Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

No hay güevos

BLOGGINGIR

12/12/2014 A A
Imprimir
No hay güevos
No son una ONG, no son un club de atletismo, no son una sociedad filantrópica, no son muchas cosas, pero lo que sí es seguro que son es un grupo de amigos, de muy buenos amigos, entre ellos, míos, tuyos, de tantos de los que leéis este texto y que los conocéis y compartís tres de sus grandes principios en su quehacer diario. Lo primero es intentar ayudar cada día a quien más lo necesita. Lo segundo hacerlo de una manera saludable aunque ello exija siempre poner mucho esfuerzo por su parte y gran empeño en conseguirlo. Pero hay un tercer pilar, no menos importante, sobre el que se apoyan estos ‘Güeveros’ en cuyo ideario está el ser capaces de disfrutar de unos buenos y sentidos abrazos a todos, con todos, y entre todos, a la vez que disfrutan de una fría cerveza cardiosaludable y reponedora de sales tras una trotada mañanera por los montes de León. Su próximo reto está ya a punto de llegar. Será el próximo 20 de diciembre cuando muchos correremos, o andaremos, cada uno lo que prefiera, durante poco más de una hora por los alrededores de nuestra ciudad con el único objetivo de recoger más de 1.000 kg de alimentos para entregarlos a la Asociación Leonesa de Caridad. Luego no digáis que no estabais avisados. Id (vayamos) todos y aportemos cada uno nuestra cuota de solidaridad con los más necesitados. Será una muestra más de cómo los ciudadanos ayudan a aquellos que debieran ser socorridos por quienes dirigen el país y que se presentaron voluntariamente, asegurándonos que ellos tenían la fórmula para solucionar los gravísimos problemas que aquejan a nuestra sociedad. Está pronto a expirar el plazo que les otorgamos con nuestro voto y dista mucho siquiera de haberse acercado a la solución de tales males. Deberemos decirles a ellos que ‘No hay güevos’ a que nos engañen otra vez, porque si así lo hicieran nos estaríamos convirtiendo en corresponsables de sus desmanes y tropelías constantes y del cómo dicen que van a arreglar lo que cada día estropean un poco más. ¡Manda huevos!
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle