Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Nosotras

Nosotras

OPINIóN IR

07/11/2017 A A
Imprimir
Nosotras
En un mundo cada vez más globalizado donde el capitalismo económico prima sobre lo político y los gobiernos venden sus voluntades al pensamiento único del neoliberalismo, nacen y reaparecen colectivos de carácter nacionalista-populista, que con el discurso de que la culpa es del vecino y añorando tiempos pasados nos encaminan al odio y la xenofobia amenazando seriamente el avance social y poner así distancia en la igualdad de género, la historia reciente nos enseña que el camino a seguir debe ser otro, tiene que ser a través de la lucha de las mujeres unidas que defiendan desde el feminismo una revolución para lograr la igualdad real entre mujeres y hombres. Como ejemplo, ahora que se cumplen 100 años de la Revolución Rusa, Alexandra Kollontái primera ministra del gobierno de Lenin en asuntos sociales, creía que la soberanía popular jamás sería completa sin la igualdad de géneros, consiguiendo importantes logros como la legalización del aborto, el divorcio, parejas de hecho, a disponer de su patrimonio y de sus rentas, la igualdad de salarios con respecto a los hombres, el voto femenino…
Volver arriba
Newsletter