Publicidad
Las mejores rutas para disfrutar el otoño de León

Las mejores rutas para disfrutar el otoño de León

CULTURAS IR

Ruta mitológica. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Ruta mitológica. | VICENTE GARCÍA
L.N.C. | 27/10/2020 A A
Imprimir
Las mejores rutas para disfrutar el otoño de León
Senderismo Diez senderos que recorrer durante estos días otoñales para contemplar los colores que nos regala el otoño en la provincia leonesa
Cualquier época del año es buena para tirarse al monte y disfrutar de una buena caminata por las montañas de León. Pero antes de que llegue el invierno y que buena parte del norte de la provincia quede bajo el manto de la nieve y con el fin de disfrutar de la paleta de ocres que deja el otoño, queremos recomendarte algunas de las rutas de senderismo más bonitas de las que puedes disfrutar en esta época del año en León. Las hay de varios niveles y por diferentes zonas de la montaña leonesa, por lo que os recomendamos que consultéis cada una de ellas en los enlaces a la sección del montañero Vicente García. Ni que decir tiene que el otoño es ideal para hacerlas, pero también la primavera o el verano. En todo caso os recomendamos que sigáis las indicaciones y que si vais a la montaña, lo hagáis pertrechados del calzado adecuado y conociendo de antemano la ruta. Además, siempre es importante que antes de salir de excursión alguien quede avisado para evitar sorpresas y prevenir posibles incidentes. Las que os ofrecemos a continuación transcurren, en la mayoría de los casos, por preciosos hayedos. Este tipo de árbol es el que predomina en parajes como el popular Faedo (Ciñera de Gordón) que también os animamos a descubrir si todavía no lo habéis hecho. En este caso os ofrecemos otras alternativas atractivas quizá no tan conocidas como el citado bosque: 

1. Boyariza Palanco. 


En Geras de Gordón comienza y termina una ruta circular fácil y sin complicaciones pero en la que hay que poner un cuidado especial para no perderse y evitar ir en los días de lluvia. El hayedo y todos los árboles de la zona toman en esta época de otoño un color especial digno de ver. El recorrido total es de ocho kilómetros, y se puede tardar entre dos y tres horas, dependiendo del estado en el que se encuentre el camino.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Geras - Boyariza - Palanco.


2. La Boyería - Maraña.


El bosque de la Boyería es un enclave en el que se puede encontrar la vegetación arbórea del norte de la montaña leonesa. Robles y hayas entremezclados, más abundantes los primeros en la parte baja y los segundos en las zonas más elevadas. Un camino que también puede ser paso entre las localidades cercanas de Maraña y La Uña. Una ruta muy fácil que pueden seguir perfectamente los niños y que se puede compaginar con un paseo por los alrededores de la villa de Maraña o una buena comida. 

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Un bosque singular bajo los picos de Mampodre.


3- La Cervatina. 


Se trata de una ruta bien marcada y señalizada que se puede encontrar perfectamente en las que prepara y edita el Parque de Picos. La Cervatina se encuentra en la zona de Puebla de Lillo y es una ruta cómoda para hacer con niños sin problemas. Además es posible acortarla o alargarla a voluntad. Un paseo ideal para conocer un rincón precioso e iniciar a los más pequeños en el mundo de la montaña. 

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: La Cervatina

4. Ruta de Cofiñal a La Guaría


Continúa la presentación de rutas otoñales, en especial en hayedos, repletos de colorido con sus hojas a punto de caer para recibir la nieve invernal. La ruta es especial para el otoño y en la parte superior del bosque se encuentran varios robles, alguno de ellos muy corpulento y en el descenso hay un tramo en el que se mezclan ambas especies lo que da un colorido especial al bosque con las hayas amarilleando y los robles con las hojas aún verdes.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: El monte de la Guaría en Cofiñal.

5. Ruta de los contrabandistas. 


Hay sendas marcadas por la historia y esta es una de ellas, debido a la necesidad que había tras la guerra de conseguir determinados productos inexistentes en los pueblos de la montaña leonesa y que los contrabandistas traían desde Asturias, llevando de regreso otros de los que ellos carecían. Sin embargo los caminos normales estaban muy vigilados y los que arriesgaban tenían que caminar por lugares poco conocidos. En muchas zonas de la geografía española, sobre todo fronterizas ha habido contrabando y caminos ignotos en los que se burlaban los controles. Este es uno de ellos.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Ruta de los contrabandistas.


6. Hayedo de Busmayor. 


Es sabido que los hayedos tienen una magia especial. La tranquilidad que ofrecen y sus tonalidades otoñales convierten en mágicos los senderos que transcurren a través de ellos. Por eso quizá el Hayedo de Busmayor ha sido desde hace años refugio de poetas que a su sombra recitaban inspirados versos. En este caso os proponemos un ruta que no es larga, pero que puede ampliarse para quien estén más preparados para la montaña con una ascensión al pico Faro. En este caso hay señalización para seguir la ruta, pero es excesiva y en ocasiones conduce al equívoco, así que... ¡mucho cuidado!

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Hayedo de Busmayor


7. Hayedo de Canseco. 



El otoño es una estación en la que se puede disfrutar de las sensaciones que produce el multicolor despliegue de las hojas de los árboles antes de caer al suelo para integrarse en la tierra que las acoge para formar nuevo suelo aportando nutrientes a todos los organismos que de ella se alimentan. Las hayas son los árboles que producen unas mayores tonalidades en sus últimos momentos, y por ello nada mejor que un hayedo para conocer y fotografiar durante el otoño. Esta ruta discurre por un recorrido plagado de hayas en este otoño singular. Una ruta sencilla y llena de colorido y vistosidad, ideal para fotografiar.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Hayedo de Canseco

8. Ruta mitológica. 

Los hayedos tienen una forma muy particular de filtrar la luz. Su sombra tiene algo mágico en todas las épocas del año, pero en el otoño tiñen el paisaje de colores que ni siquiera son capaces de atrapar las mejores cámaras de fotos. En ese entorno ciertamente misterioso caben todas las leyendas, los mitos, las fábulas, la tradición que viaja de boca en boca a menudo sin la necesidad de pasar por el papel. Carande, pedanía de Riaño, tiene uno de esos hayedos fascinantes en los que adentrarse tiene siempre tiene un punto de inicio de aventura.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Mitos y hayedos en Carande.

9. Hayedo de Orzonaga.


Se trata de una ruta sencilla y cómoda que se puede realizar en un día, incluso puede hacerse en una tarde. Es interesante por su variedad botánica, porque se camina entre robles, hayas y pinares y se pueden encontrar ejemplares de flores y frutos muy variados dependiendo de la estación del año en que se haga. Una ruta muy interesante para realizar en el otoño y en primavera, por el colorido de las hayas.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Bosques de Orzonaga

10. Brañas de Rioscuro


La ruta que se propone en esta ocasión es compleja, con subidas, aunque no se corone ninguna cumbre, lo que es posible si se desea alargar el camino hasta el Cueto Nidio, pero la propuesta no pasa por ahí, solamente andar un largo sendero viendo el bosque de hayas, serbales, abedules, tejos, acebos, contemplando las montañas de Laciana, en especial el Pico Muxiven, de Babia, con Peña Ubiña como máxima cota, así como las localidades lacianiegas más elevadas hacia el sur, como Robles, o Villar de Santiago.

Más datos sobre la ruta en el siguiente enlace: Brañas de Rioscuro

Volver arriba
Newsletter