Publicidad
"O recuperamos toda la confianza en el médico o no tenemos nada que hacer"

"O recuperamos toda la confianza en el médico o no tenemos nada que hacer"

ACTUALIDAD IR

José Pedro Fernández Vázquez, en su despacho de la Gerencia de Atención Primaria de León. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen José Pedro Fernández Vázquez, en su despacho de la Gerencia de Atención Primaria de León. | SAÚL ARÉN
Sergio Jorge | 23/01/2019 A A
Imprimir
"O recuperamos toda la confianza en el médico o no tenemos nada que hacer"
Sanidad El gerente provincial de Atención Primaria, José Pedro Fernández Vázquez, hace balance de su primer mes en el cargo
Lleva apenas un mes en el cargo y ha solventado las crisis abiertas en Astorga y Boñar por la falta de pediatras. Y ya está pensando cómo atajar otro de los grandes retos a los que se debe enfrentar en los próximos meses: la coordinación de todo el sistema durante el verano. Eso sí, proclama que piensa hacer un cambio de modelo asistencial en Astorga y considera que hay recambios suficientes en la Atención Primaria de León. Y todo desde la perspectiva que da a José Pedro Fernández Vázquez su experiencia de gestión en diferentes responsabilidades.

– ¿Con qué objetivos afronta esta nueva responsabilidad?
– El primero, por culpa de cómo está todo, es de estabilización. Y a renglón seguido, ponerme a reorganizar el sistema. Ahora mismo estamos trabajando en cómo va a ser el verano para que no haya ningún traumatismo por la Atención Primaria.

– ¿Cómo se debe afrontar el verano?
– Son 28 centros de salud, y asumo la responsabilidad con 28 coordinadores y responsables de Enfermería. Ya han estado todos conmigo, y saben que tienen la máxima autonomía que pueda darles, todo va a pasar por ellos. En algún sitio hemos introducido modelos de investigación, concretamente en Astorga II. Estamos intentando ver las posibilidades de un cambio de estructura en una zona con muchos pueblos pequeños muy dispersos con muy pocas cartillas. Pretendemos ver si existe una fórmula con autobuses, con algunas rutas potentes, que permitan centrar consultorios resolutivos, no que vayas a los pequeños con 20 cartillas que muchas veces no son resolutivos, sino con uno potente, que sea altamente resolutivo, que esté bien dotado con aparatos.

– ¿Cómo se establecería ese cambio?
– Está en estudio, y creo que va a resultar enormemente bonito. Una parte importante del problema lo vamos a tener con los alcaldes. Tengo que definir lo que puede ocurrir, porque pienso que no deberíamos hablar de cerrar los pequeños consultorios, y que los definamos menos para el médico y más para otras piezas del equipo de Atención Primaria como enfermeras o trabajadores sociales, para atender a los mayores cuando requieren una receta, un test de memoria o un retest del alzhéimer. 

Si se hace todo de forma ordenada en Atención Primaria, no hacen falta más refuerzos este verano – Entiendo que cuando vengan los coordinadores con la planificación pedirán más médicos, enfermeras…
– No, no todo lo que he visto hasta el momento es de números. Puede que hablen de algún refuerzo, pero tenemos estructuras dinámicas para ello. Si se hace todo de forma ordenada, no hacen falta más refuerzos. El número no va a ser lo que nos mueva, pero hablamos de un proyecto de futuro. En médicos de grupo tenemos cubiertas todas las plazas, que son 300. De área, hoy todavía hemos mejorado, pero nos quedan unas once, y pronto estaremos en cero.

– Hay muchos colectivos y zonas que se quejan de la falta de médicos, desde el sur hasta los centros de salud de León como Eras de Renueva o José Aguado.
– Hay que recordar el espacio temporal en el que vengo. Lo que sí sé es que tantas fiestas y días han creado fenómenos importantes en cuanto a la lista de espera, de ocho o diez días, cuando los pacientes tendrían que verse en dos. Todavía no hay un criterio formado de que hay que usar a los médicos desde el punto de vista funcional, no por horas. Ahora tengo un médico cuatro horas, aunque no venga ningún paciente, y está forzado por toda la sociedad, porque falta corresponsabilidad en la sociedad, y tengo que tener ese médico a sabiendas de que estamos derrochando ese dinero. Pero los pacientes también tienen que saber que ellos están derrochando ese dinero. Un médico eficaz es el que está en un sitio pasando consulta, no haciendo recetas. Con cuatro horas acaba extenuado, pero vamos a aprovechar esas cuatro horas. No le puedo decir que va a estar dos horas en carretera para hacer tres recetas.

En Astorga II estudiamos un cambio de estructura para ver si existe una fórmula   para centrar consultorios – Se pide que haya a incentivos para ciertas plazas de difícil cobertura. ¿Está de acuerdo con esta postura?
– Todo lo que sea tener a los profesionales contentos, es indudable. Probablemente estarán más contentos si están menos horas en la carretera. Pero no es verdad que queramos privatizar la medicina, aunque yo venga, además de ser médico de familia, de una especialidad como estomatología que está muy privatizada, soy público y universal claramente. Y si ponen a gente como yo, es porque creen que va a ser público y universal.

– Podemos dijo, al ser preguntado por el nuevo gerente de Atención Primaria, que si había sido colocado por el PP todo seguiría igual.
– Yo tengo que decir es que mi consejero quien me nombra y cree en mí. A veces se dice que si la música suena en Valladolid y los demás saltan al son, pero yo tengo carta verde para hacer lo que crea oportuno. Hablo con los alcaldes y no pregunto el color, pero es verdad que soy el secretario de sanidad del PP y soy del PP hasta la médula, es un criterio cierto, es mi hecho personal. Pero desde el punto de vista gerencial, estoy para hacer una sanidad pública y universal.

– Otra de las cuestiones que se reclama más es la falta de pediatras.
– Lo primero que me dijo el consejero es que haga todo lo posible por la pediatría. Incorporamos a una pediatra en Astorga, que estaba en La Bañeza en una consulta privada y nada más que le pedí que se uniera a nuestro proyecto, se ilusionó. Hemos recuperado todo Palomera y hemos estabilizado también Eras de Renueva. Eso permite tener la pediatría estable. Si tengo cubiertas todas las plazas, todos van a trabajar menos y van a estar mejor.

– Cuando las urgencias se saturan, ¿qué parte de culpa tiene la Atención Primaria y qué culpa los pacientes?
– Si te sientas delante de mí cuando estoy pasando consulta y me dices que quieres un volante para el oftalmólogo, te hago el volante, porque tú lo pagas, pero lo más deprimente es que no confías en mí. O recuperamos la confianza en el médico o no tenemos nada que hacer. Estamos hablando de grandes listas de espera y digo que mientras no se analicen bien, no es totalmente cierto.
Volver arriba
Newsletter