Publicidad
Morán: "Si pagamos toda la deuda de Gersul, evitamos subir la tasa a corto plazo"

Morán: "Si pagamos toda la deuda de Gersul, evitamos subir la tasa a corto plazo"

ACTUALIDAD IR

El presidente de la Diputación Provincial de León, Eduardo Morán, durante la entrevista. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El presidente de la Diputación Provincial de León, Eduardo Morán, durante la entrevista. | SAÚL ARÉN
David Rubio / Alfonso Martínez | 18/07/2021 A A
Imprimir
Morán: "Si pagamos toda la deuda de Gersul, evitamos subir la tasa a corto plazo"
Comarcas Entrevista al presidente de la Diputación Provincial de León
Preocupado por la poca agilidad de alguno de los grandes proyectos que siguen pendientes para la provincia de León, Eduardo Morán hace balance de sus dos años de mandato en la Diputación y valora además la actualidad política tanto de su propio partido como del PP.

– ¿Qué balance general puede hacer en el ecuador de su mandato?
– Estoy relativamente satisfecho. Y no quiero que suene a disculpa lo de la pandemia, pero es verdad que nos ha impedido trabajar de una manera más ágil. No son lo mismo las reuniones telemáticas que las presenciales, sobre todo cuando dependes de otras administraciones con las que deberíamos haber tenido contacto más directo para agilizar algunos proyectos. Dentro de lo que hemos podido realizar, me encuentro relativamente satisfecho en cuanto a la gestión y preocupado por no poder agilizar esos proyectos relevantes, como las telecomunicaciones y los parques de bomberos, que avanzan despacio, pero avanzan. Estamos pendientes de asuntos jurídicos, de la autorización del Gobierno para poder contratar a bomberos profesionales funcionarios, pero el resto va funcionando más o menos de manera ordenada con la licitación de los edificios, que se adjudicarán en breve y la elección ya del jefe del servicio. Vamos a empezar a trabajar en la instalación de esos primeros cuatro parques de ‘nivel 2’ que marca la Junta. Luego veremos en qué medida podemos completar el servicio. Están además los acuerdos con León y Ponferrada. Son de justicia y no puede ser que hagan el esfuerzo de atender los incendios y otro tipo de incidentes en toda la provincia sin compensación por parte de la Diputación. Es injusto y hemos llegado a acuerdos que ya se han ratificado en sesión plenaria.

– Pero los bomberos le cobran una tasa a quien demanda sus servicios…
– Hay una parte que se recupera, pero hay otra que no. En esta casa había un compromiso ya casi histórico de aportar una cantidad por bombero y se les daba a través de los municipios, pero hace años que esto no se lleva a cabo. Tienen que hacer un esfuerzo adicional cuando tienen una salida y deben mantener el servicio con personal que está fuera del parque de retén o de guardia localizada. Es algo provisional. El propio decreto de la Junta establece esos dos parques como los más importantes de la estructura provincial, porque van a atender el alfoz de León y Ponferrada, pero vamos a ver cómo podemos completar la red.

– ¿Qué plazos podemos marcar para que funcionen los primeros parques?
– Yo querría que en el primer trimestre de 2022 tuviésemos funcionando esos cuatro parques. Si la autorización del Gobierno llega pronto, la idea es que en septiembre empecemos a tramitar la selección del personal. Además, en breve, antes de las vacaciones, para quien las tenga, vamos a contratar los tres parques que están en proceso de licitación. No vamos a perder un minuto en ese aspecto. Queremos además que el jefe del servicio empiece a diseñar ya un poco la estrategia de trabajo. Los primeros serán los parques de Cistierna, Valencia de Don Juan y Celada de la Vega, en la zona de Astorga. También el de Villablino, que está ejecutado. Son los que nos encontramos diseñados y los que ha ratificado la Junta. No vamos a hacer más cambios ni más movimientos, porque supondría retrasar de manera poco prudente el funcionamiento de los parques. Luego seguiríamos avanzando. Aunque la Junta no comparte el planteamiento, seguiré reivindicando su ayuda para financiar el servicio. Lo que debe tener claro la ciudadanía es que, si la Diputación va a gastar cada año ocho millones anuales en el servicio de bomberos, habrá que eliminarlos de otros servicios. Las cosas son como son. Hay que ser responsables y vamos a exigir a la Junta que nos ayude económicamente, porque en otras comunidades autónomas se hace así. Nosotros hemos podido conocer algunos servicios de extinción de incendios provinciales donde las comunidades financian el 50% de su coste. ¿Por qué no se puede hacer en Castilla y León? Yo creo que las otras diputaciones estarían de acuerdo. No tengo conocimiento de que la Junta ayude a ninguna de ellas. Ahora, con la aprobación de este decreto, han hecho un reparto mínimo de dos millones para las nueve diputaciones y nos corresponden 350.000 euros. Teniendo en cuenta un coste de ocho millones, que irán en aumento a medida que vayamos implementando el servicio en toda la provincia, esa cantidad es irrisoria.

La idea es que los primeros parques de bomberos estén funcionando ya en el primer trimestre del próximo año– Otro de los proyectos que más preocupan a la ciudadanía es la conexión a internet. ¿En qué punto nos encontramos después del anuncio de puntos wifi para las juntas vecinales?
– Los puntos wifi son provisionales para pueblos que ahora no tienen ningún servicio. Queremos que tengan al menos dos o tres puntos de referencia para conectarse. El resto avanza lentamente. Tanto el Gobierno como nosotros intentamos dirigir el esfuerzo hacia la implantación del 5G, porque es más rápido en cuanto a ejecución. Se está ejecutando conexión de fibra óptica en 352 pueblos a través del programa 2020, en el que León fue la tercera provincia en inversión, pero es un proceso lento, porque hay que abrir zanja, canalizar, meter el cable y desarrollar cuando llega a la entrada de cada pueblo. Es un proceso largo y eso se puede llevar prácticamente dos años. Cubrir con banda ancha el resto del territorio con 5G, en cuanto a la ejecución de obra e instalación de equipos, es mucho más rápida. Tenemos una relación cordial con la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales. Acaban de hacer una reforma de la legislación para que las empresas puedan utilizar la frecuencia de 750 megahercios. Hay unas pueblas en Castilla-La Mancha que buscan compatibilizar la TDT y el 5G en esa frecuencia. Parece ser que va bien y se van a licitar de manera inmediata 250 millones de euros por parte del Gobierno. Pero hay un presupuesto de 3.990 millones de euros para implementar 5G en toda España y la provincia de León va a estar en primera línea. Además, hemos firmado un convenio a tres años con la Junta en el que vamos a invertir 2.240.000 euros cada administración para llegar a aquellos puntos más alejados a los que no llega la estrategia del Gobierno. Antes de que finalice el verano estarán los procesos de licitación en marcha para que el año que viene se estén instalando equipos. Se ha hecho un esfuerzo económico muy importante por parte del Gobierno. Se empezó financiando las unidades susceptibles de fibra óptica con 75 euros por cada una. En el programa 2020 está en 290 o 300 euros y ahora mismo se está pensando en una implementación de casi 500 euros por cada unidad.

– Uno de los grandes problemas a los que ha tenido que hacer frente ha sido el de Gersul. ¿Cuándo va a subir el recibo del tratamiento de residuos?
– De momento, la idea es no subir la factura. Nos hemos encontrado en Gersul la peor gestión que se puede hacer de lo público. Sin apuntar con el dedo a nadie, porque ha sido a lo largo de muchos años. Estamos en un proceso muy judicializado en el que no hemos tenido colaboración, ni siquiera de los técnicos. En cuanto llegamos, sin tiempo y con muchas dificultades, conseguimos que no prescribiera una recaudación de 8,2 millones, incluso intentando recuperar hacia atrás todo aquello que era posible. Y además, haciendo la recaudación de manera muy efectiva con los servicios propios de la Diputación, haciendo un esfuerzo muy importante con nuestro propio personal, incluso por las tardes para actualizar esos cobros. Y paralelamente, intentando cumplir una sentencia que nos encontramos aquí, pactada con el juzgado y con la empresa adjudicataria del servicio, para pagar algo más de 23 millones de euros de manera inminente. Hasta ahora, hemos conseguido con una operación bancaria pagar 13 millones de euros, pero se ha complicado mucho la gestión y la fórmula para poder ir a otras operaciones con entidades bancarias y pagar el resto. Lo que hemos decidido en esta casa es que esos algo más de 10 millones los paguemos de forma proporcional cada una de las instituciones que formamos parte de Gersul, la Diputación y los municipios de León, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo. Así se ha aprobado en la asamblea de Gersul a través de un prorrateo en el que la Diputación va a pagar el 52% de esa deuda, concretamente 5,2 millones de euros, mientras que el resto de instituciones deben asumir el esto en la parte proporcional que les corresponde. Con eso habremos cumplido ese compromiso judicial que tenemos, que además tiene una advertencia hacia el propio responsable de Gersul, el presidente en este momento es Santiago Dorado, por no cumplir ese compromiso. Y eso puede afectar al resto de funcionarios y del personal que participamos en Gersul. Hay alguna discrepancia con el Ayuntamiento de León, pero creo que es un acto de responsabilidad pagar esa deuda que tenemos en Gersul y tratar de ponernos al día en el resto de las cuestiones que tenemos pendientes de cara al propio funcionamiento de la UTE que gestiona el servicio. Eso es lo más importante y con eso evitamos por ahora y a corto plazo la subida de la tasa a la ciudadanía.

– Otro de los temas que acumulan años sobre la mesa y sin solución definitiva es la fusión de San Isidro con Fuentes de Invierno. ¿En qué línea se trabaja?
– Estamos trabajando, no sé si en la fusión, pero sí al menos en la explotación conjunta de las dos estaciones con el Principado de Asturias. Eso está muy avanzado. Hay otra parte que desde el punto de vista jurídico es más difícil de resolver, que es la inversión que en su día hizo la Diputación en una línea eléctrica que tiene unas connotaciones. Se ha llegado a un acuerdo con Iberdrola, de tal manera que, cuando se produce algún tipo de solicitud de conexión que supere los 5,5 kilovatios se ha indemnizar con una parte a la Diputación. Creo que en estos momentos impide el crecimiento de la zona, porque puede haber algún tipo de negocio, explotación o empresa que quiera instalarse y eso puede suponer un freno. Yo resolvería esa situación. Desde el punto de vista jurídico tiene sus dificultades, pero lo vamos a intentar. Seguimos avanzando en las negociaciones con Asturias para ver cómo hacemos la gestión. Recientemente hemos mantenido reuniones, lo hacemos periódicamente, y estamos poniendo en marcha un proyecto conjunto para presentar a los fondos europeos. En estos momentos, trabajamos con una empresa especialista para que nos haga un estudio basado en algo que ya había aquí en la casa y presentar un proyecto conjunto para la dinamización de toda esa zona, no solo desde el punto de vista de la nieve en sí sino del espacio en su conjunto para poder tener actividad a lo largo de más meses del año.

– ¿Se apostará por la gestión privada de San Isidro?
– Es una cuestión que hemos valorado en muchas ocasiones, pero hay muchas alternativas. Hemos pensado algunas veces en una explotación con una empresa mixta, pero también una de las cuestiones que estamos valorando, teniendo en cuenta la experiencia de otras administraciones, es crear una empresa pública de la propia Diputación que se dedique a la gestión de todos estos servicios del ámbito de las estaciones, el propio servicio de turismo y otras actividades similares en el entorno de los municipios de menos de 20.000 habitantes. Incluso también, esta empresa pública podría hacerse cargo de la gestión de Gersul.

Hay mucho trabajo hecho, pero la burocracia ralentiza los proyectos– ¿Cómo valora la labor de la oposición en estos dos años de mandato?
– Reconozco que la labor de la oposición ha sido cordial y de respeto, cosa que agradezco. Hay muchas formas de hacer oposición, pero es verdad que el grupo mayoritario de la oposición es el anterior equipo de gobierno y por tanto, a pesar de las críticas que nos hacen, en algunos casos son infundadas, porque son ellos responsables de que algunos proyectos no se hayan podido ejecutar o poner en marcha antes. Tienen que hacer esa labor de control, pero en algunas cuestiones no son los más autorizados para hacer críticas. Sí les reconozco el respeto que hay entre los grupos dentro de la casa y el funcionamiento cordial. Respecto a Ciudadanos, su diputada es nueva en la institución. Nos ha hecho algunas propuestas que han coincidido con nuestros planteamientos, sobre todo en esta situación de pandemia, aunque desde el punto de vista técnico no las hemos podido ejecutar. Hemos tenido algunas ideas para ayudar a la población más afectada por la crisis sanitaria, pero no hemos tenido la oportunidad de aplicarlas en esta casa y no ha sido por falta de voluntad política.

– ¿Cómo ve el proceso de renovación del PP de León, que culmina precisamente este domingo?
– En cuanto al grupo de diputados provinciales, ha habido una división fuerte. Cuando venían de un anterior equipo de gobierno y de una dirección provincial del partido, ahora ha habido un poco de desbandada. Entiendo el oportunismo político y a ver cómo encaja la nueva dirección del grupo, si es que cambia a raíz del relevo en el PP de León. Yo he tenido un mínimo contacto con Javier Santiago, que ha dicho que aspira a ser presidente de la Diputación. Espero que eso pase dentro de muchos años, pero sí le veo con otro tipo de dinámica en cuanto al trabajo de oposición, que no va a ser en la misma dirección del que se ha hecho hasta ahora. Debe tener claro el PP que durante 24 años han gobernado esta institución provincial. No me atrevo a decir gestionado, porque en muchos casos no lo han hecho en sentido positivo. Me parece bien que controlen la labor del equipo de gobierno, pero al menos que no pierdan la memoria de 24 años gestionando esta casa, que podrían dar para discutir mucho, sobre todo en estos grandes proyectos que ahora nos reclaman con mucha celeridad.

– ¿Cuándo se va a reactivar definitivamente la Mesa por León?
– Se está trabajando con un equipo de personas para plasmar ya en un documento mucho del trabajo que ha hecho la propia Humildad Rodríguez. Durante muchos meses, ha estado trabajando prácticamente ella sola. Hemos prestado la ayuda que hemos podido, pero ha trabajado muchísimo ella sola. Ha contactado con mucha gente, con la parte política, sindical y empresarial, pero también con otros ámbitos de la sociedad. Creo que todo ese trabajo se puede plasmar en unos meses en un documento que sea ya la base para el proyecto de desarrollo para la provincia de León. Paralelamente, desde la Diputación no hemos dejado de trabajar en proyectos de carácter provincial que intentaremos plasmar en los fondos europeos y también en colaboración con otras administraciones. Se pretendía contactar con otros ámbitos de la sociedad como los ayuntamientos de manera presencial, pero con la pandemia y por vía telemática no ha sido posible. Aunque alguna gente no lo entienda, ha sido muy difícil. El trabajo que ha hecho Humildad Rodríguez de manera personal ha sido muy importante y hay una base suficiente para ir plasmándolo en un borrador y en un documento definitivo que podamos aprobar antes de final de año.

– Dentro de la reciente remodelación del Gobierno se ha producido la salida de Ábalos como ministro de Transportes. Fue él quien bendijo el pacto con UPL en Diputación. ¿Teme que los compromisos estatales se resientan?
– Creo que no tiene por qué afectar en absoluto. Lo que hizo en su momento Ábalos lo hizo en nombre del PSOE. Por lo tanto, el partido a nivel nacional es conocedor de esos compromisos. He tenido recientemente la oportunidad de recordárselo en Moncloa al presidente del Gobierno y la vicepresidenta. Eran conocedores de esos compromisos. Lo que le deseo al exministro Ábalos es mucha suerte en el futuro a él y a su familia, porque es uno de los motivos de su salida.

Si Javier Alfonso Cendón quiere seguir al frente del PSOE en la provincia, va a contar con todo mi apoyo– ¿No echa de menos que se haya avanzado algo más en alguno de esos compromisos del Gobierno?
– A mí siempre me parece que todo va muy lento. Me gustaría que todo fuese más rápido, pero cuando participas directamente de los proyectos, ves la lentitud, la burocracia que tenemos en este país a la hora de poner en marcha iniciativas de tanto calado como el Corredor Atlántico, la autovía Ponferrada-Orense o Feve, que tiene complejidades técnicas muy importantes. En Torneros hemos avanzado mucho y quizá en otros temas hemos avanzado menos, pero hay mucho trabajo hecho y eso es lo que me anima para que en un tiempo prudente se puedan ir desarrollando esos proyectos. Espero que en los dos años que quedan de mandato se puedan materializar muchos de esos compromisos del Gobierno con la provincia. Pero también aquellos que debe tener la Junta, porque parece que toda la responsabilidad a la hora revitalizar la provincia tienen que ser del Gobierno pese a que el presidente ha dicho que el 50% de los fondos europeos los gestionarán las comunidades autónomas. La Junta tiene una buena oportunidad para recuperar ese tiempo perdido con esta provincia que luego ha provocado esos enfados tan justificados de los leoneses y las leonesas.

– ¿Cómo ve la situación del PSOE de León ante su próxima cita congresual de finales de año?
– Creo que puede haber un congreso provincial relativamente tranquilo, aunque habitualmente nuestro partido se agita en ese tipo de situaciones. Os damos muchas noticias a los medios en momentos así. De todos modos, espero que la normalidad en el partido a nivel nacional y autonómico se traslade también a León. Espero que haya un apoyo no unánime, porque eso es prácticamente imposible en el PSOE, pero sí mayoritario a una candidatura y que podamos seguir trabajando juntos por el futuro de la provincia, que al final es lo que nos piden los ciudadanos. Este va a ser mi trabajo de apoyo al partido, como lo he hecho siempre. Espero que en los próximos meses vayamos desarrollando un documento de trabajo. Todos los compañeros y compañeras aportaremos a ese documento lo que entendemos que es mejor para la provincia para luego intentar desarrollarlo en las instituciones en las que gobernemos o defenderlo en las que estemos en la oposición.

– ¿Da su apoyo a la continuidad de Javier Alfonso Cendón como secretario provincial del PSOE?
– Sí. Yo, si él quiere continuar al frente del partido, va a tener mi apoyo.
Volver arriba
Newsletter