Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Miradas complementarias en la Galería Alemi

Miradas complementarias en la Galería Alemi

CULTURAS IR

La comisaria de la exposición Izaskun Monfort ante la obra 'Gijón', de Horacio Fernández. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen La comisaria de la exposición Izaskun Monfort ante la obra 'Gijón', de Horacio Fernández. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 16/11/2019 A A
Imprimir
Miradas complementarias en la Galería Alemi
Arte Los hermanos chilenos Horacio Fernández y Rodrigo Newsky Fernández exponen en León
Allá por la mitad del siglo pasado Horacio Fernández abrió una galería de ate en Santiago de Chile llamada Taller Trece, que fue punto de cita de jóvenes artistas que más tarde se consagrarían, muchos de ellos a nivel internacional. Años después, ya en el presente siglo sus hijos Rodrigo Nevsky y Horacio Fernández dirigieron desde 2004 hasta 2014 la Galería Trece, donde también se dieron cita los artistas tanto emergentes como consagrados del mundo cultural de Santiago de Chile. Desde hace dos o tres años se han internacionalizado y por ello están realizando exposiciones fuera de su país de origen. Estos dos hermanos son los que ahora exponen sus obras en la galería de Arte Alemi de León.

Comisaría la exposición la venezolana Izaskun Monfort, quien va explicando las obras que cuelgan de las paredes de la galería distribuidas en dos espacios diferentes.
Horacio Fernández, el primero de ellos presenta una serie de piezas de carácter abstracto donde los colores rebosan fuerza y luminosidad. Como dice su comisaria Izaskun Monfort: «todas sus obras se inspiran en paisajes o en situaciones propias, como la Navidad, la tormenta o Gijón, porque los Fernández proceden de Gijón y es la nota familiar.

Para él hay dos cosas importantes: por un lado la libertad que le da pintar, pues aparte de que le ha permitido recorrerse el mundo, es algo necesario para él para sentirse libre en su día a día, y sobre todo la idea de familia, fundamental para él y en esta exposición se ven este tipo de obras en las que expresa sus sentimientos aparte de los paisajes». En los cuadros de Horacio Fernández abundan los colores esparcidos a espátula con líneas paralelas que se cruzan con otras perpendicularmente creando estructuras abstractas llenas de diferentes colores. "Además de los tipos de obra mencionados tiene otros que utiliza didácticamente a la hora de enseñar a pintar a jóvenes artistas con ejercicios de aprendizaje para ver cómo vas creando la estructura, cómo pretende que el propio espectador entre dentro de este juego de aprendizaje", nos comenta Izaskun.

Su muestra recorre un poco todas las fases de su obra con piezas variadas con una entidad común que les da el color y el modo de pintar del artista.

Rodrigo Newsky Fernández, nombre compuesto de su hermano expone un trabajo que resultó de sus estudios e investigaciones en el ámbito pictórico durante sus estudios universitarios y que fue presentado en su trabajo final de carrera en 1995. Se titula 'Angelorum' y sobre unos fondos muy etéreos y difusos presenta una serie de figuras, unas personales caracterizadas de ángeles o de obispos y otras inertes, como columnas, alas, nubes y algún ser indefinido que no se sabe qué es. Es una muestra retrospectiva. Según dice la comisaria: "el título 'Angelorum', la idea de los ángeles, de los obispos parte de una crítica que se basa en los relatos que no se escribían, pero sí se contaban en los años 90 en Chile de los abusos de los curas a los niños. Tuvo mucha relación con personas que habían sido abusadas". Además fue importante el aporte que para su obra tuvo el poeta antipoeta chileno Nicanor Parra cuya ‘Sinfonía de cuna’ le inspiró en la elaboración de su obra. El conjugar el universo onírico de la poesía de Nicanor Parra con una simbología que hiciera referencia a las situaciones que deseaba representar y por ello aparecen los ángeles desnudos, las columnas, que representan el poder. Los ángeles vuelan por todos lados e intentan robar los atributos, las alas, e incluso los de los obispos en esa lucha contra el poder. Crea esa atmósfera donde no sabemos si pertenecen al cielo o al infierno y que estaban censuradas. El proyecto fue polémico porque estudió en la Universidad católica y tardó bastante tiempo en que se lo aprobaran como trabajo de fin de curso, aunque finalmente fue aprobado.

Son dos hermanos con un modo de trabajar diferente pero que se complementan y a la hora de hablar de proyectos Horacio está planteando realizar un trabajo artístico sobre el calentamiento global, tema que le interesa mucho por su trabajo y por lo que está viendo en su país donde poco a poco va avanzando la desertificación y se van fundiendo los hielos polares, y ha preparado una exposición sobre el tema y un proyecto a realizar con jóvenes artistas emergentes españoles y artistas emergentes chilenos, conformando una red para hacer presión internacional contra el problema.

La exposición de Horacio y Rodrigo Newsky Fernández se podrá contemplar en la galería de arte Alemi, en la Plaza de San Marcelo 11 de León hasta el próximo 25 de noviembre.
Volver arriba
Newsletter