Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Mesón Típico Boreal: Cocina casera con fundamento

Mesón Típico Boreal: Cocina casera con fundamento

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Susana Martín | 29/04/2016 A A
Imprimir
Mesón Típico Boreal: Cocina casera con fundamento
La Ruta del Placer Dice mi padre que no tengo ni puñetera idea de lo que es comer bien, así que hoy elige él: un menú de cuchara en San Mamés
Dice mi padre que no tengo ni puñetera idea de lo que es comer bien. Que me gustan las pijadas, el tapeo, pero que luego a la hora de la verdad sólo ‘pico’ como un pajarín... No es del todo cierto, pero cualquiera le lleva la contraria al jefe, que no vean cómo se las gasta. Y sí es verdad que casi siempre prefiero los picoteos que los platazos contundentes, que a veces llenan sólo con verlos. Y hay días y días, ya saben, días en que el cuerpo te pide un plato de cuchara y un vasín de vino y días en que vivirías a base de toreras picantes, encurtidos y una caña. «Se dan casos», decía el gran Quirós.

En el bar, arriba, tómense una cañita y prueben las tapas. La sangre guisada de Lorena es insuperable Aunque dicen que ya ha llegado la primavera, por estos lares aún no se nota apenas, que seguimos con abrigos y bufandas y una nueva ola de catarros y trancazos porque de vez en cuando salen dos rayos de sol y nos constipamos... Hasta que venga el calorcito, qué mejor que las comidas de siempre, los platos de cuchara, calentitos, reconfortantes. Cocina casera de la que nunca falla. Para ello nos vamos a uno de los comederos favoritos de mi padre, en San Mamés: el Mesón Típico Boreal, un pequeño restaurante de cocina de toda la vida donde comes como en casa, pero con el lujo de que te lo den hecho –tan bien hecho– y encima no tengas ni que recoger, todo un lujo para los que vamos siempre a la carrera.

La ‘sala de mandos’ en esta casa la llevan dos mujeres, madre e hija. Una u otra, a veces las dos, dirigen unos fogones que elaboran sobre todo menús del día (también menús para grupos y celebraciones).

¿Y qué preparan María y Lorena? Pues un poco de todo, según el día. Lo que está claro es que los jueves la gran apuesta es el cocido completo. Y el resto de la semana, muy variado y para todos los gustos, que siempre dan a elegir: otro plato estrella es la fabada, muy potente, pero también ensaladas, paella, sopitas, purés, revueltos, otras legumbres... Y de segundo, carnes y pescados, siempre al gusto del cliente.

En nuestra última visita –una pena que no fuera jueves, porque su cocido  está delicioso– probamos la ensaladilla y el revuelto de setas y jamón (con huevo o sin él). Después, caldereta de pescados (había un poco de todo, muy sabroso) y conejo guisado.

Y el postre, como suele ser habitual, nos lo saltamos. Lo sustituimos por un cafetín sin prisas y un chupito de orujo. Lo mejor, como en todo en esta vida, la compañía: los que nunca fallan, los que siempre están. ¡Salud!

------------------------------------------
Mesón Típico Boreal                                                          
Calle Padre Risco, 2                                              
987-225143

Volver arriba
Newsletter