Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Medio siglo a la vanguardia del sector textil

Medio siglo a la vanguardia del sector textil

ACTUALIDAD IR

Las dependencias de Fruela están ubicadas actualmente en el número 14 de Ordoño II como consecuencia de la obra del nuevo pasaje comercial. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Las dependencias de Fruela están ubicadas actualmente en el número 14 de Ordoño II como consecuencia de la obra del nuevo pasaje comercial. | MAURICIO PEÑA
Alfonso Martínez | 22/05/2016 A A
Imprimir
Medio siglo a la vanguardia del sector textil
Empresas La compañía familiar tiene 32 empleados y factura casi cinco millones al año
De «pañería de alta calidad» a la era de la «imagen personal». Mucho ha llovido ya desde aquellos primeros anuncios de Fruela, un comercio fundado en el año 1963 por José Alija Carbajo y que a día de hoy sigue siendo un referente del sector textil en la ciudad de León.

Son por tanto ya 53 años de trayectoria que han derivado en la constitución del Grupo Unileo, cuyo buque insignia sigue siendo Fruela, pero que ha ido incorporando con el paso de los años otros establecimientos. Es el caso de Leyko, Kadal y Diéguez.

Mi padre y sus socios tuvieron la visión adecuada y se dieron cuenta de que el desarrollo se dirigiría hacia Ordoño. Y acertaronMás de una treintena de puestos de trabajo y casi cinco millones de euros de facturación anual son las cifras actuales de un grupo cuyo origen se remonta a una época en la que el núcleo comercial de la ciudad de León estaba ubicado en el barrio Húmedo. «Mi padre y sus socios tuvieron la visión adecuada y se dieron cuenta de que el desarrollo se dirigiría hacia Ordoño. Y acertaron», apunta José Alija Castrillo, hijo del fundador de Fruela y actual director del grupo Unileo.

Los entonces denominados Almacenes Fruela iniciaron su actividad comercializando todo tipo de tejidos para la confección de ropa sábanas y cortinas. Fue más adelante cuando comenzó la venta de ropa confeccionada, aunque las telas se mantuvieron hasta el año 1992, cuando dejaron de venderse definitivamente. Para entonces ya había comenzado la época de expansión de lo que actualmente es el grupo Unileo. Fue concretamente en 1979 cuando abrió sus puertas a los leoneses Leyko, mientras que Kadal llegó casi una década más tarde, en 1988. El grupo se completa con la adquisición de los dos establecimientos de Diéguez, uno de ropa y otro de calzado. El traspaso se materializó en el año 2003, pero ya había sinergias previas entre ambos grupos comerciales.

Se trata en cualquier caso de una empresa familiar que «forma parte del ADN del comercio leonés» y que actualmente está dirigida por la segunda generación de la familia Alija. Destacada es su presencia en el centro comercial abierto León Gótico y en la Empresa Familiar de Castilla y León.


Pasaje de San Agustín


El director del grupo Unileo destaca que existe una importante «vocación de futuro» que se traduce en un «gran cambio estratégico» derivado del desarrollo del paseo que unirá San Agustín con Ordoño II y que ha llevado a Fruela a cambiar de ubicación después de 53 años de historia. Lo cierto es que no se ha ido lejos, ya que ha pasado del número 12 de la principal calle de la capital leonesa al número 14. Allí se han habilitado unas instalaciones de 600 metros cuadrados «que son de calidad y tienen la última tecnología para que Fruela siga siendo nuestro buque insignia», comenta Alija Castrillo.

Estamos en un proceso constante de actualización, pero no buscamos el éxito puntual, sino el futuroEste cambio afectó también a Kadal, que cedió sus instalaciones a Fruela para trasladarse justo al otro lado del futuro pasaje peatonal que se está construyendo en pleno centro de la ciudad. Concretamente, ahora está ubicada en el número uno de la calle San Agustín. «Supuso otra obra de actualización de la tienda, cuya ubicación justo al lado de la nueva calle supone una oportunidad», agrega el director de Unileo antes de agradecer el «esfuerzo colectivo» que todos los integrantes del grupo han hecho a la hora de lograr que se «reinvente» con esa «vocación de futuro».

Pero el proceso de mejora va más allá y llega también a las marcas de ropa que los comercios de la familia Alija ofrecen tanto a los leoneses como a todos los visitantes que vienen a conocer la ciudad. «Estamos en un proceso constante de actualización, pero no buscamos el éxito puntual, sino el futuro», explica antes de destacar su apuesta por las nuevas tendencias del comercio. «Ahora la gente no sólo busca comprar, sino que también quiere vivir una buena experiencia y pasárselo bien», sentencia.

Unileo apuesta por embarcarse en la era de la «imagen personal», ya que no sólo se vende ropa, sino que también hay a disposición de los clientes infinidad de complementos como relojes, colonias, carteras o llaveros. «La clave está en el valor adicional que le das al comercio, porque la gente busca un espacio de ocio», explica Alija antes de destacar la importancia de los trabajadores a la hora de aplicar estas nuevas tendencias del sector del comercio.

Aunque todas están integradas en el mismo grupo, lo cierto es que las cinco tiendas tienen mucha independencia. «Somos una empresa muy horizontal, por lo que cada establecimiento tiene su director», comenta.
Volver arriba
Newsletter