Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Modernizar regadíos, sistemas antiheladas y granizo clave para la supervivencia de la agricultura berciana

Modernizar regadíos, sistemas antiheladas y granizo clave para la supervivencia de la agricultura berciana

ACTUALIDAD IR

Presentación de la Ruta de la Manzana y la Pera. | M.I. Ampliar imagen Presentación de la Ruta de la Manzana y la Pera. | M.I.
Mar Iglesias | 14/08/2019 A A
Imprimir
Modernizar regadíos, sistemas antiheladas y granizo clave para la supervivencia de la agricultura berciana
Agroalimentación El director técnico de los productos de calidad pide a las administraciones que ayuden a los agricultores si quieren que el sector se mantenga
La modernización de los regadíos, la colocación de mallas antigranizo y de sistemas antiheladas son las tres claves, sin priorizar una más que otra, que los agricultores bercianos consideran para que el sector de la agroalimentación en alza pueda mantenerse.

El director técnico de la Asociación Berciana de Agricultores, Pablo Linares tiene claro que las administraciones superiores tienen que abrir los ojos a esa realidad de inmediato para poder avanzar. "Estamos en un momento crucial para el Bierzo y para el sector en particular. Esta debe ser la legislatura del sector agrolimentario del Bierzo".

Afea los discursos políticos que no tienen como segundo paso ese empuje "no podemos llenarnos la boca con nuestros siete sellos de calidad y nuestro gran potencial porque lo que queremos ver es más que eso. No nos podemos permitir que no trasformemos ese potencial".

Linares considera que ha llegado el momento de que se mire a la agricultura berciana, que ha subsistido sin ayudas "y lo mismo que se ha apoyado a otros sectores, sabiendo incluso que esas ayudas no servirían de nada, se debe hacer ahora con este".

El director técnico considera que el triángulo que marca de necesidades no tiene ninguna en la cúspide, aunque la modernización de los regadíos es un trámite que se está realizando "está aprobada por los regantes y solicitada por los Ayuntamientos". Ahora debería iniciarse la concentración parcelaria en cada zona "deberían estar realizando esos trámites", aunque desconoce en qué fase se está, puesto que los periodos electorales han dejado esos temas sobre la mesa. Pero además de ese regadío, asegura Linares que la necesidad de los agricultores para estabilizarse como tales es "no seguir mirando al cielo" y que la climatología no sentencie sus cosechas "aunque sí estamos ligados a la climatología hay recursos para que esa dependencia climática sea menos relevante. En ninguna zona que apuesta por el sector ocurre. Hay mallas antigranizo y sistemas antiheladas. Necesitamos la apuesta decidida de las administraciones para que, si creen en el sector agroalimentario den más que discursos".

Linares considera que es el momento de llamar a todas las puertas, aunque reconoce que las competencias en esta materia las tiene la Junta y que los costes que supondrían sus peticiones no son abultados para ella. En cifras, una torre antihelada supone un coste de 50.000 euros y la colocación de mallas antigranizo entre 25.000 y 30.000 euros cada hectárea. En el Bierzo hay unas 700 hectáreas dedicadas a cultivos de pepita, pero asegura que no todas ellas necesitarían esos sistemas, porque cada agricultor escogería una parte a proteger.

La petición viene de largo, pero las administraciones siempre han manejado la falta de presupuestos como justificación para no empujar las inversiones "pero nunca hemos pedido locuras y creo que es el momento de que le toque a la comarca "porque lo que aquí puede generar actividad económica es el sector agroalimentario. Nos da una estabilidad que no da otro sector y somos competitivos. Necesitamos no quedarnos cada dos o tres años esperando a la suerte del cielo".

El concejal de Medio Ambiente de Carracedelo, Daniel Franco es incluso más incisivo en la petición porque considera que el sector agrario "es el que está tirando del carro y lo estamos dejando morir. Si es así, apunta "será la estocada del Bierzo". Por eso reclama a las administraciones superiores que hagan lo que hacen los pequeños ayuntamientos y el Consejo Comarcal "que no nos olviden" e inviertan en los tres ejes clave "porque si no estamos muertos", dijo. El gran problema, como agricultor, asegura que está en esos años en los que el cielo no permite alcanzar una buena cosecha "eso hace que las cooperativas no puedan vender y pierdan los mercados para años siguientes".

Este año no será bueno


Aunque la recogida de pea conferencia y manzana reineta no comenzará hasta primeros de septiembre y será cuando se defina cómo será la producción, Linares avanza que estará "por debajo de una producción media", que estaría en unos 13 millones de kilos en cuanto a la pera y 3 millones la manzana.

Las heladas de primavera han dejado su huella en los frutos, por eso vuelve a incidir en la importancia de poner solución "así no podemos subsistir". En los últimos días, los anuncios solicitando mano de obra para la recolección se multiplican, aunque Linares asegura que no es un problema serio la falta de recolectores, aunque sí son necesarios después de varios años en los que estaba resuelto.

Un paseo entre los manzanos y peras bercianas


El Consejo Comarcal del Bierzo abre las inscripciones para participar en la que será la segunda ruta de calidad por el Bierzo este año. Será el 1 de septiembre y el camino varía con respecto al año anterior por la incorporación de Camponaraya al trazado.

El camino partirá del Monasterio de Carracedo y recorrerá 9,5 kilómetros entre las nuevas plantaciones de Narayola y la parte de Carracedo del Monasterio. Las plazas están limitadas a medio centenar con el fin de que la visita guiada sea lo más efectiva y detallada posible y las inscripciones tienen un precio de 2 euros que pueden abonarse o bien en el Banco de Tierras o en Bierzo Natura, empresa encargada del proyecto.

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel aplaudió continuar con esta idea que contribuye a "incentivar el desarrollo del sector primario" y "acercar a los bercianos y visitantes la biodiversidad del Bierzo" además del valor rural y paisajístico de estas zonas.

La ruta anterior fue la de la cereza el 19 de mayo y las siguientes serán en los meses de septiembre y noviembre y por primera vez, además de los productos agrícolas de calidad, se incluirá la ruta del botillo.

La teniente de alcalde de Camponaraya, Joana Franco considera que este tipo de iniciativas ponen en valor un sector que comienza a crecer con nuevas plantaciones. También el concejal de Medio Ambiente de Carracedelo, Daniel Franco destacó y agradeció esta iniciativa que "es más importante de lo que la gente piensa" porque hace que se tome conciencia de un sector con potencial "que muchas veces no reconocemos y somos nosotros los primeros que nos lo tenemos que creer", dijo.
Volver arriba
Newsletter