Publicidad
Margarita Torres: "No se contempla de momento la vuelta del Archivo Histórico a Julio del Campo"

Margarita Torres: "No se contempla de momento la vuelta del Archivo Histórico a Julio del Campo"

ACTUALIDAD IR

Imagen de las estanterías metálicas que sostienen las cajas con la parte histórica del Archivo Municipal en la Casona de Puerta Castillo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Imagen de las estanterías metálicas que sostienen las cajas con la parte histórica del Archivo Municipal en la Casona de Puerta Castillo. | MAURICIO PEÑA
Joaquín Revuelta | 30/11/2015 A A
Imprimir
Margarita Torres: "No se contempla de momento la vuelta del Archivo Histórico a Julio del Campo"
Municipal La intención de la concejala del Ayuntamiento de León es que las dependencias del Archivo en la Casona de Puerta Castillo queden separadas de la parte romana
Las obras de acondicionamiento del acceso al adarve de la muralla obligará a introducir algunos cambios en la actual estructura de la Casona de Puerta Castillo donde actualmente se ubican el Centro de Interpretación del León Romano, que ocupa toda la planta baja del histórico inmueble; una parte sustancial del Archivo Histórico Municipal, instalado en la primera planta, y la exposición permanente ‘León, cuna del parlamentarismo’, que hasta ahora ocupaba la planta superior del inmueble ubicado en la plaza de Puerta Castillo y que va a ser desmontada por completo y trasladada en parte al Palacio del Conde Luna, edificio que unificará todo lo concerniente al León medieval.

«El problema ha surgido con el Archivo, que impide el acceso directo y lo que se está haciendo es reestructurar sus instalaciones para dejar un paso habilitado para lo que es la parte romana», explica la concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo Margarita Torres, que de momento no tiene intención de trasladar el depósito de documentos que se custodia en este Archivo y que datan de los siglos XIII al XIX, ambos inclusive, afectando por el contrario a la biblioteca auxiliar del Archivo, formada por alrededor de 5.000 ejemplares de bibliografía especializada, y a zonas de exposiciones permanentes y temporales. «Por explicarlo de alguna manera, se trata de dividir en dos y que el Archivo quede completamente aislado de la parte romana. Eso te obliga a que algunos de sus contenidos haya que reubicarlos, otros se recoloquen y los que no sean completamente necesarios devolverlos a las instalaciones de la calle Julio del Campo», señala Torres Sevilla.

El problema ha surgido con el Archivo Histórico y lo que se está haciendo es dejar un paso habilitado para la parte romana Aplicando un criterio museístico, la concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo pretende que desde la plata baja se tenga un acceso individualizado a la planta superior y que la gente que quiera ir al Archivo lo haga por su propio acceso.

Margarita Torres cree que las instalaciones del Archivo Histórico Municipal de la calle Julio del Campo están preparadas para acoger la parte histórica que ahora alberga la Casona de Puerta Castillo. «Hay un criterio en archivística que es la unidad de archivo. El Archivo estuvo unificado y claro que las instalaciones de la calle Julio del Campo están preparadas para acogerlo, entre otros motivos porque los documentos salieron de allí. Por supuesto que esa documentación histórica se podría acoger en esas instalaciones, pero de momento vamos a optar por dejar las cosas como están, y lo que estamos haciendo es readecuando las instalaciones. De momento estamos reestructurando aquello precisamente para dotar de mejores accesos, mejores salidas y mejores posibilidades desde un criterio museístico y museológico», destaca la edil.

Documentos históricos


De lo que se trata es de unificar un itinerario expositivo, aplicando para ello un criterio museístico y museológico La sala de investigadores que ocupa una de las alas principales de la Casona de Puerta Castillo se tendrá que reestructurar y se hará en función de cómo vayan avanzando las obras de acceso al adarve de la muralla, que dependen de la Concejalía de Urbanismo. «De lo que se trata es de unificar un itinerario expositivo, aplicando para ello un criterio museístico y museológico», destaca la concejala, que reconoce se está valorando la ubicación de la exposición permanente de los 13 documentos de los siglos XIII al XVII, algunos de ellos tan relevantes como el privilegio signado de Alfonso IX de 1219, el de mayor antigüedad con que cuenta el Archivo Histórico Municipal. «Vamos a estar valorándolo todo, porque evidentemente en función de cómo se reestructure desde el punto de vista arquitectónico y museístico se van a reubicar las cosas, buscando la mayor operatividad y sobre todo cumpliendo con esos requisitos de coherencia expositiva que ahora mismo no tiene».
Volver arriba
Newsletter