Publicidad
Los vecinos de Valderas se unen para salvar el azud del molino

Los vecinos de Valderas se unen para salvar el azud del molino

ACTUALIDAD IR

Vecinos de Valderas en la reunión de este lunes por la noche. | L.N.C. Ampliar imagen Vecinos de Valderas en la reunión de este lunes por la noche. | L.N.C.
T.G. | 18/10/2017 A A
Imprimir
Los vecinos de Valderas se unen para salvar el azud del molino
Comarcas Una parte del mismo ya fue retirada la pasada semana, pero las obras de la CHD se suspendieron este martes por la presión vecinal
En Valderas estos días sus vecinos van todos a una. La decisión de Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) de retirar del cauce del río Cea el azud del molino les ha unido para reivindicar un espacio que sienten muy suyo. Los primeros trabajos de la CHD comenzaron el pasado miércoles, día en el que echaron abajo parte de este salto de agua en el río que sirvió en su día para dotar de fuerza un molino eléctrico y que ahora se había convertido en una parte patrimonial importante para los valderenses.

El azud dejaba a su paso un remanso en el cauce, con una playa hasta la que ir dando un paseo para pasar una tarde de primavera e incluso en la que darse algún chapuzón. Ahora en su lugar quedan algunas piedras que testifican un siglo de historia sobre el río Cea y aún queda una parte sin derruir, la que los vecinos quieren que no quiten para conservar al menos en parte este paraje.

El lunes por la noche más de un centenar de vecinos se reunió para tomar medidas con las que evitar que continúen los trabajos de la CHD. Lamentan lo hecho hasta ahora por las máquinas y quieren que estas cesen sus tareas. Por eso ayer el molino amaneció más transitado de lo habitual y una veintena de vecinos esperaba a primera hora evitar que continuase la demolición del azud. Las máquinas no prosiguieron con las labores. También por la tarde el molino estuvo concurrido, con muchos vecinos pendientes de las obras y la corporación municipal de la localidad mantuvo una reunión con responsables de Confederación para buscar una solución.

Mientras esta llega y no, los vecinos continúan mostrando su descontento y recogen firmas para que pare la demolición. En la plataforma Change.org consiguieron ayer más de 600 firmas en pocas horas. En esta petición piden conservar "un paraje histórico y natural además de un espacio lúdico inigualable". Todas las miradas continúan atentas al molino a al espera de que la Confederación Hidrográfica del Duero indulte lo que todavía no han derribado.
Volver arriba
Newsletter