Publicidad
Lydia Valentín, a por el más difícil todavía

Lydia Valentín, a por el más difícil todavía

JUEGOS OLíMPICOS TOKIO 2020 IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso Macía | 22/07/2021 A A
Imprimir
Lydia Valentín, a por el más difícil todavía
Juegos Olímpicos La de Camponaraya buscará su cuarta medalla olímpica en sus cuartos Juegos en una categoría en la que nunca ha participado
Que dos de ellas fueran recibidas con posterioridad por las trampas de sus rivales no le quita un gramo de importancia a las tres medallas olímpicas que Lydia Valentín posee.

La deportista leonesa más laureada de la historia olímpica afronta en Tokio los que a priori serán sus últimos Juegos y en los que buscará el más difícil todavía, lograr su cuarta medalla en una categoría que hasta el próximo 2 de agosto cuando compita le es totalmente ajena.

Son las consecuencias de la mala fortuna y de un sistema de clasificación que ha hecho justicia al desgobierno que es la Federación Internacional de Halterofilia (IWF) y que, sumándole los casos de dopaje que no terminan de atajarse, apuntan a sacar el deporte del programa olímpico. La berciana tenía la clasificación prácticamente asegurada en los 81 kilos, su categoría tras Río 2016 y en la que ya se había proclamado campeona del mundo. Sin embargo, una gastroenteritis le impidió competir en el Europeo, en el que necesitaba puntuar para lograr la clasificación olímpica a través del ránking mundial.

Así las cosas, aprovechó el enésimo cambio de sistema de clasificación la berciana para viajar a Cali (Colombia) y sin ni siquiera competir lograr la plaza olímpica en el peso superior de 87 donde apenas había halteras con sus números en el proceso de clasificación.

Será la primera vez que Lydia compita en un peso en la que la china Wang parece tener asegurado el oroEs por tanto una incógnita saber de qué será capaz Lydia Valentín en esta nueva categoría, donde volverá a encontrarse con rivales conocidas estos últimos años. Parte la berciana con la séptima mejor marca de los participantes aunque sin habiendo registrado aún peso en esta nueva categoría. Obviamente el aumento de masa muscular permitirá a Lydia mejorar su marca a priori, pero habrá que ver si eso le da para estar en el podio.

Difícil parece que nadie se pueda acercar a la china Zhouyu Wang, actual campeona del mundo. Es esa última cita en Pattaya 2019 (el año pasado no hubo Mundial por la pandemia) la más reciente para intentar tomar referencias. Entonces la plata fue para la norcoreana Kim Un-ju, que no estará al haber renunciado su país al viajar a Tokio, mientras que sí estará el bronce, la ecuatoriana Tamara Salazar. que es la otra gran aspirante al podio. Ante la ausencia de la norcoreana, saben que tienen una oportunidad única de lograr una medalla olímpica la chilena María Fernanda Valdés, la venezolana Naryury Pérez o la dominicana Crismery Santana. Una participación y una nómina de favoritas por tanto muy latina en la que habrá que ver cómo se confeccionan los grupos, ya que habrá varias halteras que tengan que competir en el grupo B, por la mañana, sin poder contar con esa variante táctica en la selección de pesos que por la tarde si tendrá lugar entre las grandes favoritas.

La sede que acogerá la competición será el Foro Internacional de Tokio, concretamente un auditorio con capacidad para 5.00 personas que, a pesar de no poder contar con público, ofrecerá una espectacular imagen para todo el mundo.
Volver arriba
Newsletter