Publicidad
Numancia 0 - Cultural 2: 'Paso de gigante'

Numancia 0 - Cultural 2: 'Paso de gigante'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso Macía | 24/02/2021 A A
Imprimir
Numancia 0 - Cultural 2: 'Paso de gigante'
Fútbol / Segunda División B El equipo leonés asalta Soria y encarrila su primer objetivo de la temporada gracias a dos goles de Toni Abad y Héctor Rodas en el tramo final de un partido muy cerrado
Hace algo menos de 3 años el césped de Los Pajaritos se regaba a base de lágrimas de futbolistas con el escudo de la Cultural en el pecho. Este miércoles, eran abrazos y sonrisas las que no devuelven lo que se perdió aquel día, pero sí reconcilian en cierta forma al club con ese escenario y sobre todo supone un paso de gigante de cara a conseguir el primer objetivo de la presente temporada además de un posible punto de inflexión de cara a pelear por todo dentro de unos meses.

Porque la Cultural venció en Soria al Numancia en algo así como una final que permite a los leoneses depender de sí mismos en los 3 partidos que le restan para estar en la nueva Primera RFEF además de despejar de un plumazo las dudas que dejaban los empates de las últimas semanas y sobre todo la derrota en Burgos. Necesitaba un partido de equipo grande y el escenario y el rival ponían el contexto perfecto.

Y lo cierto es que hizo la Cultural uno de esos partidos que se piden en una fase de ascenso o cuando se pelea por algo importante. Un encuentro precisamente característico de esos niveles, muy cerrado, sin apenas ocasiones y que se decidió en el tramo final con dos protagonistas inesperados para los leoneses. Porque si se venía achacando al conjunto culturalista falta de gol las últimas semanas, ayer aportaron en esa faceta nada menos que dos defensas.

La Cultural tuvo más peligro en la primera parte y el Numancia en la segunda... hasta los 10 minutos finalesCon 10 minutos para el final y con todo igualado, Dioni ejerció de asistente para un Toni Abad que se metía en el área, recortaba como el mejor delantero y con un disparo seco al primer palo con su pierna mala abría la lata para hacer estallar de alegría a toda la expedición culturalista en Soria. Se le pedía entonces a la Cultural asegurar el resultado y lo hizo a lo grande, aprobando otra asignatura pendiente. Porque venía sufriendo el equipo leonés a balón parado, una faceta que apenas había explotado. Pero lo hizo, rematando Rodas con suficiencia por encima de la zaga numantina para hacer el 0-2 y sellar los puntos.

Un resultado final que invita a pensar sin ver el partido en una superioridad clara de la Cultural, pero nada más lejos de la realidad, ya que el encuentro se movió en lo que por momentos pareció incluso un pacto de no agresión entre los dos equipos dando por bueno un empate que tampoco hubo demasiadas opciones de romper hasta esos minutos finales.

El trivote con Montes, Rovirola y Marcos le dio resultados a Idiakez especialmente en defensa Sí es cierto que fue mayor la sensación de peligro de los leoneses que de los locales, algo que se vio desde el primer minuto si bien es cierto que intentó mandar desde el balón el Numancia. Unos buenos minutos de Kawaya de inicio invitaban a pensar en una versión diferencial del belga, pero superados los 20 minutos de juego se diluyó. Suya fue una de las 3 ocasiones claras que tuvo el equipo leonés en la primera mitad, un balón que Sergio Marcos puso al punto de penalti y que el extremo remató mordido y suave a las manos de Ximo Miralles. Dioni, de nuevo referente esta vez acompañado por Héctor, dispuso también de un tiro desde fuera del área que se perdió por poco, si bien la más clara fue sin duda para el ‘9’, que al borde del descanso remataba un centro de Toni Abad obligando al guardameta local a salvar lo que hubiera sido el 0-1.

Ocasiones que hacían que fuera merecedora la Cultural de algo más, también porque apenas sufrió en defensa un equipo que lució su mejor versión atrás con una novedad táctica que tuvo mucho que ver en ello. Porque superado el centro del campo tanto en la ida por el equipo rojillo como el sábado ante el Burgos, probó Idiakez con un trivote con Montes y Rovirola de escuderos de Sergio Marcos que parece haber llegado para quedarse al menos en partidos de entidad o cuando estén disponibles sus protagonistas, ya que el partido finalizó con el primero sancionado al ver la quinta amarilla y el segundo retirándose en camilla tras caer lesionado. Por el momento, su presencia ayer se tradujo en muchas más ayudas defensivas, anulando el juego interior del Numancia y a un Menudo que apenas tuvo un par de ocasiones para hacer daño. De hecho, apenas tuvo ninguna ocasión clara el equipo local en la primera mitad, cargando el área principalmente desde el balón parado aunque sin más disparos con una media volea de Benito que salió muy desviada.

Las imprecisiones especialmente en el último tercio del campo marcaban el 0-0 con el que llegaba el partido al descanso, tras el que Álex Huerta decidió agitar su banquillo en busca de algo más para los suyos, muy necesitados de puntos dada su situación actual. Corral, Del Campo y Gabarre saltaban al campo y parecían meter con el paso de los minutos a la Cultural en su área. Un disparo alto de Borja López, otro desviado de Tamayo y una ocasión clara que Manzanara desperdiciaba rematando suave a las manos de Zubiaurre un balón llovido al punto de penalti obligaban a la Cultural a reaccionar tras apenas haber llevado algo de peligro a través de un Kawaya que parecía resucitar.

Sin embargo, tras su salida y la de Montes dejando sitio a Álvaro Juan y Pipo, llegó el momento de lucidez ofensiva de un equipo que celebró los goles de Abad y Rodas como lo merece un triunfo de tanta entidad que también supo cerrar impidiendo que apenas se jugara en los últimos minutos. Ahora, llegan 10 días sin partidos para tomar un poco de aire y pensar en lo que viene, sentenciar la presencia entre los 3 primeros del equipo leonés, que también pasa por sumar el mayor número de puntos posibles de cara a la segunda fase y a poder soñar con algo más. Por el momento, toca disfrutar de un triunfo de esos que sirven para cambiar dinámicas y creer un poco más. El infierno de Los Pajaritos ya lo es menos.
Volver arriba
Newsletter