Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Normalización del alcoholismo

Normalización del alcoholismo

En la concienciación, en la cultura, está la clave para luchar contra este problema... como con todos los demás | 15/11/2019 A A
Imprimir
Normalización del alcoholismo
Sólo uno de cada cuatro jóvenes leoneses que tiene un problema real con el alcohol termina acudiendo a terapias asistidas por profesionales, ya que tanto el consumidor como su entorno familiar no consideran graves determinados consumos por elevados que sean
El de los jóvenes y el alcohol es un problema que viene de lejos pero que no por ello resulta menos importante. La histórica normalización del consumo a edades tempranos que se ha vivido en este país era uno de los principales problemas, algo que se ha ido solucionando, parcialmente, con el paso del tiempo. Sigue siendo demasiado habitual que en las bodas y demás celebraciones se haga una presunta gracia dando a probar a un menor algún tipo de bebida alcohólica. La formación, la cultura, que es la base por la que se solucionan todos los problemas, ha servido para que ya no esté bien visto que ocurra eso, pero el siguiente problema que tiene que ver con el alcohol y los menores es el consumo, en ocasiones, como única forma de ocio, como primer paso para la diversión, como herramienta de desinhibición y, lo que es más grave, de socialización, para unir o para separar según se consuma o no se consuma, se consuma más o se consuma menos. Resulta relevante que sólo uno de cada cuatro jóvenes leoneses que llegan a tener problemas con el alcohol termina acudiendo a una terapia asistida por profesionales, ya que se supone que no se deben considerar problemas con el alcohol, ni por parte del joven ni por parte de su entorno familiar, determinadas conductas o consumos excesivos. En la cultura, en la concienciación, está también la clave a este problema.
Volver arriba
Newsletter