Publicidad
Más empleo y menos mano de obra tras la covid en León

Más empleo y menos mano de obra tras la covid en León

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
D.L.M. | 28/10/2021 A A
Imprimir
Más empleo y menos mano de obra tras la covid en León
Laboral La EPA del tercer trimestre apunta menos paro que en 2019, pero también menos personas activas
El mercado laboral de la provincia se recupera a marchas forzadas del golpe que supuso la crisis provocada por la pandemia de coronavirus. La última oleada de la Encuesta de Población Activa (EPA) arroja cifras esperanzadoras para la provincia con nivel de actividad que regresa a los valores del 2019, previos a la emergencia sanitaria. Esta EPA se refiere al tercer trimestre del año, que es tradicionalmente el de mayor actividad, por las campañas de verano, seguido del cuarto trimestre, por las campañas de Navidad.

En este caso, el dato más llamativo es la reducción del número de parados en 8.800 personas, hasta los 21.500, frente a los 30.300 del trimestre anterior, notablemente mejor que los 26.500 del tercer trimestre del 2019. De este modo, de los 392.700 leoneses contabilizados, 204.600 son activos con 183.000 ocupados y 21.500 parados, de los que 3.800 buscan su primer empleo, mientras que los inactivos son 188.200. No obstante, en comparación con el tercer trimestre del 2019, estas cifras no resultan tan positivas, ya que el número de activos se ha reducido en 6.600 personas y los que buscan su primer empleo son 1.600 más. Esta disminución de la mano de obra disponible se explica por la reducción de la población mayor de 16 años en 5.700 personas. Esto deja la tasa de actividad (porcentaje de personas que tienen empleo o lo buscan de forma activa) en el 52,09% de la población, casi un punto mejor que en 2019 (53,01%), pero la quinta peor de todo el territorio nacional detrás de Ourense (48,58), Asturias (51,05), Zamora (51,33) y Ávila (51,82), provincias del noroeste y el interior, muy afectadas por la despoblación y el envejecimiento.

La tasa de paro se sitúa en el 10,53% de la población, la mejor cifra desde el tercer trimestre de 2018 En cuanto a la cifra de paro, se sitúa en el 10,53% de la población, la mejor cifra desde el tercer trimestre de 2018, aunque cabe matizar que la EPA considera ocupadas a las personas de 16 o más años que durante la semana de referencia han estado trabajando durante al menos una hora a cambio de una retribución en dinero o especie o quienes teniendo trabajo han estado temporalmente ausentes del mismo por enfermedad, vacaciones, etcétera. Esto explica el desfase de alrededor de 10.000 parados que la EPA suele presentar con los datos que publica a principios de cada mes el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), que dependen del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En resumen, la EPA del tercer trimestre refleja el rebote de la actividad por la pandemia, la reducción de la población por la mortalidad y las secuelas de la covid combinados con la emigración y el envejecimiento. Además, se aprecia el desmantelamiento de la industria con importante trasvase de trabajadores a la construcción y los servicios, ya que en el tercer trimestre de 2019 los activos en cada sector eran 15.600, 4.800 y 68.200, respectivamente, mientras que en este 2021 son 9.400, 5.700 y 73.400. También suben ligeramente en agricultura, de 5.000 a 5.400.

Para la Federación Leonesa de Empresarios (Fele) para seguir en esta tendencia creciente en la creación de empleo “es imprescindible impulsar la actividad empresarial y priorizar las políticas encaminadas a reforzar la productividad y competitividad de las empresas y su capacidad de contratación a través de fórmulas como el ajuste y estabilidad de sus costes y fiscalidad, reducción de las cargas administrativas que soportan, mejora en el acceso a la financiación así como de un marco regulatorio que favorezca las decisiones de inversión y que impulse la creación de puestos de trabajo”.

Fele también llama a la prudencia en las medidas de acompañamiento en la salida de la crisis. “Las políticas adoptadas deben asegurar el crecimiento del empleo, para lo que resulta imprescindible contener sus costes y despejar elementos de incertidumbre que puedan frenar decisiones inversoras, como es el caso de la reforma laboral anunciada por el Gobierno, la cual, además, debe debatirse bajo criterios económicos y alejarla del debate partidista”, concluyen.
Volver arriba
Newsletter