Publicidad
María Salerno, la leonesa que hizo llorar a España

María Salerno, la leonesa que hizo llorar a España

LNC CULTURAS IR

«El éxito de María Salerno alcanzó tal magnitud que todo el mundo quiso conocerla en persona, físicamente, saludarla, hablar con ella...» | FERNANDO RUBIO Ampliar imagen «El éxito de María Salerno alcanzó tal magnitud que todo el mundo quiso conocerla en persona, físicamente, saludarla, hablar con ella...» | FERNANDO RUBIO
Fulgencio Fernández | 24/01/2022 A A
Imprimir
María Salerno, la leonesa que hizo llorar a España
El León de Fernando Rubio De la pequeña localidad de Colle, fue la voz que hizo derramar muchas lágrimas a millones de españoles entre 1971 y 1974
«¡Cuánto nos hiciste llorar!» contaba la revista Lecturas que le gritaron a la leonesa María Salerno, unos años más tarde de haberse emitido el serial radiofónico 'Simplemente María', en el estreno de una de sus películas cuando dio el salto a actriz de cine después de haber participado como azafata en otro programa legendario, en este caso de la televisión, el ‘Un, dos, tres...’ que inventó el gran Chicho Ibáñez Serrador y que no dudaba en explicar que «en cuanto le vi los ojos a María supe que tenía que ser una de mis azafatas».

Pero, recordamos, antes de la tele, antes del cine, María Salerno había sido la protagonista de la radionovela 'Simplemente María', una radionovela de 500 episodios, millones de españoles que estuvieron tres años pegados al aparato de radio, sufriendo con las aventuras que escribía Guillermo Sautier Casaseca y llegaban a las cocinas en la voz de una leonesa nacida en Colle, un pequeño pueblo del municipio de Boñar, y que dio sus primeros pasos artísticos con el nombre de Marta Monterrey.

Y esta mujer, un verdadero fenómeno de masas en los años 70, visitó su tierra en 1971 y allí estaba la cámara de Fernando Rubio, ¡cómo no!, que comprobó la enorme popularidad de la leonesa y, por ello, ahora la quiere recuperar de su archivo para ‘protestar’ por el injusto olvido de quien gozó de tanta fama. «Con mis fotografías de 1971, medio siglo exacto, quiero luchar contra el olvido de una leonesa de éxito, para recuerdo de los más veteranos y conocimiento de sus paisanos más jóvenes y envío a María Salerno un gran abrazo en la distancia».

El periodista José Antonio Pardellas recordaba a la leonesa en un reportaje de 2015 en El Día y escribía de ella un texto que nos acerca a la verdadera dimensión del fenómeno: «María Salerno fue la protagonista de la mujer sufridora, pero al mismo tiempo brillante y triunfadora. El éxito de la actriz alcanzó tal magnitud que todo el mundo quiso conocerla en persona, físicamente, saludarla, hablar con ella, tocarla; y era visitante habitual de las emisoras de radio, periódicos y televisiones, que se disputaban entrevistas, fotografías y declaraciones.

El cronista todavía recuerda cuando llegó a Tenerife María Salerno. El aeropuerto de Los Rodeos, a rebosar de miles de seguidores, especialmente mujeres, que habían seguido, a lágrima viva, cada episodio, más de quinientos, de aquella joven mujer que, según el argumento, había salido de Santander para emplearse como sirvienta en un domicilio de Madrid y sufrir una serie de desventuras».

María nació en la pequeña localidad de Colle y pasó allí su infancia, alguna vecina conserva su foto de Primera Comunión con ella, pero después su familia emigró y ella regresó pocoTiene razón Fernando Rubio que no se entiende bien su olvido, especialmente en León, su tierra, aunque los más veteranos de sus paisanos de Colle sí recuerdan a Marta Monterrey o María Salerno, aunque se fue bastante joven y no regresó en exceso por esta pequeña localidad. Se acuerdan fundamentalmente de su infancia en Colle, entre los de su edad las hay que guardan las fotos de la Primera Comunión con esa cara de niña buena tan propia de este día y comentan ya lo guapa que era, con sus espectaculares ojos azules, aquellos que no podían lucir en la radio pero sí sedujeron al gran Chicho. «Lo que ocurrió es que la familia emigró y María llevó desde muy joven una vida muy ocupada. Lo que sí recuerdan es que 'Simplemente María' era «de obligado cumplimiento en el pueblo. Pasabas por la calle y escuchabas en todas las cocinas la voz de nuestra paisana en aquel serial».

Sí fue una verdadera estrella en su visita a León y fue de alguna manera madrina de una Cultural que ya se encaminaba a vivir una de las etapas más gloriosas de su historia, aquella de los años 70 con Marianín, Villafañe, Ovalle, Maño, Piñán, Larrauri... El entonces presidente Ángel Panero Flórez fue su anfitrión en la visita leonesa, le entregó un cuadro con un escudo de la Cultural y le presentó a todos los integrantes del Club, desde el pater al utillero y los jugadores, con los que María fue encantadora.


Salto a la televisión y al cine


Del serial radiofónico saltó a la tele, y fue una de las primeras azafatas del ‘Un, dos, tres...’ junto a otras recordadas protagonistas: Agatha Lys, Blanca Estrada, Victoria Abril o la cantante Nina, entre otras. También aparecía María en aquella época en otro recordado programa musical, Aplauso.

No tuvo tanta suerte la leonesa en su etapa en el cine, sus películas no gozaron del favor de sus apariciones en la radio o televisión y María Salerno saltó del spaguetti western al cine del destape, algunas recordadas portadas en Interviú y una etapa de silencio que un pequeño suelto del Diario ABC cerraba el 22 de abril de 1985 cuando escribía: “María Salerno o Simplemente María como todavía la recuerda media España, la chica del eterno porvenir, que, no pudiendo aguantar más esperando a que alguien marcase su número de teléfono para hacer algo en el mundo del espectáculo, se ha decidido a abrir dos peluquerías que le reportarán los dineros suficientes para seguir esperando, pero sobre seguro». Finalizaba el suelto que contaba el ostracismo de la de Colle con una pequeña broma: «El negocio lo ha establecido con buena vista en los aledaños del estadio Santiago Bernabéu, sede deportiva de un equipo que lleva un año poniéndoles a sus seguidores los pelos de punta”. (La temporada anterior, 83-84 le había ganado la Liga al Madrid el Bilbao de Javier Clemente por un gol de diferencia y en la 84-85 el Madrid quedó a 17 puntos del Barça)».

Parece que nadie llamó a su teléfono pues María no volvió a gozar de las luces de los focos del cine o la televisión. Y ya que ella es de Colle se podría recordar, como anécdota, que otra famosa de la tele —la pianista Mari Cruz Soriano— está vinculada a otro pequeño pueblo de la comarca, Veneros, en cuyas recordadas minas trabajó su padre.

Pero ella ya no nació allí.
Volver arriba
Newsletter