Publicidad
Manuel García: "Es la legislatura en la que más a gusto estoy con todos los ediles"

Manuel García: "Es la legislatura en la que más a gusto estoy con todos los ediles"

ACTUALIDAD IR

El alcalde de Villaquilambre, Manuel García, en su despacho al inicio del mandato anterior. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen El alcalde de Villaquilambre, Manuel García, en su despacho al inicio del mandato anterior. | DANIEL MARTÍN
S.J. | 16/06/2020 A A
Imprimir
Manuel García: "Es la legislatura en la que más a gusto estoy con todos los ediles"
Área metropolitana Se cumplen nueve años desde que el regidor popular accediera a la Alcaldía de Villaquilambre, en un periodo solo interrumpido por la moción de censura
El pasado 11 de junio se cumplieron nueve años desde que el popular Manuel García accedió a la Alcaldía de Villaquilambre, tras ganar las elecciones del 22 de mayo. Son por tanto tres mandatos los que va a estar al frente del cuarto municipio de la provincia de León, aunque el anterior fue interrumpido por la moción de censura presentada por PSOE, Podemos, IU y UPL, que durante nueve meses hizo que gobernara el socialista Jorge Pérez Robles.

Al margen de esos meses, consecuencia de su imputación en la operación Enredadera, de la que finalmente fue absuelto, García asegura que «han pasado muchas cosas» en el Ayuntamiento y también en el municipio, pero sobre todo «se ha avanzado mucho». El regidor destaca algunas de ellas, como la considerable reducción de la deuda municipal. En estos nueve años ha pasado de 18 a 4,5 millones de euros, tras un plan de ajuste y los créditos del ICO, que han aliviado las arcas municipales de Villaquilambre.

Pero otro aspecto que destaca es la construcción de la Casa Consistorial, un proyecto que ha dotado de «un edificio moderno, acorde a los tiempos y que ha supuesto un salto de calidad tanto para los funcionarios que trabajan allí como para los vecinos que tienen que hacer trámites». Otro proyecto destacado para García es el tanatorio municipal, situado en el camino de los Mancebos y construido por Serfunle.

Pero García incide en «la estabilidad política» lograda en el Ayuntamiento durante estos años, sobre todo en el último mandato, después de que llegara a un acuerdo con Ciudadanos, Leonesistas por Villaquilambre y Viva Villaquilambre. «Es la legislatura en la que más a gusto estoy con todos los ediles», apunta García, que asegura que lo dice totalmente convencido. «Hago todo lo posible para que haya un buen clima de trabajo y tenemos todos unos objetivos comunes», agrega el regidor popular, que incide en que está «satisfecho» de todos los concejales incluidos en el equipo de gobierno tras la firma del pacto de Salamanca.

Precisamente gracias a este acuerdo, suscrito por estas formaciones junto al también popular Alfonso Fernández Mañueco, días antes de que lograra la Presidencia de la Junta de Castilla y León, se materializará en la ejecución de dos proyectos: el instituto y el centro de salud. Según García, pese a la paralización causada por el coronavirus, ambas infraestructuras «pueden estar antes de que finalice la legislatura», y para ello ya se han dado algunos pasos, como la cesión del terreno para el centro educativo y las reuniones para tal efecto en el caso del sanitario.

García recuerda además que el tercer punto del pacto, consistente en la paralización de la construcción de la central de biomasa en el término municipal, está garantizada, puesto que «recientemente lo ha dicho el consejero, han desechado la idea».

Otro proyecto que se desarrollará en los próximos años es la construcción de un cuartel de la Guardia Civil en Villaobispo, que hace «mucha ilusión» al equipo de gobierno, pero también «supondrá una garantía de seguridad» al municipio. La cesión del terreno al Ministerio del Interior es el siguiente trámite a efectuar por parte del Ayuntamiento.

El regidor asegura que aún no piensa en 2023, cuando se produzcan las siguientes elecciones, en las que podría afrontar su cuarto mandato como alcalde o el sexto como concejal. Pero también recuerda «lo peor» de estos nueve años, su imputación en la trama Enredadera. «Si se quiere investigar hay otros mecanismos mucho menos gravosos para lo personal y lo político, y el efecto es el mismo, sin montar el número que se montó», apunta García, quien destaca que muchos vecinos se quedan con la idea de que se lo llevó «la Policía y no se sabe si fue por un contrato de 12.000 euros o 5 millones».
Volver arriba
Newsletter