Publicidad
Más Coen que Cuerda

Más Coen que Cuerda

OPINIóN IR

24/02/2020 A A
Imprimir
Más Coen que Cuerda
Habrá tractorada en León porque los problemas a los que se enfrenta el campo son todavía mayores de lo que ahora explican los telediarios con lecciones de economía básica, que la mayor parte de los ciudadanos conocen de sobra porque las llevan sintiendo décadas en el monedero. La congelación de los precios o el aumento de los insumos son la punta del iceberg. En el fondo del asunto está el cambio de modelo productivo que se ha acelarado en los últimos 15 años. Los mismos fondos buitres que especulan con la desgracia de los que no pueden ni soñar con una vivienda ya tienen puesto el ojo en el campo, donde muchos viven hipotecados con cifras astronómicas y con la presión en constante aumento. El que quede fuera del rebaño es presa fácil para los lobos del capitalismo, que regresan a la Lonja de Chicago después de la cacería. En el cambio de modelo nos jugamos también la soberanía alimentaria, que suena a cuento medieval, pero es una cosa muy seria. El premio nobel de Economía Paul Krugman reconoció que cuando regrese a Estados Unidos tendrá que beber todo el vino francés que pueda porque la guerra comercial amenaza su importación al país de la mano invisible o la mano de hierro, según interese. Además de esas manos hay otras para las que el campo leonés y español, en general, es solo tierra y mano de obra barata en la periferia de lo que de verdad importa. Pudieron hacer las cosas de otra manera. En la agricultura y la ganadería leonesas el modelo empresarial no ha alcanzado la fuerza necesaria para tirar del sector y el cooperativismo, salvo contadas excepciones, no ha sido la opción preferida. Pero recordar estos errores solo debe llevar al aprendizaje y a su reparación, porque como resultado de todo lo anterior, los pueblos del interior cada vez se parecen más a las películas de los Coen que a las de José Luis Cuerda. Solo que no es ficción que lo que antes daba para diez familias ahora con suerte da para dos y con muchas más horas de tractor.
Volver arriba
Newsletter