Publicidad
Málaga 0 - Deportiva 2: 'Zapatazos, paradones y seriedad'

Málaga 0 - Deportiva 2: 'Zapatazos, paradones y seriedad'

DEPORTES IR

Sielva acude a celebrar el gol con su banquillo. | LALIGA Ampliar imagen Sielva acude a celebrar el gol con su banquillo. | LALIGA
J. C. | 23/01/2021 A A
Imprimir
Málaga 0 - Deportiva 2: 'Zapatazos, paradones y seriedad'
Fútbol / Segunda División Un golazo de Sielva de volea encarrila el triunfo de una Ponferradina que aguantó el 0-1 con 3 grandes intervenciones de Caro y sentenció con un disparo lejano de Panadero
Un golazo de Sielva, tres grandes paradas de Caro y la sentencia de Panadero en un tramo final que incluso pudo hacer acabar el partido en goleada dieron a una Deportiva muy seria un valioso triunfo (0-2) en el campo de un Málaga que se estrelló contra el entramado defensivo de un conjunto berciano en el que Sielva y Morán estuvieron soberbios en el centro del campo.

Marcó la Ponferradina en el primer tiro a puerta del partido y en la única ocasión que hubo en una primera media hora en la que la posesión era de los locales, pero los visitantes se sentían cómodos y no sufrían.

Cierto es que tampoco llegaban, pero ni siquiera lo necesitaron para adelantarse porque de una jugada a balón parado, otra más que acaba dando petróleo a los de Bolo, acababa llegando el tremendo misil de Óscar Sielva.

En el último cuarto de hora de la primera mitad Curro rozó el 0-2 en una falta y el Málaga tuvo tres ocasiones Fue en un córner que la defensa llegaba a despejar pero Paris volvía a poner de cabeza en la banda, donde Iván Rodríguez conectaba con Morán, que ponía un centro hacia una frontal en cuyo lado derecho aparecía Sielva para enganchar sin dejar caer el balón una espectacular volea que dirigía hacia abajo y entraba pegada al palo.

En un día complicado y lleno de bajas, pues el último fichaje, Aguza, debía cumplir un partido de sanción, y cuatro piezas clave como Larrea, Hernando, Ríos Reina y Doncel no estaban disponibles, se le ponía de cara el partido a una Deportiva en la que Bolo había sorprendido colocando a Iván Rodríguez, en el regreso a su casa, de lateral izquierdo en vez de Castellano, y sentando a Yuri en detrimento de la pareja formada por Kaxe y Romera.

Con el 0-1 se llegaba al descanso pese a que tocó sufrir en un último cuarto de hora en el que hasta tres veces rozó el Málaga el empate. ¿La más clara? Fue en un enorme pase de Juande, al hueco y hacia la banda para Muñoz (que estaba en una posición muy justa que el VAR hubiera tenido que revisar de acabar en gol), que ponía el centro para la llegada de Rahmani, que absolutamente solo remataba de primeras pero no lo dirigía entre los tres palos y se le marchaba ligeramente a su izquierda.

De un córner y un centro de Morán nació el 0-1 y de una buena jugada de Valcarce la sentencia en el minuto 88 En las otras dos quien apareció fue Caro, primero para sacar con los pies un tiro a la media vuelta dentro del área de Rahmani, y después para despejar un disparo desde la frontal de Cristian que no sólo iba pegado al palo sino que se había envenenado al botarle justo delante al portero.

Eso sí, en esos minutos de toma y daca también la tuvo la Ponferradina. Cada tiro de falta lo convierte Curro en peligro e incluso en uno lejanísimo, en el que sólo colocaba dos hombres el Málaga en la barrera, buscaba puerta, daba al balón un efecto de dentro hacia fuera, y veía cómo por milímetros no acababa encontrando portería.

Con una durísima entrada de Mejías (el peor con diferencia sobre el césped) que bien podría haber sido roja aunque se quedaba en amarilla, comenzaba una segunda mitad en la que salía mejor la Deportiva, pero poco a poco se iba volteando el dominio en favor de un Málaga que vivía cada vez más cerca del área berciana, pero no conseguía traducirlo en oportunidades.

Con 0-1 Yuri se topó con el palo y, en el descuento, el portero evitó su gol en tres sensacionales paradas De hecho, durante media hora no hubo ni una sola ocasión en ninguna de las dos áreas, concentrándose todas las de la segunda mitad de ahí al final.

Así, en una acción aislada, de nuevo tuvieron que aparecer los pies salvadores de Caro. Porque centraba Jairo desde la izquierda hacia el segundo palo, donde Caye Quintaba cabeceaba hacia el centro buscando la llegada de Rahmani, que se anticipaba a su par y conectaba un buen cabezazo que iba abajo aunque algo centrado, haciendo gala de reflejos el meta para repeler el remate.

Tenía el Málaga el empate pero también la Ponferradina la sentencia, en una sensacional jugada de Yuri que el palo impedía que tuviera el premio del gol. Porque el brasileño, que había salido sólo unos minutos antes al campo, hacía dentro del área una pared con Panadero, en la que tanto el pase del extremo como el disparo del delantero eran de primeras, pero el tiro cruzado golpeaba en el poste.

No llegaría ahí, pero sí en la siguiente transición berciana ante un rival volcado, el 0-2. Sería en una acción individual de Pablo Valcarce, que se iba de varios rivales hasta ser derribado al borde del área, yendo el balón hacia la posición de un Panadero que según le llegaba soltaba un ‘zapatazo’ cruzado que superaba al meta.

La victoria estaba en el bote y, si no fue más amplia, fue por los tres paradones con los que, en el descuento, Barrio evitaba que Yuri se uniera a la fiesta en dos ocasiones, una de ellas doble, del brasileño.
Volver arriba
Newsletter