Publicidad
Mina, mujer y miradas

Mina, mujer y miradas

CULTURAS IR

El escritor Abel Aparicio. Ampliar imagen El escritor Abel Aparicio.
Fulgencio Fernández | 20/03/2021 A A
Imprimir
Mina, mujer y miradas
Literatura La mina y la mujer son las protagonistas del encuentro que este sábado se celebra en el MSM (a las 18 horas) y con la participación de los escritores Aitana Castaño y Abel Aparicio, con Noemí Sabugal como moderadora del encuentro
Una periodista y escritora asturiana que sintió la necesidad de contar la historia de las mujeres de su mundo, una cuenca minera (Aitana Castaño); un escritor leonés al que fascinaron algunas epopeyas de mujeres vinculadas a la cultura minera y sintió la necesidad de contarlas (Abel Aparicio) y una periodista y escritora leonesa, de otra cuenca minera, la de Santa Lucía, que al ver cómo moría la historia de su tierra y su familia sintió que era el momento de abrir el foco y embarcarse en el ambicioso proyecto de contar la muerte anunciada pero no solo en su tierra, en todo el país (Noemí Sabugal).  

Estas tres miradas, diferentes sobre un mundo igual, se suman esta tarde (18 horas) en la mesa redonda con la que el MSM de Sabero quiere celebrar el Día Internacional de la Mujer.

Dos obras —'Carboneras', de Aitana Castaño y '¿Dónde está nuestro pan?', de Abel Aparicio— van a ser presentadas por sus autores y Noemí Sabugal —autora de 'Hijos del carbón'— será la moderadora de un encuentro que todo apunta a que volará libre sobre las tres historias protagonistas de estos libros. Señalan desde el MSM que organizan el encuentro en esta semana «con el objetivo de dar a conocer el papel de la mujer en el trabajo y la cultura minera», que hoy ya todo el mundo tiene muy claro que fue mucho más allá del protagonismo que durante tanto tiempo se le negó.

Señalaba Aitana Castaño a La Nueva Crónica que «Zapico (el ilustrador de Carboneras) y yo solemos decir que es un homenaje a las cocinas de carbón; porque es un concepto que abarca más que la mujer en sí, se refiere a su papel, a las que prenden la cocina, las que mantienen el calor de los hogares, las que crían a los hijos, las que salieron a la calle en numerosas ocasiones cuando los paisanos no podían hacerlo por correr el riesgo de acabar en la cárcel o directamente morir.... Las mujeres estaban ahí mucho más presentes de lo que se ha creído y ahora mismo son ellas las que mantienen el nexo de unión con los pueblos de esas cuencas que se van vaciando con el fin de la minería, las que cuidan de los nietos...». Y lo ilustra de una manera muy gráfica: «Yo siempre digo que ‘les muyerones’ de las cuencas tienen la misma facilidad para el juramento que para la ternura, para soltar un cagüen lo que haga falta que para acogerte en su regazo con un calor increíble».

Abel Aparicio, por su parte, responde a la pregunta que se hace en el título del libro y que es el mismo de uno de los tres relatos de la novela, '¿Dónde está nuestro pan?': «Los mismos que lo hacían en las cuencas mineras lo están haciendo ahora. El problema es que, entiendo, aquellas mujeres y hombres tenían conciencia de clase y sabían quiénes les robaban el pan. Hoy, que un trabajador que recibe un salario de 750 euros vea como enemigo a otro trabajador por ser de distinto color o distinto país, vote a partidos que redactaron la brutal reforma laboral o admire a evasores fiscales y a explotadores nos hace más débiles».

Otro de los relatos recupera una curiosa y olvidada historia. «Se inspira en el segundo asalto más importante a un tren en España en cuanto a dinero que se intentó sustraer (127.451 pesetas de la época)  y es totalmente desconocido, tanto en la zona en la que se produjo como en el resto del país. Si hay algún director en la sala, de ahí bien pudiera salir una película o una serie. Ocurrió aquí, en León, pero como de tantas cosas, no nos enteramos».

Y el tercer relato tiene nombre propio, el de Libertad Aurora, la minera de Almagarinos. «En un reportaje sobre Aurora ya dije, y lo mantengo ahora, que no todos los héroes llevan capa, que también hay heroínas y mineras, que viene a ser lo mismo. En cada pueblo, en cada barrio, hay decenas de ejemplos. El problema es que pocas veces escuchamos a nuestros y nuestras mayores».

Y completa la mesa el privilegio de estar moderada por la autora de uno de los libros más elogiados y celebrados del año, 'Hijos del Carbón', en el que Noemí Sabugal ha reunido la historia del duro oficio, un libro de viajes, un ensayo y, sobre todo, el alma de una hija del carbón, con excelente pluma para recopilarlo todo.

La entrada al acto es libre pero es necesario retirar invitación previamente en el museo para acudir debido a las restricciones de aforo existentes para cumplir las normas Covid.
Volver arriba
Newsletter