Publicidad
Negocios 'en blanco' sin procesiones

Negocios 'en blanco' sin procesiones

SEMANA SANTA IR

C.C.L. | 30/03/2021 A A
Imprimir
Negocios 'en blanco' sin procesiones
Semana Santa La falta de actividad en la calle durante esta Semana Santa deja a algunos establecimientos de la ciudad sin su principal fuente de ingresos. Locales especializados que han tenido que reinventarse
En una ciudad acostumbrada a llenar las calles en Semana Santa, este segundo año sin procesiones supone un impacto tanto emocional como económico. Tras las cofradías y hermandades leonesas existen negocios especializados que se han visto gravemente perjudicados. No se venden túnicas ni capillos, ni tampoco velas o flores para adornar los tronos. 2020 fue un año completamente en ‘blanco’ por el confinamiento y las actividades previstas para este 2021 no generarán, ni de lejos, el mismo movimiento que un año normal.

Uno de esos establecimientos es Cruz y Cirial, una tienda especializada en artículos religiosos y cofrades que en años normales tendría por estas fechas la mayor carga de trabajo de todo el año. Su impulsor, Manuel Jáñez, reconoce que se ha visto afectado porque estas fechas son «una parte importante de la facturación anual de la tienda». En ella vende «todo lo que tiene que ver con los enseres del cofrade», túnicas, capillos, capirotes, cíngulos, diferentes trabajos para las hermandades, arreglos, velas y un largo etcétera.

Para hacer frente a este segunda Semana Santa sin procesiones, no ha quedado otra que reinventarse, ofrecer nuevos productos y fomentar las redes sociales y la tienda ‘online’ para resistir esperando a que todo esto pase y vuelva la Pasión tal y como la conocemos. «Nos hemos reinventado abriendo un poquito el abanico, nosotros trabajamos también mucho con las iglesias y con particulares, hemos metido alguna cosa más a la hora de vender, algunos libros, estamos intentando trabajar más las redes sociales e implementar un poquito la página web», asegura Jáñez, confiando en que «la situación mejore poco a poco y volvamos a retomar el ritmo que tenía la tienda, que la verdad que era ascendente».

A pesar de la situación, Manuel Jáñez, que puso en marcha este proyecto en el Húmedo hace cuatro años, prefiere no quejarse y reconoce que «hay sectores que han sufrido todavía más los efectos de la pandemia y están peor que nosotros, así que hay que ser solidarios y consecuentes con la situación», apunta. «Al final todos dependemos de todos, cuando la economía se mueve se mueve para todos, desde el que tiene un bar hasta una tienda como la nuestra que al final es un sector un poco atípico», explica. «Nadie puede decir a mí esta crisis no me afecta, porque por suerte o por desgracia todos dependemos de todos», cree Manuel Jáñez.

Él, como muchos, no se imaginaba el año pasado cuando de golpe irrumpió en nuestras vidas la pandemia, que un año después la situación fuera todavía similar. «Si el año pasado a estas alturas nos llegar a decir que todavía estaríamos así a estas alturas, seguramente no nos lo hubiésemos creído», asegura con la «esperanza» de que «esto vaya remitiendo, que la vacuna sea efectiva y que podamos recuperar la vida que teníamos, si no es exactamente igual que sea lo más parecida posible».

Con esa esperanza, desde este establecimiento íntimamente ligado a esa Semana Santa leonesa que se vive los 365 días del año, confían en que la normalidad vuelva pronto y la próxima Pasión el olor a incienso impregne las calles de León.
Volver arriba
Newsletter