Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Más que un reloj, un emblema que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo

Más que un reloj, un emblema que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo

ACTUALIDAD IR

Los expertos examinaron la maquinaria actual del reloj del Ayuntamiento de Astorga. | D. FERRERO Ampliar imagen Los expertos examinaron la maquinaria actual del reloj del Ayuntamiento de Astorga. | D. FERRERO
Patricia Ferrero | 14/08/2019 A A
Imprimir
Más que un reloj, un emblema que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo
Comarcas Miembros de la Asociación de Reparadores de Relojería Gruesa de toda España han visitado el reloj del Ayuntamiento de Astorga y el Museo del Tiempo
Más que un reloj, un emblema. Suenan las campanas en el Ayuntamiento de Astorga y los transeúntes se detienen y miran hacia lo alto, a esos dos autómatas vestidos de maragatos que repican en todas las en punto. Todo un clásico que se viene repitiendo desde siglos atrás. Y es que, el reloj de la Casa Consistorial astorgana es y ha sido testigo de los numerosos cambios y transformaciones de la bimilenaria desde su versión más primitiva, que se remonta al siglo XVII. Pero también ha sido protagonista de algunos de estos cambios hacia la modernidad. Actualmente, el reloj funciona con una tercera maquinaria, instalada en 1974, si bien la segunda llevaba manteniendo activos a los maragatos desde 1807. Los autómatas, por su parte, fueron restaurados más recientemente, ya que los primeros, elaborados de plomo y madera, eran pesados para la maquinaria de doble combinación.

Este reloj es historia; en su momento incluso se utilizó para dar el toque de queda a los astorganos. Pero también es un símbolo de una tradición que aún hoy está muy viva. El folclore y los trajes maragatos son un importante reclamo de la comarca, y Juan Zancuda y Colasa, nombre que reciben estos personajes ‘ilustres’ de Astorga, se han encargado de mostrar parte de esta cultura popular a todos los visitantes, por lo menos desde la instalación de la segunda maquinaria del reloj, a principios del siglo XIX. El reloj monumental del Ayuntamiento maragato fue ayer objeto de observación y estudio de un conjunto de aficionados a la mecánica y los relojes monumentales de la Asociación Nacional de Reparadores y Restauradores de Relojería Gruesa; una organización creada hace cuatro años que trata de poner en valor la relojería tradicional. Estos también amantes del relojero leonés Rodríguez Losada, pudieron ver desde cerca la maquinaria de este reloj que es una seña de identidad de la ciudad. También aprovecharon la visita a la localidad maragata para contemplar las diferentes reliquias del José Ramos, en el Museo del Tiempo.
Volver arriba
Newsletter