Publicidad
Luengo: "Es necesario tener una cultura del esfuerzo y del sacrificio"

Luengo: "Es necesario tener una cultura del esfuerzo y del sacrificio"

ACTUALIDAD IR

José Pedro Luengo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen José Pedro Luengo. | MAURICIO PEÑA
Víctor S. Vélez | 27/10/2019 A A
Imprimir
Luengo: "Es necesario tener una cultura del esfuerzo y del sacrificio"
Empresa El empresario del año para el CEL realiza un diagnóstico de la provincia y pide a los leoneses que "apuesten por aquellos que lo hacen por León"
El Círculo Empresarial Leonés (CEL) designó hace unos días a José Pedro Luengo, presidente de Paso Honroso, como 'Círculo de Oro 2019'. En una gala que se celebrará el 22 de noviembre en el Palacio de Exposiciones, Luengo recibirá la máxima distinción del CEL que le reconoce como el empresario leonés más destacado del año. En la entrevista que ha concedido a este periódico, repasa la situación económica de la provincia, los problemas actuales y los sectores con más oportunidades para invertir.

–¿Qué ha supuesto ser reconocido con el Círculo de Oro 2019?
–Para mí es una satisfacción, un gran orgullo este reconocimiento de mis compañeros del CEL. Al final es un trabajo de 30 años en los que hemos ido avanzando, creciendo y apostando por León.

–¿Cómo se presenta la gala del premio del 22 de noviembre?
–Con muchos nervios, pero también con mucha ilusión. Es una gran satisfacción personal. Uno trabaja con un objetivo pero no con el reconocimiento público, así que cuando llega sorprende. El mérito es de todo el grupo de trabajadores. También es un día para compartir con la familia y los amigos, porque para mí también es un reconocimiento a mi padre, un empresario y trabajador de toda la vida. Cualquiera de los cuatro hermanos podrían ser merecedores de este premio.

–¿Cómo ha sido el crecimiento de Paso Honroso hasta llegar a facturar con 64 millones de euros?
–Empecé trabajando en el año 1991 en la gasolinera de mi padre en Hospital de Órbigo. Antiguamente muchos tractores y camiones iban a repostar allí, pero poco a poco fueron desapareciendo esos grandes clientes. Entonces apostamos por llevar ese suministro a casa. Cambiaron las calefacciones de carbón a gasóleo y empezamos a crecer. Abrimos una delegación comercial en La Bañeza, al año siguiente otra en León. Luego montamos nuestra propia gasolinera en San Andrés del Rabanedo, Espacio León, Onzonilla, Mercaleón y Benavente. En distribución abrimos en Hospital de Órbigo, luego en Onzonilla y también en Gijón y Salamanca. Seguimos implantados y con una cuota de mercado importante y el año pasado nos transformamos en operadores nacionales y ya vendemos en toda Castilla y León, País Vasco, Asturias, Cantabria y Galicia.

–¿Cómo es su apuesta por dar empleo a las personas con discapacidad?
–Las cinco gasolineras que tenemos son centros especiales de empleo, con más de 50 trabajadores con algún tipo de discapacidad. Esa es nuestra parte social, de la cual estamos orgullosos.

–Después del Olímpico, ¿qué otros proyectos tiene en mente?
–Ahora lo que hay que hacer es digerir, arrancar y que la sociedad de León disfrute del Olímpico. Es una apuesta personal mía por una zona cercana a León en la que hemos intentado dar unos servicios que considerábamos necesarios. Está teniendo muy buena aceptación y es un proyecto vivo que está aún sin terminar. El campo de golf lo inauguraremos para la primavera del año que viene, también la zona de eventos. Estamos contentos con la evolución. Necesitamos que, al igual que nosotros apostamos por León, los leoneses apuesten por los que lo hacen por su ciudad.

–¿Cuáles son las necesidades más apremiantes para el empresariado de León?
–Para los empresarios lo más apremiante sería que se quede la población en León. Que se invierta en León, que se busquen empresas fuera y dentro. Vengo de La Bañeza, yo nací y crecí en mi pueblo, me dio mucha tener que marchar a invertir fuera de La Bañeza viendo cómo se despoblaba. Lo mismo con los pueblos de alrededor. Para mí, ese es el principal problema que tiene León. Cada año somos 5.000 menos y es lo que me preocupa. Hemos hecho una inversión enorme pero lo único que realmente me asusta es la despoblación. Me encantaría que mi hijo se quedara a trabajar en León, si se tiene que ir fuera creo que he fracasado. También hay otras cuestiones como la presión fiscal.

–¿Hay en León la suficiente cultura emprendedora?
–Hay que favorecer la inversión pero hay un problema educacional. Cuando he ido a institutos a dar charlas, el 80 por ciento por cientos quieren ser funcionarios y el resto jubilados ¿Pero nadie quiere emprender? Falta cultura del emprendimento. La cultura del esfuerzo y el sacrificio es necesaria. Estoy orgulloso de mi gente, de lo que trabaja y lo que empuja.

–¿Cuáles son las sectores en los que puede haber más oportunidades?
–Espero que el sector servicios cambie porque es uno de los motores de la provincia. León necesita industria que genere otro puesto de trabajo diferente. Las nuevas tecnologías están bien y también son un motor junto al sector farmacéutico. Apostar por las TIC me gusta, pero me da miedo lo fácilmente trasladables que son. Es más difícil que se lleven una fábrica, un laboratorio o cualquier tipo de industria.
Volver arriba
Newsletter