Manuales de resistencia

Manuales de resistencia

LNC CULTURAS IR

Portadas de los últimos números de las revistas vinculadas a las comarcas de Riaño, La Robla y los Argüellos. Ampliar imagen Portadas de los últimos números de las revistas vinculadas a las comarcas de Riaño, La Robla y los Argüellos.
Fulgencio Fernández | 12/01/2022 A A
Imprimir
Manuales de resistencia
Comarcas Tres revistas de la provincia siguen fieles a su cita con los lectores: Revista Comarcal, Alboral y Arbolio
No es nada fácil en los tiempos que corren sacar a la calle una revista ‘tradicional’, en papel, cuando ya la mayoría de los pueblos apuestan por una más sencilla página web o un grupo de Facebook. Requieren las revistas un esfuerzo suplementario, una financiación y un equipo de entusiastas que tiren del carro.

Las recientes fiestas navideñas —y el fin del funesto año 2021— nos dejó un manual de resistentes, tres publicaciones que acudieron a su cita con los leoneses y especialmente con los de su comarca, aquella en la que son editadas y a la que dedican la mayor parte de sus contenidos. Son ellas la Revista Comarcal Montaña de Riaño, que ya específica su ámbito geográfico; Alboral, que lleva en su nombre el de La Robla al revés haciendo un juego de significados con Alba; y Arbolio, que no es otro que el viejo nombre de los Argüellos leoneses, que une en su territorio las cabeceras de los ríos Bernesga, Torío y Curueño, siendo a éste último al que más ligada está la revista.

Tres supervivientes que, junto a otras como La Curuja, vinculada a Noceda del Bierzo, o la anual de CamparredOnda, son de las pocas que han podido mantenerse en estos complicados años. En el camino se han quedado históricas como El Mixto, Argutorio y tantas otras aventuras cargadas de altruismo.

De las tres, dos de ellas han apostado por combinar «papel y digital» y tienen un grupo de Facebook paralelo tanto Alboral como la Revista Comarcal. 


Revista Comarcal Montaña de Riaño


La primera noticia que aporta la Revista Comarcal Montaña de Riaño la encontramos antes de abrir sus páginas pues en la portada leemos: Número 77. Que ya es mucho decir para una publicación de este tipo. Muchos números, muchos años, para seguir el camino hasta el número 100.

Este número 77 mantiene la fórmula marca de la casa; un buen número de originales reportajes vinculados a la comarca de Riaño y un amplio cuadernillo central en papel salmón más centrado en la actualidad, las noticias y el sentido unas veces crítico y otras de propuestas de futuro.

La Revista Comarcal reúne los artículos históricos y de investigación con la actualidad de la zona En este sentido, llama la atención en este número un documentado trabajo de Carlos Cuenya, en el que rezuma tanto conocimiento como amor por esta tierra, unido a su habitual postura valiente e imaginativa. Se llama ‘Veinte propuestas para Valdeburón’, que va desde reunificar ayuntamientos con nueva capitalidad en Burón como habilitar un centro dedicado a la memoria de Lueje, el fotógrafo por antonomasia de la Cordillera Cantábrica. La primera y la última propuesta nos dan una idea de todo lo que cabe en medio.

Curiosamente uno de los artículos de la revista está dedicado a Antonio de Valbuena, que tengo para mí que si viviera en la actualidad sería una especie de Carlos Cuenya.

Desde micología a pinturas rupestres completan las 80 páginas de la última entrega de la Revista Comarcal.


La Robla, ayer y hoy, del derecho y del revés


Alboral se subtitula como ‘Revista Cultural de la Villa de La Robla’, nombre con el que han jugado para el nombre pues tiene reminiscencias de ‘al alba’, al nacer, de las tierras de Alba y del nombre del lugar escrito al revés.

Lo del ‘alba’ del nacimiento tuvo mucho sentido pues no había excesiva tradición en la comarca y nacieron con miedos e incertidumbres pero, como ocurre con la Revista Comarcal, su propia numeración nos avisa de que se ha consolidado, doce años y más de uno de pandemia, les dan crédito para creer en ellos y en su futuro.

En el número 24 (dos al año) que acaba de llegar a los lectores y puntos de venta siguen recorriendo en su portada —y completan en el interior— los pueblos de la comarca y en esta ocasión le toca el turno a Puente... de Alba; cuya historia resume Pedro Nieto en sus tradicionales ‘chascarrillos’ ilustrados: «Salomónica verdad / Peña el Asno se reparte / tiene Alcedo una mitad / Puente de Alba la otra parte».

La ‘anécdota’ que desvela Alboral es que un músico roblano es el nuevo alcalde de Puertollano Mantienen en este número las secciones habituales pero, explican en su saluda, «por primera vez tenemos una receta culinaria. Esperemos que sea el inicio de más platos de nuestros lectores y lectoras y que se animen a compartir con nosotros». Y es que una de las señas de identidad de Alboral es que están abiertos a la colaboración, desde su estructura con una Junta Gestora en vez de director a la oferta permanente de colaboración, que en todos los números tiene nombres propios. En esta ocasión podría ser la escritora Nohelia Alfonso Sáez. O Alfonso García. También el joven Raúl Álvarez, que entrevista a todo un premio Príncipe de Asturias del Deporte. Y roblano. El atleta José Manuel García.

No podía faltar el viaje a las viejas imágenes del buscador Juan Carlos Ibán Villagrá, la historia comercial de La Robla de la mano de Ángel Cavia Legarreta, el artesano de la madera Francisco González Ferreras y sus obras roblanas, el repaso del deporte o los hechos extraordinarios que han ocurrido en estas tierras a lo largo del tiempo. O la especial mirada a las manos que nos propone Mario.

Y una curiosidad, la de un músico de esta tierra que triunfa lejos de ella, pero no por ofrecer conciertos sino porque acaba de tomar el bastón de mando de alcalde... de Puertollano, tierra a la que le llevó la música.


Arbolio, un lujo cultural y turístico que sigue adelante


Igual que las otras dos publicaciones que reseñamos en estas páginas la revista Arbolio también ofrece mucha información en su portada. No es poco saber que ya van por su número 11 pero lo primero que llama la atención al cogerla en las manos es la única frase que en ella han puesto sobre una entrañable foto de un niño con su perro: «Seguimos adelante» que, como hemos repetido, no es poco, ni mucho menos.

Esta revista Arbolio es un lujo, de edición y contenidos, de papel y fotografías. Y es, además, gratuita. Tal vez tenga mucho que ver en todo ello el agradecimiento que en su primera página hacen a «el constante apoyo moral y material de la señora doña Yolanda Fierro Eleta, descendiente del fundador de la saga de Los Fierro de Lugueros».

La cuidada revista de ‘los Argüellos’ es gratuita y agradece el mecenazgo de Yolanda Fierro Eleta Arbolio se convierte en un pequeño libro (82 páginas) que va recogiendo cuidados artículos de firmas muy conocidas, literatos, historiadores, especialistas en turismo... Sirva como ejemplo el artículo que abre este número: ‘Los ojos del icono. Arte sacro en el bajo Curueño’, en el que Ángel Fierro hace un minucioso y poético repaso a la riqueza artística y monumental religiosa, manteniendo una mirada atenta a la naturaleza y el paisaje.

Es la puerta de entrada a otros 15 artículos en los que prima la variedad. Miradas sobre diversos aspectos de Vegarada, Lugueros, la Ruta de Santa Ana, los puentes perdidos de Valdelugueros, el Camino Olvidado, el castillo de Santa Colomba de Curueño o la Cueva de Llamazares que se entrelazan con la recuperación del oso cantábrico, las reflexiones sobre el patrimonio rural en los Argüellos, la poesía popular tradicional del Alto Curueño o el recuerdo de una tarde de bolos, por citar alguno de los asuntos que aborda este nuevo número de Arbolio, la revista que ya avisa: «¡¡Seguimos adelante!!».
Volver arriba
Newsletter