Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Marta prueba su nueva prótesis en el Centro catalán de alto rendimiento

EL BIERZOIR

Marta con su nueva prótesis que estrena estos días en sus primeros entrenamientos en Barcelona. | B.F. Ampliar imagen Marta con su nueva prótesis que estrena estos días en sus primeros entrenamientos en Barcelona. | B.F.
Mar Iglesias | 07/12/2017 A A
Imprimir
Marta prueba su nueva prótesis en el Centro catalán de alto rendimiento
Sociedad Aunque faltan 3.000 € para acabar de pagar la pierna con la que entrena, la fábrica se la ha entregado para que comience ya a prepararse para ser olímpica
La solidaridad berciana ha hecho que el proyecto gestado para diez meses por el gerente del gimnasio ponferradino Bierzo Fitness Mamba Gym, Diego Vázquez, para conseguir que la gimnasta berciana Marta Casado, aquejada de un cáncer que le obligó a una intervención de amputación de una pierna, tuviera una prótesis deportiva, se ha acortado a menos de la mitad.

Aunque faltan 3.000 euros para completar los más de 20.000 que supone esa nueva prótesis de rodilla que ya tiene Marta, los fabricantes se la han facilitado con el fin de que pueda unirse a los entrenamientos que le salían al paso. Y es que Marta estará hasta el día 10 de diciembre en el Centro de Alto Rendimiento para discapacitados en Sant Cugat del Vallés en Barcelona.

El día de la Constitución comenzaban sus entrenamientos allí y los esperaba ilusionada «no sé lo que me voy a encontrar, pero las sensaciones son buenas», decía nerviosa al hacer las maletas. Es una primera prueba para su pierna nueva y tal vez la entrada a las becas del proyecto Liberty, con matriz en Liberty Seguros. La empresa, desde 2005, apoya a deportistas españoles para que cumplan su sueño de convertirse en olímpicos con becas que les permiten entrenarse para ello. Gracias a su colaboración llevó a Río a seis deportistas, y Marta ahora sueña con ser una de ellas, porque intentará por todos los medios llegar a Tokio 2020.

Liberty le facilitaría entrenamientos puntuales, como el que ahora está probando, o incluso becas de formación con entrenadores.
Aunque sus inicios se han enmarcado en la gimnasia rítmica una especialidad que continúa practicando, es un deporte que no existe en las Olimpiadas Paralímpicas, por lo que Marta ha buscado otro encaje. «Me han dicho que para mi amputación y para la prótesis, lo que va mejor es atletismo de 100, 200 y 400 metros y también alguna carrera de obstáculos». No tiene predilección por ninguna de esas especialidades en particular «quiero probarlas todas a ver cómo va respondiendo la prótesis», dice.

Enamorados de su fuerza

La fuerza de la joven Marta ha conquistado a la sociedad berciana que ha intentado acompañarla en su sueño de ser olímpica. La comarca se ha remangado desde que, este verano, Vázquez decidiera empujar ese sueño y creer que podía convertirse en realidad. Marta era una gimnasta con potencial desde niña, pero, a los 14 años, un revés le hizo hacer una parada en esa progresión deportiva. Un bulto en su pierna izquierda desencadenó la peor época para una niña que solo quería seguir con su equipo de gimnastas a cargo de Susana Laranjo. El diagnóstico de cáncer requería pasar por el quirófano y cambiar de vida, y Marta se armó de valor para contagiárselo a su familia.

Tras perder su pierna, hizo lo posible para volver a entrenar y, en cuanto pudo, comenzaron las horas interminables en el gimnasio. Las dificultades no se dejan ver en su sonrisa, que ha marcado todo el proceso y que le ha permitido seguir soñando... Aunque reconoce que no se había planteado antes llegar a unas olimpiadas, ahora sí lo hace, y hasta lo ve cerca. Echa cuentas mentales y se ve, con 20 años, en Tokio, agradeciendo a la comarca haber podido llegar allí. Diego Vázquez había hecho también cuentas para poder comprar una prótesis deportiva a Marta, que solo contaba con una de calle, muy avanzada, pero inadecuada para sus entrenamientos. De hecho, continuar con ella comenzó a darle problemas a ella y a la propia prótesis, que supuso un desembolso de unos 50.000 euros para la familia. Asumir otro de unos 22.000 para esta nueva prótesis era impensable si no se contaba con el esfuerzo social.

Diez meses de proyectos solidarios, pensaba Vázquez realizar para recaudar ese dinero y que Marta tuviera su nueva pierna para entrenar alrededor de junio de 2018. Pero los eventos desencadenados con ese «efecto dominó» que abrió el gerente del gimnasio, que se ha convertido en el mejor amigo de Marta, han hecho que la joven ya tenga esa prótesis y pueda iniciar los entrenamientos.

Detrás de ella quedan partidos de fútbol, encuentros gastronómicos, galas deportivas, conciertos, vídeos musicales con la participación de famosos de la comarca, como Lydia Valentín, monologuistas, libros...un sin fin de iniciativas que no han acabado.

De hecho del 22 al 23 de diciembre, el escritor berciano Manuel Blanco realizará una exposición fotográfica en el Casino La Tertulia de Ponferrada con fotografías antiguas y cobrará una entrada de 2 euros para seguir restando el importe del sueño olímpico de Marta.

Queda esa guinda para costear toda la factura, pero la solidaridad ha conseguido aplaudir a Marta y ella se queda sin palabras para agradecerlo.Ahora solo quiere responder a todos los que le han apoyado desde un pódium en Japón.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle