Publicidad
Nuevos camiones autobomba para Cistierna y Vegas del Condado

Nuevos camiones autobomba para Cistierna y Vegas del Condado

ACTUALIDAD IR

Los camiones se han entregado a los Servicios Territoriales de Léon, Burgos, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid. | ICAL Ampliar imagen Los camiones se han entregado a los Servicios Territoriales de Léon, Burgos, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid. | ICAL
Ical | 02/06/2022 A A
Imprimir
Nuevos camiones autobomba para Cistierna y Vegas del Condado
Comarcas “El reparto no se hace por provincias, sino por la antigüedad de las matrículas de los vehículos a sustituir”, justificó Suárez-Quiñones
El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, hizo entrega en la mañana de este jueves de siete nuevos camiones autobomba para la extinción de incendios forestales a los servicios territoriales de Medio Ambiente de Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid. El coste de los nuevos camiones ha ascendido a 1.497.555 euros (alrededor de 215.000 euros cada uno), y la adquisición de los vehículos es muestra de la “voluntad” del Gobierno autonómico por “mejorar permanentemente el operativo de la lucha contra los incendios” en la comunidad, según explicó.

La ubicación prevista de los nuevos vehículos autobomba serán las bases de Burgos capital, Cistierna y Vegas del Condado, Aguilar de Campoo (Palencia), Navafría (Segovia), San Pedro Manrique (Soria) y Montemayor de Pililla (Valladolid). Las provincias de Ávila, Salamanca y Zamora no recibirán nuevos vehículos en esta tanda porque los recibieron en “anteriores entregas”. “El reparto no se hace por provincias, sino por la antigüedad de las matrículas de los vehículos a sustituir”, justificó Suárez-Quiñones.

En declaraciones recogidas por Ical, el consejero señaló que desde 2015, la Junta de Castilla y León ha adquirido 23 nuevos vehículos autobomba, por un importe total de 4.521.086 euros. De esa forma, se ha renovado en estos últimos años alrededor de una cuarta pate de los 95 vehículos propios del Gobierno autonómico contra los incendios. “Hay mucho que hacer aún, las necesidades son muchas, el operativo es muy grande y son muchas provincias, pero 23 vehículos en seis años es una buena marca y seguiremos con ello para dotar de los mejores medios a nuestro personal”, explicó.

Las características de estos camiones autobomba son idénticas a los adquiridos en 2021, con un chasis modelo D14 HIGH K R4X4 280E6 de Renault Trucks con motor diésel certificado en Euro VI D y una potencia de 280 CV, con escape vertical, tracción cuatro por cuatro, ralentizador motor optibrake y modificación paragolpes delantero para conseguir un ángulo de ataque de 35 grados para cumplimiento UNE 1846 grado 3 y bajos del vehículos protegidos.

Los camiones tienen 280 CV de potencia, una capacidad de 4.000 litros de agua y 100 de espumógeno y cumplen con la normativa anticontaminación Euro VI para los vehículos pesados. “También se ha mejorado la protección en cabina de los ocupantes ante posibles vuelcos y cuentan con rociadores perimetrales entre otras especificaciones. En definitiva, los camiones con la mayor tecnología y más equipados que se puedan adquirir en el mercado”, valoró.

El coste de los siete nuevos camiones autobomba y su financiación se hará con cargo al Proyecto Europeo Interlumes (Defensa contra incendios forestales en la frontera hispano-lusa del programa de cooperación Interreg V A España Portugal (POCTEP) 2014-2020) en el caso de los tres camiones destinados a las provincias de León y Valladolid; y a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, los cuatro destinados a los servicios territoriales de las provincias de Burgos, Palencia, Segovia y Soria.

Suárez-Quiñones aprovechó la ocasión para advertir de que “estamos acercándonos a la época de peligro alto de incendios, y recordó que ha se han producido este año tres declaraciones de época de peligro medio. “Los incendios forestales solo deberían existir en un 7 por ciento, que son los que se producen de forma natural, el otro 93 por ciento está en la mano del hombre, bien por imprudencia bien por intencionalidad, y hay que pedir responsabilidad porque eso supone salvaguardar no solo el patrimonio natural, sino también la vida y la integridad de nuestros pueblos, de nuestra gente y del propio personal público y privado del operativo”, condensó.
Volver arriba
Newsletter