Publicidad
"Nos encantaría volver a tocar en Matadeón"

"Nos encantaría volver a tocar en Matadeón"

LNC CULTURAS IR

Los siete integrantes de La Moda, La Maravillosa Orquesta del Alcohol, el grupo burgalés que en sus inicios pasó por Matadeón de los Oteros y que hoy llena grandes estadios. Ampliar imagen Los siete integrantes de La Moda, La Maravillosa Orquesta del Alcohol, el grupo burgalés que en sus inicios pasó por Matadeón de los Oteros y que hoy llena grandes estadios.
T.G. | 02/01/2022 A A
Imprimir
"Nos encantaría volver a tocar en Matadeón"
Música La Moda ha estrenado su quinto disco, ‘Nuevo cancionero burgalés’, para el que se han inspirado en el repertorio popular de su tierra y con el que aprovechan para reivindicar el patrimonio cultural de los pueblos. En febrero llegarán a León en concierto
El último disco de La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La Moda) viaja en carro, por un camino de piedras y barro. Calza madreñas y tiene las manos curtidas. Sabe a pan untado con tocino y se calienta a la lumbre. Es de pastores, de viejos arrieros, de molineras. Se clava en la tierra como aquellos arados por los que tiraban vacas y mulas en unas tierras que solo sabían de agua cuando llovía.  Es poesía. Y no la han compuesto ellos. Las letras del ‘Nuevo cancionero burgalés’ las han pasado por la ceranda del talento y por la criba del tiempo, de ellas han escogido el grano que han molido con maestría hasta hacer suyos los versos de la música tradicional de su tierra, de Burgos. Desde allí a León han viajado ya muchas veces, de ahí el cariño a esta tierra leonesa que para ellos también ha sido tierra de oportunidades. Aquí llegaron cuando estaban empezando y tocaron para unos pocos, como en aquel agosto de 2013 en Matadeón de los Oteros. A León han vuelto pocos años después para tocar ante centenares y volverán a hacerlo el 4 febrero en el Palacio de Exposiciones. Lo harán con su último álbum recién estrenado y dentro de una gira nacional en la que ya han colgado el ‘sold out’ en varios escenarios.  

El último trabajo de La Moda parte de los cancioneros de la música tradicional de Burgos recopilados por Federico Olmeda y Antonio José, ambos de principios del siglo pasado, unos trabajos que para estos músicos han sido «un tesoro» al que llegaron el otoño pasado, según cuenta David Ruiz, quien pone voz al grupo burgalés. «Ha sido una novedad porque es el primer trabajo en el que no escribimos nosotros las letras y en el que hemos hecho el proceso inverso a otras veces, en el que partimos de la música y luego ponemos letra. Esta vez ha sido completamente al revés», explica el cantante del grupo.

De esos cancioneros cogieron unos versos de una canción, otros de otra... y así hasta formar el trabajo resultante, ocho canciones que son un puzzle de las que cantaron sus abuelos. «Hemos trabajado en los textos para crear canciones nuestras. La única que está la letra tal cual es en ‘Mes de mayo’; el resto es un collage, una reconstrucción, y por eso también ha sido un reto porque que todo eso tuviese sentido y encajase musicalmente no ha sido fácil pero estamos muy orgullosos del trabajo final», incide Ruiz.

Una va buscando su verdad y la verdad de una persona pasa por lo que ha vivido, por  el lugar donde ha nacidoCon este disco, La Moda quiere homenajear a la tradición oral, a la memoria de los abuelos y de los pueblos, «volver a las raíces», repite una y otra vez David Ruiz. Lo hacen para darle el lugar que merece ese patrimonio inmaterial que ha sido capaz de pasar de generación en generación y porque también sienten que no se le ha dado la importancia debida. «Hay cosas inexplicables como la desidia institucional hacia nuestro patrimonio cultural. No es normal que el cancionero de Antonio José haya tenido que estar oculto por su familia hasta 1980 porque le asesinaron en el Golpe de Estado del 36 y estuvo silenciado. Y Olmeda publicó en 1903 pero hasta hace pocas décadas no había manera de encontrar su cancionero. Tengo la sensación de que desde el poder no se ha preocupado nadie por ello pero es que esto también es la riqueza de una tierra y de un pueblo», señala. Y precisamente los pueblos tienen para La Moda mucho de especial y a ellos han querido mirar, una vez más, con el nuevo disco, pues estos han sido el escenario de todos sus vídeos. «Este disco es consecuencia de un caminito que llevamos recorriendo desde hace 10 años. Cuando empezamos mirábamos mucho a Irlanda, a Inglaterra, Estados Unidos… Y cantábamos en inglés. Teníamos el foco allí pero con los años hemos ido acercando el foco y poniéndolo cada vez más en nuestra tierra. Porque uno va buscando al final su verdad y la verdad de una persona pasa por lo que ha vivido, por el lugar donde ha nacido y en el que ha crecido. Y eso son los pueblos para nosotros también. El medio rural simboliza el lugar de donde venimos, muchos recuerdos y un encuentro con el pasado y nuestros mayores. Para nosotros era muy importante visibilizar los pueblos de nuestra provincia, y de todas», afirma David Ruiz.

Para abordar la tradición musical hay varias maneras de hacerlo. «Hay gente que trabaja por el folclore desde la investigación y el conocimiento, estudian qué ritmos se usaban, cómo se arreglaban los temas, sus armonías... Pero luego hay otros que abordan la tradición desde la ruptura total para hacer algo nuevo», dice David Ruiz. Y después están otros como ellos que lo que han querido es utilizar las letras pero hacerlas suyas hasta convertirlas en propias. «Era una cuestión de honestidad con nosotros mismos. No hemos dedicado el tiempo necesario al estudio de la música tradicional, ni somos expertos en esos instrumentos, ni los tenemos interiorizados. Hacerlo nuestro pasaba por tocar nuestros propios instrumentos y mantener nuestra identidad musical», señala el cantante. Pero la tradición oral no sirve para hablar de La Moda en lo que al refranero se refiere. Este dice que «nadie es profeta en su tierra» y ello en Burgos lo son. «Cuando nadie nos conocía fue aquí donde nos cuidaron y hablaron bien de nosotros. Ese boca a boca, unido a 10 años, 500 conciertos, 5 discos y tanto trabajo... Nos sentimos afortunados de tener esta relación con Burgos», cuenta orgulloso David Ruiz.

– Ya que el nuevo álbum va de volver a las raíces de la música, vamos a volver también a las del grupo, a aquella noche de finales de agosto de 2013, al escenario de un pueblo de León...
Matadeón de los Oteros, ¿verdad? Lo recordamos con mucho cariño y además la gente de allí ha venido a vernos y nos dicen: «Oye, que somos de Matadeón». Es la hostia el cariño que hay en los pueblos donde la gente valora mucho que vayas a tocar. Si llevamos todos los servicios y toda la cultura a las ciudades estamos matando todo lo demás. Nos encantaría prodigarnos más en los pueblos porque a parte del cariño, es importante estar allí. La cultura es un derecho para todo el mundo.

Con esa noche de Matadeón en el recuerdo, con el ‘Nuevo cancionero burgalés’ triunfando entre sus seguidores, a la espera de volver a León, David Ruiz acaba la entrevista con un deseo: «Nos encantaría volver a tocar en Matadeón. De alguna manera sería simbólico porque nos dieron una oportunidad cuando no se nos conocía».

«Ahí queda», concluye entre risas.

"Han llegado a tocar en León dos días seguidos y los dos, ‘sold out’"


Después de aquellas primeras veces de La Moda en León, siempre han vuelto a la capital leonesa de la mano de Álvaro Ferrero, un paramés de Pobladura de Pelayo García que está detrás de muchos de los conciertos que se celebran en la ciudad. Apuesta por ellos un año sí y otro también y lo hace, además, con buena respuesta por parte de los leoneses, que si viene La Moda, siempre llenan. «Es un gustazo trabajar con ellos y también con su oficina», reconoce. «Vinieron al Festival Mundo Ético en 2014, cobraron 1.000 euros y dieron un conciertazo. Después tocaron dos veces en un año en León y han llegado a actuar dos días seguidos aquí. Y con ‘sold out’. Son unos cracks», señala a la espera de que llegue febrero para disfrutar de nuevo «con los chicos de La Moda».
Volver arriba
Newsletter