Publicidad
"No se pueden pedir ahora más diligencias por el simple hecho de hacer pasar el tiempo"

"No se pueden pedir ahora más diligencias por el simple hecho de hacer pasar el tiempo"

ACTUALIDAD IR

Los familiares exigieron justicia con pancartas frente a los juzgados. | ICAL Ampliar imagen Los familiares exigieron justicia con pancartas frente a los juzgados. | ICAL
Rosa Álvarez | 20/06/2021 A A
Imprimir
"No se pueden pedir ahora más diligencias por el simple hecho de hacer pasar el tiempo"
Tribunales Un auto incide en que la fase de instrucción del caso concluyó en 2017 y que aceptar más actuaciones supondría "dilaciones imputables a las partes"
La existencia de al menos dos pólizas de responsabilidad civil (a las que se podrían sumar otras) que cubrirían en el momento del siniestro a dos de los acusados y que se dieron a conocer durante la primera sesión del juicio por el accidente de La Vasco de 28 de octubre de 2013 son las que motivaron «exclusivamente» la devolución de los autos al juzgado de Instrucción 4 y las que provocaron también la suspensión del procedimiento «después de numerosos años de instrucción». Por ello, el juzgado instructor en un escrito de 21 de mayo ha querido dejar claro que las «nuevas diligencias» que las partes, acusación y defensa, han ido «suplicando» con posterioridad no serán admitidas, teniendo en cuenta, además, que ya fueron «expresamente desestimadas por la magistrada del Penal en providencias de fecha 9 de abril, 6 de abril y 8 de abril».

No se puede, afirma la juez, «aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid», pedir ahora al devolverse los autos, más diligencias, u otras diligencias instructoras «que antes ni fueron propuestas ni se consideraron necesarias para concluir la instrucción por el simple hecho del paso del tiempo, y de las cuales acusación/defensa no precisaron en ningún caso para presentar sus respectivos escritos de calificación. Es más, insiste en este auto en que «pretender lo contrario supone comenzar de nuevo de cero, supone dilaciones imputables a las partes, y supone no agotar una instrucción que, no olvidemos –explica–, ya estaba conclusa desde el año 2017, cuando se dictó auto de fecha 3 de julio confirmado por la Audiencia Provincial de León».

La admisión de diligencias instructoras no puede ser, añade la magistrada, sino «cuando son útiles, oportunas, convenientes y esclarecedoras», por lo que «solamente es pertinente» en este caso «una instrucción sumarial para la posible responsabilidad civil de una compañía de seguros», subraya.
Volver arriba
Newsletter