Publicidad
Muere Alfredo Pérez Rubalcaba a los 67 años tras no superar un ictus

Muere Alfredo Pérez Rubalcaba a los 67 años tras no superar un ictus

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
abc.es | 10/05/2019 A A
Imprimir
Muere Alfredo Pérez Rubalcaba a los 67 años tras no superar un ictus
Sociedad Fue secretario general del PSOE, ministro con Felipe González y también ministro de Interior y vicepresidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero
Alfredo Pérez Rubalcaba, histórico dirigente socialista y exvicepresidente del Gobierno durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, ha fallecido este viernes a los 67 años en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid, tras sufrir un ictus el miércoles del que no ha podido recuperarse.

Su estado empeoró a lo largo del jueves después de que el parte médico a las pocas horas de su ingreso señalase que se encontraba en estado grave y que debía permanecer en observación durante 72 horas. A primera hora del jueves, tras pasar la noche en la UCI, el hospital ya apuntaba a que su estado era de «extrema gravedad».

Ante las noticias que llegaban desde Madrid el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había decidido anticipar su vuelta a España «ante el estado preocupante de Alfredo Pérez Rubalcaba» para estar con la familia. Y toda su agenda quedaba condicionada por este hecho.

A primera hora de este viernes Rubalcaba permanecía ingresado en el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda. Y tanto desde el centro hospitalario como desde el entorno del exvicepresidente se aseguraba que su estado seguía siendo grave pero que no había habido cambios en las últimas horas.

Un histórico en el PSOE

Doctorado en Química Orgánica, Rubalcaba impartía en la actualidad clases en la facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense de Madrid desde que renunciase a su escaño y se apartase de la vida política el 2 de septiembre de 2014.

Rubalcaba llegó a la Cámara Baja en 1993 y desde entonces ha formado parte de todas las legislaturas hasta su retirada de la política. Además, fue ministro de Educación y Ciencia (entre 1992 y 1993), ministro de la Presidencia y portavoz del Gobierno (de 1993 a 1996), portavoz del Grupo Parlamentario Socialista (de marzo de 2004 a abril de 2006), vicepresidente primero del Gobierno y portavoz (en 2011) y ministro del Interior (entre 2006 y 2011).

Estuvo al frente de la Secretaría General del PSOE desde febrero de 2012, cuando se impuso a la exministra Carme Chacón en el congreso de Sevilla. El 26 de mayo de 2014 anunció su dimisión, asumiendo la responsabilidad por la derrota electoral y convocando un cónclave extraordinario para elegir al próximo líder de los socialistas.

Visitas al Hospital

A lo largo de la jornada de ayer, el Hospital Puerta de Hierro ha sido un ir y venir continuo de dirigentes socialistas y personalidades cercanas a Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre todo desde que se dio a conocer su empeoramiento. Los tres presidentes del Gobierno del PSOE —Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez— fueron la figuras más destacadas que se acercaron a interesarse por la salud del exvicepresidente y ministro del Interior.

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz fue de las primeras en acudir a la clínica de Majadahonda, en la que estuvieron también Jaime Lissavetzky —gran amigo de Rubalcaba—, Antonio Hernando —exportavoz socialista en el Congreso—, Valeriano Gómez, Juan Moscoso o José Blanco.

Cuando se supo que el estado de salud del exministro empeoró, el número de visitas aumentó a lo largo del jueves, aunque la consigna fue la de no hacer declaraciones. Felipe González fue de los primeros en acudir durante la tarde. Pocos minutos después de que González abandonase el hospital, fue el turno del siguiente expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, que estuvo dentro algo más de dos horas.

También asistieron su sucesor en el ministerio de Interior, Antonio Camacho, y miembros del Gobierno actual como Fernando Grande-Marlaska, Isabel Celaá o María Jesús Montero. Antes de que Sánchez llegase procedente de Rumania, lo hizo poco antes de las ocho de la tarde, los altos dirigentes del PSOE ya estaban en el Hospital. El secretario de Organización, José Luis Ábalos, la presidenta, Cristina Narbona, y la vicesecretaria general, Adriana Lastra. Narbona fue la única que ofreció declaraciones: «Esperando que haya un milagro porque como nos informan la situación es muy grave».

También estuvieron junto a la familia Eduardo Madina, Trinidad Jiménez, César Luena, Juan José Laborda o Rodolfo Ares. Además de históricos como José Enrique Serrano o Enrique Guerrero. Elena Valenciano, quien fuera su número dos durante su mandato, se desplazaba ayer también a Madrid y estaba en permanente contacto con la familia. En la noche del miércoles ya había visitado el hospital Óscar López, secretario de Organización en su mandato y el ex Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido. El Rey Felipe VI, el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Ana Pastor y Alfonso Guerra contactaron con la familia desde un primer momento.
Volver arriba
Newsletter