Publicidad
Nueva etapa e intenciones de crecer para la planta de fundición de La Robla

Nueva etapa e intenciones de crecer para la planta de fundición de La Robla

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de la planta de fundición de La Robla. | E. NIÑO Ampliar imagen Imagen de archivo de la planta de fundición de La Robla. | E. NIÑO
Estefanía Niño | 02/09/2020 A A
Imprimir
Nueva etapa e intenciones de crecer para la planta de fundición de La Robla
Montaña central Los nuevos propietarios de las instalaciones, ahora 'Nord-Casting', presentan su proyecto de futuro al comité de empresa
El comité de empresa de la planta de fundición de La Robla, recientemente adquirida por la firma navarra Mekatar y que desde este lunes pasa a llamarse ‘Nord-casting’, se reunieron este miércoles con el nuevo propietario. El encuentro, que se prolongó un par de horas, se cerró con buenas sensaciones para los representantes sindicales, ya que el planteamiento es que las instalaciones tengan futuro.

Según explicaba José Antonio Diago, del comité, «nos han presentado un proyecto bastante bueno, y van a hacer mejoras en la fábrica porque ha estado mucho tiempo cerrada, y sobre todo en lo referente en temas de seguridad». Asimismo, indicaba que «se nos ha explicado que han estado en contacto ya con posibles clientes, y que ya hay cosas cerradas, por lo que la idea es empezar a hacer pruebas y en enero funcionar ya de una manera estable».

En lo que se refiere a los puestos de trabajo, Mekatar les ha asegurado que van a contar con la plantilla que tenía CastMetal, y tiene intenciones de si todo va bien ampliar. Una ampliación que conllevaría tanto las instalaciones, que disponen de un gran terreno, como en la producción o incluso la fabricación de nuevos productos. Otra de las cosas que se valora desde el comité es que esta futura ampliación supondría más empleo, «y será de la zona, tanto el directo como el indirecto». La apuesta es buena, pera habrá que esperar a 2021 para ver si se desarrolla.

De momento, se ha cerrado ya el Erte, negociado con los representantes sindicales, que irá del 1 de septiembre al 31 de diciembre. Un Erte con condiciones y es que «hemos conseguido que la plantilla rote cada 15 días, 15 días en casa y otros 15 en el trabajo, y una mejora económica para complementar el sueldo». Además, la idea de la firma navarra es que si arranca la producción, se pueda ir sacando personal del Erte, y si todo va bien, contar con aquellos cuyo contrato finalizó antes de junio. Las sensaciones son buenas «nos han presentado un proyecto muy definido, que apuesta por la zona y que quiere seguir creciendo».
Volver arriba
Newsletter