Publicidad
Manos leonesas para cuidar a los aspirantes al triple oro

Manos leonesas para cuidar a los aspirantes al triple oro

DEPORTES IR

El leonés Emilio Martín y Dani Llorente son los dos fisioterapeutas del equipo nacional de balonmano, este jueves en Budapest. Ampliar imagen El leonés Emilio Martín y Dani Llorente son los dos fisioterapeutas del equipo nacional de balonmano, este jueves en Budapest.
Jorge Alonso Macía | 28/01/2022 A A
Imprimir
Manos leonesas para cuidar a los aspirantes al triple oro
Balonmano Emilio Martín es de nuevo el fisioterapeuta de la selección española en el Europeo que vive este fin de semana su resolución
«Aquí no hay días de descanso». El leonés Emilio Martín apura su escaso tiempo libre en la habitación del hotel de concentración de la selección española de balonmano en Budapest, donde entre este viernes y el domingo se deciden las medallas del Campeonato de Europa. Fisioterapeuta de la selección desde la llegada de Jordi Ribera al equipo nacional hace ya 5 años, repasa el ‘planning’ del día con muy pocos espacios para leer, actividad principal en un tiempo libre «en el que normalmente aprovecharíamos para visitar un poco la ciudad, pero en esta ocasión no podemos salir del hotel por las medidas de la organización para evitar contagios».

Con el último entrenamiento del equipo nacional antes de medirse a Dinamarca previsto para las cinco de la tarde, desde casi una hora antes los jugadores comienzan a pasar para vendarse o los últimos retoques antes de la sesión de trabajo, «en la que también hay siempre un fisio por si las moscas». Y es que explica que en el día más tranquilo de todo el campeonato, el del desplazamiento desde Eslovaquia hasta Hungría «pasaron 6 jugadores y tuvimos que recoger todas las cosas, moverlas y volver a montar la zona de trabajo que tendremos aquí en Budapest».

Cambia su rutina de trabajo respecto a un día de partido como el de hoy, en el que «se alargan las horas, desde por la mañana hay algún jugador que te pide que le eches un vistazo de última hora, luego hay otros que tienen por rutina pasar por el fisio antes de jugar, habrá que vendar a los jugadores que lo necesiten y después del partido siempre hay alguno que pasa para que le veamos algún golpe o alguna molestia».

Una rutina más o menos habitual con respecto a otros campeonatos, pero que como en los Juegos Olímpicos de Tokio o en el Mundial de Egipto, han tenido a la pandemia como compañera y también protagonista. En ese sentido, explica Martín que lo principal pasa por trabajar «con mucho cuidado, tenemos mucha precaución y tenemos la suerte de tener buenos espacios para trabajar que se pueden ventilar sin problema». Medidas de precaución que vienen desde la concentración previa al Europeo en España «en la que además las pruebas que exigía la organización se han hecho muchas más y se ha tenido especial cuidado en las zonas comunes y en los entrenamientos».

El Covid ha marcado irremediablemente este europeo, con más de 150 jugadores contagiados, entre ellos dos españoles a pesar de las medidas como es el caso de Ian Tarrafeta y Joan Cañellas, una situación «que era muy raro que no fuera a pasar, nos damos con un canto en los dientes por no haber tenido los casos de Alemania o Croacia». La lesión de Aron Palmarsson ha abierto además el debate de si es recomendable que los jugadores vuelvan inmediatamente a jugar tras pasar por el confinamiento en una situación que asegura Emilio Martín «depende mucho del caso, en el nuestro los dos han tenido síntomas muy leves y han estado haciendo un trabajo físico específico en sus habitaciones, sí es verdad que por ejemplo en el caso de Ian cuando salió y jugó al día siguiente me dijo cuando acabó el partido que estaba fundido, es lógico porque estás encerrado y ni siquiera puedes dar un paseo, haber pasado ahí esos días les ha podido suponer una pequeña factura a nivel físico y también mental por no estar en contacto con la gente, no poder hacer tu rutina... pero es cierto que quizás ese trabajo físico ha sido clave». Además, varios de los jugadores del equipo español han tenido en un año además de la actividad con sus clubes, un Mundial, unos Juegos Olímpicos y ahora un Europeo, una situación que advierte Martín «sí se nota en cuanto a carga física, pero Jordi ha sabido compensarlo dando oportunidades a varios jugadores y no se nota tanto».

Y es que a pesar del cambio de ciclo en el equipo español, volverá a pelear por las medallas un campeonato más asegurando el leonés que «los veteranos han hecho que la cohesión del grupo haya sido muy rápida y el equipo sea el mismo de siempre». En su caso, buscará nada menos que su sexta medalla con el equipo nacional, un hito para el que «las sensaciones son muy buenas, creo que si Dinamarca quería jugar contra España, nosotros teníamos más, pase lo que pase creo que el equipo ya ha hecho un buen campeonato y hay que darle el mérito que tiene».
Volver arriba
Newsletter