Publicidad
Menos del 10% de los comercios ponferradinos cuentan con medios digitales

Menos del 10% de los comercios ponferradinos cuentan con medios digitales

EL BIERZO IR

Presentación del plan para ayudar en la tramitación de los bonos de digitalización. | MAR IGLESIAS Ampliar imagen Presentación del plan para ayudar en la tramitación de los bonos de digitalización. | MAR IGLESIAS
Mar Iglesias | 14/06/2022 A A
Imprimir
Menos del 10% de los comercios ponferradinos cuentan con medios digitales
Sociedad Templarium les ayuda a acceder a bonos a fondo perdido para subirse a las nuevas tecnologías y sigue luchando por contar con un Amazon berciano
Menos del 10% de los comercios de Ponferrada se han acoplado a los nuevos sistemas digitales. Es una cifra muy baja por el momento que la Asociación Templarium espera estimular aprovechando los llamados bonos digitales, cuya gestión facilita a través de su partner informático, Byte Factory.

Los bonos digitales son subvenciones a fondo perdido que reparte el Gobierno central y establece la Unión Europea. Son ayudas para concebir nuevas web de negocio o para establecer medidas de ciberseguridad entre otras cosas y van desde los 12.000 a los 2.000 euros. Según explicó la portavoz de Byte Factory, Blanca Álvarez, las ayudas se establecen por número de empleados, es decir que, para los que tengan más de 10 y hasta 49 se acceder al importe máximo de 12.000, para los que tengan de 10 a 3 empleados, la cifra se queda en 6.000 y para los de menos de tres, cuya convocatoria anuncia que saldrá en octubre, son 2.000 de máximo.

En el Bierzo, la mayor parte de loas empresas están en la franja entre 9 y 3 empleados y a ellos les ayudará a tramitar esas subvenciones de forma gratuita la empresa informática a través de Templarium. Eso sí, destacan que las ayudas se conceden por orden de solicitud, por lo que animan a los empresarios a que las reclamen pronto para poder acceder a ellas, ya que es una inyección importante de 3.076 millones los que se reparten y la necesidad de adecuarse a los sistemas digitales en el Bierzo importante. De hecho, Templarium pone en marcha esta iniciativa para sus socios, pero también para los comerciantes interesados en solicitar esas ayudas, porque lo que pretende es que el comercio de la ciudad repunte.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Templarium, Felipe Álvarez, espera que este espaldarazo informático ayude a los negocios, aunque no considera que la digitalización sea su tabla de salvación "pero sí una manera de actualizar su empresa", apunta. En este sentido, la mirada está puesta en continuar creciendo en esos pasos .

El Amazon berciano parado

También al lado de la misma empresa de informática, Templarium estaba gestionando un portal de ventas equiparable al Amazon conocido, pero de comercios ponferradinos asociados. El proyecto estaba construído y su coste rondaba los 27.000 euros. Así asegura que lo presentó al Consistorio de Ponferrada, a la espera de que lo avalara a unas ayudas establecidas para realizar estas mejoras digitales, pero "no hemos sabido nada más", reprocha. Sería un paso adelante importante para los comercios de calle, que han llegado tarde al mundo virtual.

De todos modos, Álvarez asegura que se está animando la venta, precisamente, a pie de calle, mientras baja en los centros comerciales "es algo que está ocurriendo en toda España y que a nosotros nos beneficia", apunta. "Es un triunfo conseguir que vuelva a haber ambiente en las calles". 

Una noche blanca pasada por agua

Para fomentar ese ambiente por las calles y promocionar las firmas del pequeño comercio en Ponferrada, Templarium recuperó la Noche Blanca, un evento que quiere perpetuar en el calendario y que pretende premiar a los clientes con una suelta de globos original, en los que hay bonos a canjear en las tiendas socias. Este año fueron 3.000 euros los que se repartieron en esa suelta, en la que Álvarez asegura que la agrupación invirtió 12.000 euros. Pero este año, pese a que parecía que la previsión era tener buen tiempo, justo a la hora de realizar la tirada hubo una gran tormenta que deslució un poco el evento "de todas maneras siempre sale bien, es vistoso y se hace caja", reconoce Álvarez.

Ahora, la próxima parada es en las rebajas a la llegada del verano y en la feria posterior, ya en el mes de agosto. Con respecto a esa cita, Álvarez asegura que aún no saben dónde podrán realizarla, puesto que las dependencias que solían utilizar para ella, el Museo del Ferrocarril, están ocupadas con la exposición conmemorativa al centenario de la Ponferradina. Lo que sí espera es que sean mejores que las de febrero, ya que ese proceso de rebajas no resultó del todo correcto.
Volver arriba
Newsletter