"Necesitamos cambiar nuestros hábitos, que ir al bosque sea como lavarse los dientes"

"Necesitamos cambiar nuestros hábitos, que ir al bosque sea como lavarse los dientes"

EL BIERZO IR

Céline será la guía del «baño de bosque» en el soto de Villar este fin de semana. Ampliar imagen Céline será la guía del «baño de bosque» en el soto de Villar este fin de semana.
Mar Iglesias | 05/08/2021 A A
Imprimir
"Necesitamos cambiar nuestros hábitos, que ir al bosque sea como lavarse los dientes"
Entrevista Céline Girardon, guía de terapia forestal que dirigirá un «baño de bosque» en el soto de castaños de Villar de los Barrios
Villar de los Barrios y su recuperado soto de castaños ha puesto en marcha una nueva iniciativa a la que se abraza todo este mes de agosto, los baños de bosque. El próximo será este 7 de agosto a las 11. Propuesto por la Asociación Bierzo Vivo que lidera Nicolás de la Carrera, será dirigido por Céline Girardon, guía de origen francés y gallega adoptada, que trabaja, desde hace muchos años, en colaboración con el bosque y la Naturaleza.

Autora del libro «Cinco consejos para conectar con la Naturaleza» y del proyecto «Habla del Bosque», que nace de la necesidad de volver a considerar a las personas y a la Naturaleza como pieza clave y recurso fundamental en la sociedad. Céline pretende empapar a sus seguidores de bosque para combatir el estrés y aprender a gestionar emociones.

-¿Qué le parece este soto de castaños de Villar, cuál es su impresión sobre lo que conoce de él?

-Seguramente, al entrar en el Soto de Villar, te llamaran la atención el tamaño de los castaños que se encuentran allí, los colores y el sonido de las hojas debajo de los pies. Pero también sé que el Soto está enfermo y escuché en el documental de «La llamada del Bosque» varias ideas de personas cercanas del por qué. Me siento algo triste por un lado y por otro, me calienta el corazón ver que hay personas que se dieron cuenta y están intentando dinamizar la zona, llevar vida a este bosque, el cual, tal vez responda positivamente a ello.

-¿Es un bosque especial para una experiencia como la que trae?
-Un bosque antiguo como ese tiene algo especial y es lo que hace falta cuidar y preservar. El tiempo en ese bosque seguramente parece más lento. Pensar en los años que tardó en crecer supera nuestra manera de pensar actual que se fija más en la inmediatez que en lo longevo. Sólo pensar en ello me hace respirar hondo y me transmite calma... por un segundo.

-¿Qué se requiere para asistir a este tipo de actividades?
- Para asistir a un baño de bosque hace falta pocas cosas: Por un lado, calzado y ropa adecuada, cómoda y adaptada a las condiciones meteorológicas, una botellita de agua y algo de picar en el bolsillo, por si acaso te entra hambre, por otro lado, invito a las personas a venir con la mente abierta, dejando atrás todas las ideas preconcebidas, las opiniones y las expectativas para vivir esta experiencia tal y como se presenta.

-¿Qué es lo que ofrece personalmente un baño de bosque?
- Un baño de bosque es una inmersión en la Naturaleza en la cual conectamos con los sentidos con el entorno. Recorremos una distancia corta de máximo 1 kilómetro en 2 horas y media. A lo largo del baño de bosque realizamos invitaciones a conectar y círculos para compartir. Vivir esta experiencia en grupos reducidos permite conectar con uno mismo, con el grupo y con el bosque.

-En su blog presenta esta técnica así como medio para reducir tu estrés y gestionar emociones, ¿De qué manera se puede conseguir esos fines y en cuánto tiempo?

-Tal como lo avalan estudios científicos cada vez más numerosos, los baños de bosque permiten mejorar aspectos significativos de nuestra salud física, mental y social, nos ayudan a equilibrar nuestra tensión arterial, el azúcar en la sangre, la hormona del estrés, llamada cortisol, entre otras cosas. Permite descansar la mente gracias a la atención reparadora, a estar en un entorno verde.
Parar es lo que nos puede ayudar a reducir nuestro estrés. Parar y ser conscientes de nuestras emociones nos ayudan a tomar decisiones. Necesitamos cambiar nuestros hábitos, empezar poquito a poco para que, ir al bosque y tener un momento para cuidarse, sea como lavarse los dientes por la mañana. Para eso invito a las personas a empezar acompañadas para sentirse en seguridad y ser guiadas durante estas tormentas de pensamientos que nos invaden cuando buscamos calma.

-La sociedad actual, la forma de vida que llevamos ¿requiere ese acercamiento a la naturaleza, cada vez más?
-Las personas con las que trabajo y con las que hablo dicen que lo necesitan, pero no encuentran el momento. El ritmo de vida, la conexión digital afecta tanto a las ciudades como a las zonas rurales. La cantidad de estímulos que recibimos son muy elevados y nuestro cuerpo nos lo está diciendo. Me parece que hoy somos conscientes de los cambios que necesitamos, pero los cambios cuestan porque suponen un esfuerzo. Por mi parte intento estar atenta a las personas y atenderlas desde donde están para que su camino también sea agradable. Por eso sigo formándome, incorporando más metodologías como la Terapia en la Naturaleza y metodologías para espacios colaborativos que me pueden ayudarme a adaptar el baño de bosque y cualquier taller de facilitación para particular o empresas. Poder realizar estas actividades en un bosque como el Soto de Villar sería un regalo para todas y todos los participantes.
Volver arriba
Newsletter