género en El Bierzo
Agenda 2030 en el Bierzo Después de cuarenta años de democracia patriarcal, El Bierzo y Castilla y León siguen gobernados por hombres
Todos los ODS —acabar con el hambre o la pobreza, conseguir la salud y la educación universal— son transversales, pero ninguno tanto como la igualdad de género, cuya púa toca todas las cuerdas de la guitarra humana, desde la justicia a la felicidad.

El origen del patriarcado es remoto, pero haríamos bien en arrancar las raíces de la desigualdad alimentada por las tres religiones del dios masculino: judaísmo, cristianismo e islam. Tres ideologías patriarcales, con barbudos dioses, incompatibles con la igualdad. Propongo un ejercicio mental: en vez de dios, digamos diosa, una diosa que envía a su hija Jesusa; y una Alá femenina que habla por boca de la profetisa Fátima, sin velo; o una Yavéa con faldas que entrega las tablas de la ley a Moisesa.

¿Qué pasaría si, para cambiar el marco mental, reescribimos los libros sagrados con la mano de mujer de la evangelista María Magdalena? La herejía de la desigualdad es cuestionar que mujer y hombre somos iguales en dignidad y derechos; y si no es posible una sacerdotisa, una obispa, una papisa, ese dogma es contrario a la naturaleza, a la Declaración Universal de Derechos Humanos y a la sacrosanta Constitución, y debería ser ilegal.

La desigualdad se expresa en cifras terribles: «1 de cada 5 mujeres y niñas entre 15 y 49 años de edad afirmaron haber experimentado violencia física o sexual, o ambas, en manos de su pareja en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto. Además, 49 países no tienen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica -según datos de la ONU-. 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de los 18 años y al menos 200 millones de mujeres y niñas en 30 países se sometieron a la mutilación genital femenina. En 18 países, los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen; en 39 países, las hijas y los hijos no tienen los mismos derechos de herencia».

Esta es la situación en el mundo; entretanto, por aquí abajo, en el día a día de nuestra vida cotidiana, ¿cómo andamos de igualdad en Castilla y León y en El Bierzo? Ya les resumo la respuesta: mal, muy mal. Solo hay que ver las fotos de la actual Junta, de la Diputación de León y de las 37 alcaldías del Bierzo. El que sepa contar, que cuente.

Denuncié esta brecha de género tras las pasadas elecciones -El Bierzo y la Junta de Castilla y León suspenden en paridad, LNC, 22-7-19-: «Los machos alfa Igea y Mañueco se pasan la paridad por el forro al nombrar un gobierno desequilibrado (8 hombres y 3 mujeres, a las que se asignan áreas domésticas: sanidad, familia, educación), que incumple las leyes de igualdad y paridad y no representa a la población real de la región, donde las mujeres son mayoría».

En cuanto al Bierzo, en las últimas elecciones hubo 467 candidatos (65% del total) y 253 candidatas (35%), proporción que incumple la paridad. No hubo ninguna lista solo de mujeres, pero sí doce listas machirulillas, exclusivamente masculinas: seis del PP (en Barjas, Borrenes, Carucedo, Noceda, Oencia y Torre), tres del PSOE (en Carucedo, Noceda, Oencia), dos de CB (en Benuza y Borrenes) y la de Cs en Priaranza.Si hay pocas candidatas, habrá pocas concejalas y menos alcaldesas.

De 144 listas, solo hubo 25 encabezadas por mujeres (18%) frente a 119 hombres. Es decir, solo 25 mujeres aspiraron (o les dejaron aspirar) a ser alcaldesas en El Bierzo y solo cuatro lo consiguieron, todas del PSOE, por cierto, en municipios que juntos suman 16.000 habitantes: Silvia Cao en Bembibre, Pepi Álvarez en Castropodame, María Paz Martínez en Fabero y Luisa Santín en Vega de Valcarce. Cuatro alcaldesas frente a 34 alcaldes (90%) es un suspenso demoledor para toda la clase política berciana.

La desigualdad se repite en el Consejo Comarcal (19 consejeros, el 70%, por 8 consejeras, lo que incumple de nuevo la paridad) y en la Diputación de León (19 hombres, casi el 80%, por 6 diputadas). Quien sepa contar, que cuente. Después de cuarenta años de democracia patriarcal, El Bierzo y Castilla y León siguen siendo gobernados por hombres, y estamos muy lejos, pero que muy lejos, de conseguir el ODS 5 de la ONU: la igualdad. #ODSéateBierzo!

Próxima semana: ODS 6, Agua limpia
Volver arriba
Newsletter