Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Mareando sobre despoblación

Mareando sobre despoblación

OPINIóN IR

08/08/2019 A A
Imprimir
Mareando sobre despoblación
La España vaciada se ha vuelto un recurso para marear la perdiz en política. Sirve para desviar la atención de cuestiones más incómodas. Se divaga de la cuestión hace tiempo sin centrarse en las cuestiones que nadie discute. No se aprecia una auténtica voluntad de resolver el problema. Hay que decirlo taxativamente porque lo imprescindible para no despoblar, al margen de los romanticismos legítimos, pero poco realistas, ya se sabe.

Una cuestión previa que crea más confusión es que se mezcla el problema de provincias que nunca tuvieron mucha población, como Soria o Teruel, con el de otras que han perdido muchas decenas de miles de habitantes, como León u Orense. Es probable que en las provincias que nunca estuvieron muy pobladas no haya posibilidad de llevar población porque no son intrínsecamente atractivas. Por lo tanto mezclar la ‘España vacía’ con la ‘España vaciada’ es marear la perdiz para no llegar a ningún fin.

Por otra parte se repiten las comisiones, mesas redondas y declaraciones diciendo que «hay que hacer un estudio». Pero ¿qué estudio? No se discute que una conexión de internet de calidad y la señal de móvil de iguales características es imprescindible para fijar cualquier actividad económica. ¿Alguien supone que sin actividad económica se puede llevar población a alguna parte? Pues la conclusión está clara: antes de cualquier otra consideración hay que llevar internet y telefonía móvil de primera a las zonas despobladas.

¿Hay la disposición para hacerlo? ¿Qué medios van a poner las diputaciones? ¿Cuánto va a gastar el gobierno central en llevar la conectividad? ¿Asumirán los ayuntamientos parte del coste? ¿Van a dejar de divagar hablando de medidas que no sirven para resolver la despoblación si no hay banda ancha de internet y cobertura de teléfono móvil en los pueblos?

Un valioso recurso aplicable a León es poner en valor múltiples rincones visitables con buena accesibilidad y poco coste. Hay que llevar a cabo microactuaciones, como el acceso a la cascada de Nocedo, por toda la provincia. Eso contribuye a llevar la demanda turística a las comarcas leonesas desde las ciudades, donde se encuentra la población y la capacidad de consumir. Proyecto León presentó hace 4 años en la Diputación leonesa un listado de casi 100 lugares por todo el espacio rural leonés. No tuvo éxito. Que el nuevo equipo de gobierno tomase esta iniciativa de la mano de ayuntamientos y juntas vecinales sería una acción de choque contra la despoblación. Y por supuesto hay que cuidar mejor el Camino de Santiago, el mayor fijador de población del campo leonés. Hay tramos que mejorarían mucho con microactuaciones.
Volver arriba
Newsletter