Publicidad
Nombres

Nombres

OPINIóN IR

21/03/2021 A A
Imprimir
Nombres
Triste. Les pagamos coche, chofer, traje, tablet, móvil, honores y pleitesías, pasta, para que aprieten el botón que les mandan, cuando les mandan y para que lean un correo electrónico por las mañanas con lo que cada día ha decidido el gurú que toca decir, tenga algo que ver con la tierra que les paga o no, generalmente no, aquí cierran las minas pero han decidido que hablan de la chepa de Iglesias.

Toca decir comunismo o libertad en Madrid pero se ordena que se papagayee también en León. Y se repite en León.

Un respeto. No sé —me pasa lo contrario, lo de Madrid me la suda bastante— qué ocurrirá en otras tierras, pero aquí antes de decir esas cosas habría que lavarse la boca y la memoria; no me gustaría dejar de recordar a tipos e historias que conocí y me cautivó su entrega generosa a una causa que sí era la libertad..

¿Cuando repiten esas cosas han leído las memorias de Víctor Bayón?, ¿saben que Roberto Merino estaba en el número 2 de los fusilables del 23F?, ¿conocen el ejemplo silencioso y digno de tipos como Rotilio Bayón en Busdongo, que además de la defensa de la memoria de los fusilados en su casa se dejaba la piel para que en el colegio de Villamanín no faltara de nada?, ¿entienden lo que significó el gesto de Tomás Domínguez el de Lillo cuando se negó a levantar el brazo en saludo fascista cuando se pronunció su nombre en la presentación del Campeonato Provincial y ya no lo luchó?, ¿hablando de Lillo, saben algo de la dignidad y la cabeza levantada de Lices la viuda de Gorete?, ¿a qué les suenan Isabel Cardeñosa y Genara Fernández?, ¿recuerdan a los que como Toño Llamas se fueron en el tren anterior al que ya no iba a salir?, ¿qué les dicen los apellidos Terrón o Antonio Estévez?, ¿y Benjamín Rubio en Laciana o el fraile leonés Gonzalo González en Valladolid para fundar CC.OO?, ¿se la han jugado alguna vez como se la jugaba cada día el albañil del barrio La Inmaculada, Larín, para mandar su crónica a Radio Pirenaica? ¿no les ha impresionado la búsqueda del cuerpo de su padre de Hildegard del Blanco?...

No he querido acudir a grandes nombres, sólo recordar a tantos que habría que lavarse la boca para pronunciarlos, aquí, donde nosotros callábamos.
Volver arriba
Newsletter